senderos de extremadura
Garganta de Alardos

La Vera

COMARCA


[Establecimientos de Villanueva de la Vera en ALEX]
ÁMBITO DE ACTUACIÓN
monasterio de yuste

    Iniciamos nuestra andadura por esta bella comarca "de mano" de Don Victoriano Macías García, como Presidente de la Asociación para el Desarrollo Integral de la Comarca de la Vera y, como buen "verato", gran conocedor de sus costumbres, tradiciones, lugares emblemáticos, leyendas y de sus gentes.

    La Comarca de la Vera, según nos la describe su Presidente, se encuentra situada al nordeste de la provincia de Cáceres, entre la falda sur de la Sierra de gredos y el río Tiétar, con una extensión aproximada de 880 km2.

    La población gira en torno a los 28.000 habitantes aproximadamente, esta cifra refleja el descenso que se ha producido en nuestra Comarca si comparamos con años anteriores. El motivo de esta disminución de residentes en la Vera se debe al fenómeno de la migración que afectó a nuestra población en la década de los 60 con destinos fundamentalmente a Madrid, Barcelona y al extranjero, siendo el país más elegidos Francia.

    La Comarca de la Vera se compone de 19 municipios, siendo el de mayor población Jaraíz de la Vera y el de menor Gargüera.

    Nuestra zona se caracteriza por una gran riqueza tanto a nivel de recursos naturales, históricos, lúdicos, culturales y arquitectónicos.

    Desde el punto de vista de nuestros recursos naturales, por lo que a la climatología se refiere esta zona se caracteriza por tener un microclima de veranos cálidos e inviernos suaves y lluviosos, y el agudo desnivel desde los picos que superan los 2.000 metros, hasta las riberas del Tiétar a 400 metros, propician la existencia de un abundante ecosistema animal y vegetal. Las nieves recalan desde Noviembre hasta Mayo dotándola de un caudal de agua dulce que fluye por bravías gargantas y arroyos hasta remansarse en bellos rincones.

    Como complemento a este microclima, deben mencionarse, sin lugar a dudas, la Flora y la Fauna. Debido a que la vegetación existente es muy abundante, sería un tema muy amplio, pero es conveniente destacar la existencia de extensos bosques de robles, castaños, alisos y fresnos, de cultivados frutales como el ciruelo, la higuera o el cerezo, teniendo la posibilidad de encontrar en lo alto de las montañas los últimos acebos y tejos.

    Respecto a la Fauna, un amante de la naturaleza podría recrearse en esta zona por la variedad de especies animales que se pueden contemplar. En las cumbres de nuestras sierras se encontraría con la cabra montesa, siguiendo por las laderas y los montes observaría como corretean el zorro, el gamo, el ciervo o el lince y llegando a las gargantas aparecerían el tejón, la jineta, la comadreja y la nutria. En aguas de la Vera habitan el barbo, la trucha, la carpa, la tenca y el cangrejo entre otros.

    Por último, una mirada al cielo ofrecería la posibilidad de contemplar las aves grandiosas como el águila imperial o real, el buitre negro o leonado, el milano, el buho o la cigüeña, mientras simpáticos pinzones, jilgueros y carboneros dan vida a los frondosos árboles.

    En esta Comarca, la tierra es muy fértil, por ello cualquier cultivo podría sembrarse dando unos resultados positivos, siendo la meteorología un factor fundamental.

    La mayor parte de las explotaciones agrícolas son de regadío destacándose como principales cultivos el pimiento del que se extrae el famoso "Pimentón de la Vera" con su seleccionada Denominación de Origen aporta un carácter propio con su peculiar sabor a la variada y exquisita gastronomía tradicional.Y por otro lado, el tabaco siendo nuestra Comarca la mayor productora a nivel nacional repercutiendo en nuestro producto interior bruto.

    Después de haber contemplado todos los encantos naturales existentes en la zona, nos adentramos en su historia para hacer mención especial a S.M. El Emperador Carlos I de España y V de Alemania quién eligió como última morada nuestra Comarca, concretamente el Monasterio de Yuste donde se hizo construir a continuación su residencia y allí pasó sus últimos meses de vida puesto que llegó el día 3 de Febrero de 1557 falleciendo el 21 de Septiembre de 1558...

    Y podemos preguntarnos qué llevó a su Majestad a elegir nuestra Comarca, simplemente el encanto especial que ofrece desde todos los aspectos mencionados y son los que enorgullecen a sus habitantes e impactan a todos los turistas y forasteros como se dice en nuestra tierra. La magia de nuestra Comarca se ve ornamentada por la Declaración de cinco de sus municipios como CONJUNTOS HISTÓRICOS-ARTÍSTICOS por la conservación de su arquitectura popular caracterizada por sus construcciones de adobe, sus balconadas y portones (puertas) de madera, sus plazas, picotas, sus calles empedradas y el agua corriendo por las calles en sus regatos.

    Los municipos CONJUNTO HISTÓRICOS-ARTÍSTICOS son:

- Cuacos de Yuste

- Garganta de la Olla

- Pasarón de la Vera

- Valverde de la Vera

- Villanueva de la Vera

    Comenzamos nuestro paseo por la Comarca a través de estos cinco pueblos.

Entrada a la Iglesia del Monasterio de Yuste. Monasterio de Yuste Monasterio de Yuste

Cuacos de Yuste

    Cuando empezamosun recorrido por este bello paraje natural que es LA VERA, naturalmente lo iniciamos con el municipio en el que se ubica el Monasterio de Yuste, morada elegida por Su Majestad el Emperador Carlos I de España y V de Alemania.

    Esta villa se independizó en 1813 del Señorío de Plasencia, constituyendo en la actualidad una muestra viva del típico estilo de caserío verato. La naturaleza ha sido generosa con su entorno y sus muchos parajes naturales de Las Ollas, en la Garganta de Cuacos.

    Entre sus monumentos destacados encontramos: la PLAZA MAYOR PORTICADA, LA IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN del Siglo XV que alberga en su interior excelentes tallas como la de San Jerónimo del Siglo XVIII, un bello Retablo neoclásico o la presencia en el Coro de madera de un espléndido órgano del Siglo XVI realizado en Amberes y procedente del monasterio de Yuste. Una de las imágenes que por su curiosidad iconográfica llaman más la atención de los turistas que visitan la sacristía de nuestra Iglesia, es la de San Gil, talla de madera, vestido de sotana y cubierta su cabeza con un clásico bonete de cuatro puntas, vierte su pacífica mirada sobre el que la contempla. En otro tiempo, fue objeto de gran veneración, no sólo por los cuaca reños, sino también por los pencones (así son conocidos los habitantes de Aldeanueva). Existen variasversiones sobre el pleito mantenido entre ambas localidades.

    Sin embargo, según los datos encontrados en los documentos del archivo parroquial, los vecinos de Aldeanueva carecerían de tierras más allá de sus dos gargantas, la de San Gregorio y la de Guayos, que ciñéndola, cerraban el poblado. Por eso, a finales del siglo XVI el Concejo de Cuacos decidió darles, a modo de "ensancha", los terrenos que se extienden sobre una "villa romana".

    A partir de entonces, en la fiesta de San Gil, acudía en corporación el Consejo de Aldeanueva con su regidor al frente, pero era el párroco de Cuacos el que oficiaba la misa del Santo. Pues, aunque el terreno, en la jurisdicción civil, pertenecía al poblado de Aldeanueva, en lo eclesiástico, su jurisdicción siempre fue de Cuacos. Reseñar la famosa Casa de D. Juan de Austria o "Casa de Jeromín", hijo natural de S.M. Carlos V y Dña. Bárbara Blomberg, edificio rehabilitado, en el que está la sede de la Mancomunidad Intermunicipal de La Vera,presidida por Don Victoriano Macías García.

    La importancia de su casco antiguo, con un derroche de arquitectura popular que enmudece al paseante en cada fuente (destacar la fuente "Los Chorros"), en cada calle, en cada plaza, le han hecho merecedor de 1959 de la declaración de "Paisaje Pintoresco".

Garganta de la Olla

Garganta de la Olla    Una vez finalizada la visita al Monasterio de Yuste, a cinco kilómetros nos adentramos en el municipio de Garganta, anteriormente llamado "AD FAUCES", asentado en una "cubeta" u "olla" que conforma la Sierra de Tormantos y los relieves de San salvador y San Bernabé, quedando abierto al sur por donde corre una garganta natural llamada Garganta Mayor.

    Se conserva un importante núcleo urbano de arquitectura popular a base de mampostería con sillería granítica en las esquinas y entramado de madera con ladrillo o adobe. De ahí la declaración de Conjunto Histórico-Artístico en 1983. Del conjunto de casas catalogadas (que datan de S. XVI, XVII y XVIII), destacan: CASA DE POSTA, sobresale su columna higrométrica, fechada en 1576. En el fuste se aprecia una mancha oscura en el granito, debido al humedecimiento previniendo los largos temporales de lluvia; CASA DE LA MUÑECA, prostíbulo de la época de Carlos V, de ahí su color azul como también la muñeca esculpida en la jamba izquierda y las muñequitas de la cerradura. Ha desaparecido el mirador sobre el dintel de la puerta desde el que los caballeros, montados a caballo, observaban la exposición femenina en la balaustrada interior. El séquito de Carlos V era asiduo a este prostíbulo, convirtiéndose en una casade citas para la clase noble; HOSPITAL DE POBRES Y MENDIGOS, estaba atendido por un cirujano y un médico. Aquí se ingresaba a los vecinos para intervenirles quirúrgicamente aunque principalmente estaba concebido para personas forasteras. Su función desaparece en 1820, siendo sus últimos gastos por tratamientos a heridos durante la Guerra de la Independencia; EDIFICIO CONCEJIL, en su portal está la Picota de Suplicio donde presentaba al público a la persona que cometía alguna fechoría; MUSEO DE LA INQUISICIÓN, residencia de los Condes de Acevedo. Carlos V le concedió al hijo mayor de éstos el Título de Escribano Real, con derecho a transmitírselo a sus descendientes, por el buen trato recibido de los garganteños; CASA PARROQUIAL, se construyó alrededor del año 1759 con el importe de la venta de la Casa de las Muñecas, que al morir su dueña la dejó en herencia como Casa Parroquial, uso que no se llevó a cabo; CASA DE MOZAS DE FORTUNA, de idéntico fin que la casa de las muñecas pero menos monumental y afamada; CASA DEL PICAPEDRERO, del constructor de la torre, de origen vasco, se la contruyó para vivir y custodiar la herramienta. En el dintel está grabado el nombre, fecha y distintivo del constructor. Data del S. XVI; BARRIO DE LA HUERTA, amplio espacio urbano porticado, recientementerestaurado por Bellas Artes; CASA CARVAJAL, en ella nació D. Pedro de Carvajal, el que fue Capitán General de la Armada y Virrey de Nápoles. De ser cierta la Leyenda de la Serrana de la Vera, se cree que fue Luisa de Carvajal. Destaca el escudo nobiliario, el balcón y las labores de las vigas que separan la primera de la segunda planta; CASA DE LA PEÑA, verdaderamente original, es el más acusado ejemplo del aprovechamiento del espacio urbano. Accidentalmente, la peña está en plena calle utilizada sin ocupar más superficie que la de su propia base, para construir una habitación aérea. Hoy por hoy es la más emblemática del pueblo; TORRE E IGLESIA, la Torre tiene una altura de treinta metros. Tradicionalmente se admite que la cruz-puente que está en la azotea fue colocada en memoria de las víctimas de la Serrana de la Vera. La Iglesia de San Lorenzo del S. XVI está declarada de interés cultural y en su interior se encuentra uno de los pocos Órganos Barrocos que existen enEspaña, el cual funciona perfectamente.

Casa típica de Garganta de la Olla    La economía del municipio es agrícola y ganadera en un 80%, basádose fundamentalmente en la recogida de la cereza y la frambuesa. Si nos acercamos a Garganta podremos descubrir sus productos típicos, tales como los tasajos, morcilla de calabaza, cerezas y frambuesas y el vino de pitarra de fabricación propia.

 

Pasarón de la Vera

    Suiguiendo con nuestro paseo por la Comarca, nos adentramos en la localidad de Pasarón de la Vera, en la cual el visitante disfrutará al contemplar su arquitectura popular reflejada ensus construcciones tradicionales, sus rincones típicos y paisajes naturales. Todo ello le ha favorecido para la declaración de Conjunto de Interés Artístico en elaño 1998.

Palacio Condes de Osorio en Pasarón de La Vera    Dentro de los monumentos significativos nos encontramos con la IGLESIA DEL SALVADOR del Siglo XV-XVI, con interesantes Retablos barrocos y algunas imágenes góticas de Cristo crucificado, el PALACIO DE LOS CONDES DE OSORNO del Siglo XVI, edificación renacentista de Manrique de Lara que empezó a construirse en 1531 cuando éstos adquirieron el Señorío de pasarón. Su fachada principal de dos niveles se convierte en tres aprovechando el desnvel del Mediodía. Resaltar sus preciosos balcones y una gran galería arcada, dan gran vistosidad a tres de sus muros. En su interior contiene una bella escalera renacentista y majestuosas bodegas y en su exterior, resulta impresionante en la cubierta de su tejado con cinco peculiares, bellas y enormes chimeneas que lo rematan. En este palacio vivió Magdalena, primer amor de "Jeromín" o D. Juan de Austria. Este municipio cuenta con tres Ermitas: ERMITA DE NRA. SRA. DE LA BLANCA, ubicada a dos kilómetros del pueblo, es un verdadero santuario comarcal, celebrándose en este templo las dos romerías que se celebran en Pasarón. Esta construcción data del siglo XVI. De posterior fecha, (siglos XVII-XVIII), la ERMITA DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN y la ERMITA DEL CRISTO DE LA MISERICORDIA (finales del S.XVII). No debe olvidarse la CASA DE D. LUIS PRIETO del S.XVII.

    Además de todos los atractivos que pueden encontrarse al visitar Pasarón, debe mencionarse la Festividad de San Blas, debido a un curioso elemento procesional: el "BO", figura que acompaña a "Las Cajas" en su recorrido procesional por las calles.

Valverde de la Vera

Plaza de Valverde    Es de los pocos pueblos existentes en la Comarca que conserva claramente la arquitectura popular característica de la zona, siendo recordado siempre por los "regueras" de agua que corren por las calles del pueblo, quedando atónitos a la mayoría de sus visitantes.

    La Villa, sus aldeas y sus tierras pertenecieron, en un principio, a la dinastía de Monroyes, siendo su primer Señor Don Nuño Pérez de Monroy, Abad de Santander, Arcedeiano de Trujillo y de Campos, Canciller y Confesor de la Reina Doña María, desde finales del siglo XVIII, por privilegio y donación delrey Don sancho IV, confirmado por su hijo Don Fernando IV, el día 21 de Abril de 1309.

    Pertenecían al Señorío de Valverde, desde principio del Siglo XIV, las Aldeas de Viandar, Villanueva, Talaveruela, Madrigal y Salobar, pasando por último a Ávila en el Siglo XVII. También desde el Siglo XVII, perteneció a Valverde como Aldea Miramonte de Gallegos (hoy Pueblo Nuevo de Miramonte). Viandar y Villanueva se independizaron a mediados del Siglo XVII, los últimos fueron Madrigal y Talaveruela que fue a mitad del Siglo XIX. Como monumentos de interés histórico y cultural se encuentran el CASTILLO, LA IGLESIA, LA PICOTA, LA ERMITA DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO Y LA ERMITA DE LOS SANTOS MÁRTIRES (conocida como la Ermita de San Blas), reconstruída recientemente despuñes de estar más de 100 años en ruinas. No existen datos concretos, aunque todo apunta al Siglo XVI.

LAS FORTALEZAS Y EL CASTILLO:

    De la fortaleza primitiva contruida por los Monroyes durante el Siglo XIV, quedan algunos elementos arquitectónicos en la IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA MARÍA DE FUENTES CLARAS; lo principal es la cabecera de la iglesia, de planta hexagonal respondiendo al modelo de las Capillas de un edificio religioso normal, como torre de fortaleza, como puede observarse por las saetas, la cual tiene en la parte alta y en la torre del lado, con sus saetas y troneras, la cual fue transformada y adaptada al Campanario. La Iglesia en su conjunto, forma parte de la Fortaleza. Sugiere una posible existencia de una "Ribat", bajo la actual Iglesia acastillada. En las fortificaciones del Islam, era preceptiva una Mezquita con sus fuentes para rituales islámicos y otras fuentes para el uso militar y el servicio domético. Por ello, después de cristianizarse, se introdujo una Virgen, que dieron en llamar "Fuentes Claras" y diera el nombre de Iglesia.

    Además existen dos ventanas, en la parte Sur de la Iglesia, que son de construcción árabe.

    En la segunda mitad del Siglo XV se hicieron bastantes reformas en la Fortaleza, perteneciendo ya al Condado de Nieva. Entonces se edificó la actual Iglesia, (a excepción del Retablo Mayor, que fue construido a principio del Siglo XVIII), con tres torres con las consiguientes obras de adaptación, como la construcción de la bóveda nevada de la torre hexagonal, (donde actualmente se encuentra el Altar Mayor), con los Escudos de los Monroyes y de los Zúñigas por intervención del matrimonio entre D. Diego López de Zúñiga y Dña. Leonor Niño de Portugal, los cuales tienen sus enterramientos en dicha Capilla, en ambos lados, donde hay dos túmulos funerarios con esculturas de ambos Señores de Alabastro.

    Desaparecida la Fortaleza al integrarse todo en la Iglesia, se construye el Castillo nuevo al lado, al noroeste, con las características de construcción del Siglo XV, con una gran torre de homenaje enel Centro, con recinto cuadricular con cubos en el alto de las esquinas, todavía pueden verse algunos teniendo en cuenta su deterioro, actualmente reformado por la Junta de Extremadura. Era de sección cuadrada y existen dos blasones de los promotores del Castillo, los Zúñigas.

    Tiene PICOTA desde que se le concedió el privilegio en 1309, estando situada en la plaza que lleva su nombre.

    El Pueblo está declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional por Decreto del Ministerio de Educación y Cultura de 11 de Diciembre de 1971.

Villanueva de la Vera

Los Empalaos    El origen de esta localidad se produce durante el período derepoblación iniciado a finales del Siglo XII, formándose cuatro aldeas: Mesa, Curuela, Salobral y San Atón; éstas dependían política y administrativamente de Plasencia hasta finales del S. XIII, en el que Sancho IV cede las aldeas al Canciller de la Reina, D. Nuño Pérez de Monroy. Bajo este señorío estas cuatro aldeas se unen bajo el nombre de Villanueva y en 1643 compra su independencia el señorío de Valverde, pagando al Conde de Nieva 3500 ducados.

    Este municipio mantiene muy conservada su arquitectura original; cuenta con edificios de renombre, como LA IGLESIA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN, iniciada su construcción en el año 1540 y debido a las diferentes fases de obras se finalizó a mediados del Siglo XVII. Destaca el Retablo Mayor de estilo churrigueresco, las tallas de Santa Ana y San Antonio, esta última realizada por el conocido arquitecto y escultor D. Aniceto Marinas.

    Con motivo de unas reformas llevadas a cabo en la iglesia, se han encontrado unas inscripciones, las cuales están siendo investigadas. Existen tres Ermitas: la de SAN JUSTO (que sirvió en su día de Iglesia), la de SAN ATÓN y la del CRISTO reconstruida recientemente. De las otras, no existen datos cronológicos concretos.

    Dentro de las edificaciones, no debe olvidarse el Ayuntamiento diseñado por D. Aniceto Marinas, que se encuentra situado en la porticada plaza y con casas como la Casa Palacio, la del Chorrillo o la famosa del barco por su estructura.

    Si hacemos un recorrido por el pueblo, nos encontramos con "regueras" de agua por las calles.

    Para finalizar nuestro paseo por Villanueva, mencionar sus bellos paisajes naturales como la Cascada del Diablo o el Chorro de Ventera (dos grandes caídas de agua), y su consideración de Conjunto de Interés Histórico-Artístico en el año 1982.

    De estos municipios, dos de ellos, Valverde de la Vera y Villanueva de la Vera junto con Jarandilla de la Vera poseen actos festivos que tienen el carácter de FIESTAS DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL por su tradición y significado.

    Estas fiestas son conocidas quizás a través de los medios de comunicación o por publicaciones pero hasta que no se disfruta de ellas en vivo no se puede apreciar el significado y el sentimiento que los veratos manifiestan a través de sus costumbres y tradiciones frutos de sus antepasados.

    Cada una de ellas se ubica en una época del año, en la Vera despedimos el año que termina con los ESCOBAZOS en Jarandilla de la Vera durante la madrugada del 8 de Diciembre.

    Jarandilla se viste de luz con hogueras en todo el pueblo. El estandarte con la imagen de la Inmaculada recorre las calles pidiendo a los vecinos para cubrir todos los gastos que se originan durante los preparativos y desarrollo de los festejos. Al caer la tarde del día siete se encienden numerosas hogueras en las plazas y calles, y con escobas encendidas se ilumina la procesión que recorrerá las calles del pueblo, acompañada de vecinos con escobones y hombres, mujeres y niños, van a caballo o a lomo de burros y mulos. No se sabe a ciencia cierta el origen y procedencia de la costumbre de estas luminarias, existiendo diversas versiones, entre las que destacamos la que habla de la relación con Autos de Fe que se celebraban en estas y otras tierras o la del festejo de los pastores que tras pasar largos periodos ausentes del pueblo y de sus casas, volvían a él festejándolo con hogueras y antorchas encendidas. Al día siguiente de los Escobazos, el ocho de Diciembre, se procede a la subasta del estandarte de la Inmaculada entre los Cofrades, para ver quién será el que lleve el estandarte el próximo año.

    El nuevo año comienza en la Vera con la fiesta del PEROPALO en el mes de Febrero durante los Carnavales comenzando el Domingo de quicuagésima hasta el martes de Carnaval. Cuarenta días antes de Cuaresma, elpueblo de Villanueva de la Vera se atavía con sus mejores galas para celebrar EL PEROPALO.

    Consiste en lav condena y maltrato por parte de la población de un muñeco, de tamaño natural, confeccionado con tela, heno y una cabeza de raíz de encina, que termina ajusticiado en la hoguera, culminando el ritual. El día "gordo" (expresión utilizada generalmente en la zona para señalar el día más importante de la festividad), es el Martes de carnaval, puesto que se van sucediendo actos a lo largo de toda la jornada, desde "La Corrida de las Elecciones", "El Paseo de la Capitana", "El Ofertorio", "La Jura de Bandera" para terminar con la quema del "PEROPALO".

    Para finalizar llegamos a Valverde de la Vera la noche del Jueves Santo a partir de la medianoche donde el pueblo se cubre de gran fervor y devoción esperando con recogimiento la salida de LOS EMPALAOS que realizarán su penitencia a lo largo del Viacrucis. El Empalao lleva a sus espaldas un timón de arado de labranza y unas espadas, su torso cubierto con unas sogas hasta la cintura llevando unas enaguas de mujer símbolo de pureza, una corona de espinas y un velo cubriendo su rostro. Para anunciar su llegada, el tintineo de las virlotas que cuelgan del timón.

    Valverde de la Vera se envuelve en su tradición el Jueves Santo por la noche pidiendo silencio y respeto para LOS EMPALAOS. La tradición de este ritual se remonta a tiempos inmemoriales, por lo que no se puede hablar de una fecha exacta. Consiste una "manda" o "promesa" que cada valverdano secretamente decide hacer en agradecimiento a Dios por motivo de enfermedad, trabajo... Para realizar esta promesa se "empalan" recorriendo las calles del pueblo, cada uno sale individualmente de su casa haciendo el Viacrucis (las cruces se encuentran emplazadas a lo largo de todo el núcleo de población) y al llegar a ellas se arrodillan rezando mentalmente sus oraciones; una vez finalizado su itinerario vuelve a su punto de partida, le acompaña un "Cirineo" para alumbrarle. Si se cruzan dos "Empalaos", deben arrodillarse en señal de reverencia.

    Esta promesa es llevada a cabo solamente por hombres y las mujeres se visten de "Nazareno" para cumplir su penitencia, recorriendo el Viacrucis, van ataviadas con una túnica morada, un velo negro con cornona de espinas sobre su cabeza y cargando una cruz sobre sus hombros.

    Una vez que hemos conocido los cinco Conjuntos Histórico-Artísticos, continuamos el paseo por la Comarca.

  Villanueva de la Vera.Casa típica Casa de Villanueva de la Vera

Aldeanueva de la Vera

    Esta localidad tiene sobrada fama por su producción pimentonera, el desarrollo artesanal alcanzado en la elaboración de dulces y la talla de madera, así como, las gargantas de Cuacos y San Gregorio, cercanas ambas a la población y esta última con un puente de época romana.

    En su casco urbano, además de curiosas muestras de arquitectura popular como la "fuente de los Ocho Caños" (lugar obligatorio de visita) o la "Plaza de Toros", podemos encontrar la CASA DEL OBISPO GODOY -teólogo del S. XVI- construída en cantería, y la IGLESIA PARROQUIAL DE SAN PEDRO APÓSTOL, también del S. XVI con un importante Museo Parroquial, en el que se exhibe la espléndida Cruz Procesional de plata (única en la Comarca) y la Cruz de Marfil.

    En sus fiestas del Cristo del Sepulcro (lunes de Pentecostés) y del Cristo de la Salud (16 al 18 de Julio en conmemoración de la Victoria de las Navas de Tolosa por D. Alfonso VIII en 1212, se puede contemplar el Baile de los Danzantes, tradición del S. XVII, (baile en el cual sus participantes están ataviados con vestidos blancos y cintas, acompañados por la gaita y el tamboril con música de influencia celta, donde bailan mientras entrechocan palos frente a la imagen del Cristo).

    También es necesario destacar la visita a los restos del antiguo MONASTERIO DE SANTA CATALINA, en el que aún podemos apreciar el Claustro y la fachada principal.

Arroyomolinos de la Vera

    El municipio debe su nombre a los numerosos cauces que atraviesan su término, entre los que destacamos el arroyo del Horco y de San Pablo. Es un pueblo eminentemente agrícola y ganadero, que destaca por la producción de su afamado "Licor de Gloria" y la abundancia de bodegas familiares, donde de forma artesanal se elabora su reconocido "Vino de Pitarra". En su casco viejo, situada en la propia Plaza de España, nos encontramos la monumental IGLESIA PARROQUIAL DE SAN NICOLÁS, obra de los S. XV y XVI levantada con sillería de mampostería granítica. En su interior podremos apreciar un hermoso Retablo rococó del S. XVIII. Su torre de origen defensivo y de construcción anterior, está separada del cuerpo principal de la Iglesia por una calle, lo que resulta curioso de contemplar para el visitante.

    Continuando con la visita a esta localidad, no debemos olvidarnos de LA FUENTE DEL LLANO y la ERMITA DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO, con la imagen de Cristo Crucificado (S. XVII). Desde la Plaza de la Atalaya, podremos disfrutar en su mirador de los parajes aledaños con la famosa Garganta de "la Desesperá", lugar donde puede admirarse un impresionante salto de agua.

  Vista de Gredos. Garganta de La Vera

Collado de la Vera

    Es un pequeño y atractivo núcleo situado al sur de la Comarca en un alto y un llano como su propio nombre indica. Posee una interesante muestra de arquitectura religiosa, en LA IGLESIA PARROQUIAL DE SAN CRISTÓBAL del S. XV realizada en mampostería, sillarejo y ladrillo, lamentablemente su Retablo rococó de principios del S. XIX se quemó en un incendio en los años 80 de este siglo. Este templo disfruta desde el S. XVI del Privilegio de tener todos los años "JUBILEO" el día del Miércoles Santo, concedido por un Cardenal en esos tiempos, sin conocerse a ciencia cierta la razón, consistiendo en la concesión de la Indulgencia Plenaria a todos los fieles que visiten el templo en esa fecha tan señalada (al igual que ocurre en Santiago de Compostela cuando en su Año Santo, cada vez que el 25 de Julio, festividad de Santiago Apóstol cae en Domingo).

    A pesar que su población es inferior a trescientos habitantes, posee una gran jurisdicción e incluso lo fue bastante más al disponer entre sus tierras hasta 1813, fecha de la última división de provincias , del actual término de Casatejada. En sus alrededores, se encuentra en la conocida Garganta de Pedro Chate, el paraje natural de Las Pilas, de inusitada belleza por las caprichosas formas que durante tiempos ha logrado esculpir el agua al golpear con la roca. Un lugar maravilloso para el baño y el disfrute de toda la familia con el agua de la sierra.

Gargüera

    Llegamos a la localidad con menor número de habitantes de la Comarca (y la última en incorporarse a la Mancomunidad Intermunicipal de la Vera, cuya anterior denominación fue "Villaflor de la Vera"). Se encuentra a camino de la Sierra de Tormantos y es un buen ejemplo de población serrana, la más occidental de toda la Comarca verata. De todas sus construcciones, destacamos la IGLESIA PARROQUIAL DE LA ASUNCIÓN, construida en mampostería en el S. XV, y que posee en su interior un retablo del S. XVII, óleo a cuatro tablas con figuras alegóricas del Antiguo Testamento. Las tallas de Nuestra Señora de Rocamador y San Blas, completan un monumento digno de ser conocido y apreciado.

    La naturaleza siempre generosa en La Vera, ha dotado al término de Gargüera de lugares interesantes de visitar y disfrutar, como los pantanos de Gargüera, Navabuena y por supuesto, la conocida Garganta de Gargüera, subafluente del río Tiétar.

Guijo de Santa Bárbara

Guijo de Santa Bárbara    Municipio situado a 876 metros de altitud. Este hermoso pueblo serrano, representa la cota más alta de la Comarca. Limitando al norte con Tornavacas y enclavado en las laderas de una montaña, su relieve abrupto y escabroso, proporciona unas vistas sobre la Garganta de Jaranda que resultan uno de los espectáculos naturales más impresionistas de toda la Vera.

    Aún conserva el Guijo en su interior hermosas muestras de arquitectura popular, pero sin duda, si algo le ha dadob renombre, ha sido la elaboración y comercialización de famosos Licores.

    Así mientras uno pasea por las calles, tendrá la oportunidad de probar los licores de frambuesa, grosella, nueces y el célebre LICOR DE GLORIA, o conocer la artesanía del bordado, del cuero, la madera o el pan.

    Es interesante visitar las Ermitas de NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS, situada a la misma entrada del pueblo y la de NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES en la salida del mismo.

    No hay que olvidar conocer la IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO dedicada a Santa Bárbara del S. XVII.

Jaraíz de la Vera

    Municipio cabecera de comarca, que cuenta con el mayor número de habitantes. Podríamos empezar nuestro paseo por la curiosa PLAZA MAYOR, es muy extraña por estar dividida en dos partes, estando toda ella en pendiente, tener soportales, dos niveles y acabar en forma de cuña. En el nivel alto estaba el castillo árabe, origen de Jaraíz. En este mismo nivel se encuentra el Ayuntamiento, al este y en el lugar más bajo de la pendiente, está el PALACETE DEL OBISPO MANZANO, casa señorial del S. XVII. Tomando la calle de Herreros, llegamos a la bella IGLESIA DE STA. MARÍA DE GRACIA, declarada "Monumento Histórico-Artístico". Se construyó a partir de 1410 sobre un templo del S. XIII del que conserva algunos elementos. Su planta es tipo basílica con tres naves, el ábside poligonal tiene bóveda de crucería y mocárabes de influencia mudéjar. Su bonito Retablo es churrigueresco y la portada sur parece gótico primitivo, aunque es de principios del S.XV. En la fachada de poniente hay un bello rosetón polilobulado, destacando su torre con multitud de escudos. Continuando con nuestro recorrido, llegaremos a la calle Llanillo, en ella se encuentra la bella IGLESIA DE SAN MIGUEL, construida sobre una peña, es de gótico isabelino (finales del siglo XV).

    Con aspecto de atalaya por su torre tiene planta de salón dividida por arcos fajones, el ábside pentagonal se remata en bóveda estrellada. Posee un bello Retablo rococó y un pórtico norte con arcos escarzanos, el cual es ojival y abocinado con arquivoltas sobre jambas sencillas. La imaginería de esta iglesia es muy importante: Virgen con el Niño del S. XIII y un Cristo articulado de la Escuela de Gregorio Fernández, de bello rostro, actualmente es un Cristo Yacente, hace años se le descolgaba de la Cruz durante la Semana Santa y se le enterraba plegándole los brazos. También cabe mencionar un bello Calvario con San Juan, la Virgen María y el Cristo en la Cruz, paso que es sacado en Semana Santa (fue premiado durante la Exposición de Barcelona en los años 50). Una vez contemplado este monumento saldremos a la Avda. de la Constitución y subiendo nos acercaremos al Parque de los Bolos. En este bello mirador, del que salen varias rutas de senderismo, se encuentra la PICOTA DE SANTA ANA, esculpida en 1689, cuatro años después de conseguir Jaraíz su independencia. Es muy singular por tener tres brazos y no cuatro, representando éstos una cabeza masculina, una femenina, y una animal. Su parte alta es un pináculo con un escudo con un lobo rampante. Al referirnos a los monumentos no debemos olvidarnos de la ERMITA DEL SALOBRAR del S. XVII, de cuya construcción barroca del S. XVII se conservan parte de los muros y la fachada principal. Posee dos capillas en las cuales se veneran a la Virgen de Salobrar, al Cristo de la humildad y a San Antonio de Padua respectivamente.

    La naturaleza ha dotado a Jaraíz de espacios naturales de gran belleza; el Lago Natural formado por una piscina remansada artificialmente entre centenarios robles y abedules en la Garganta de Pedro Chate.

    El charco de Las Tablas, trescientos metros río abajo del propio lago, se encuentra rodeado de una vegetación exuberante con un antiguo molino rehabilitado.

Jarandilla de la Vera

    Mención especial merece este municipio puesto que S.M. El Emperador Carlos V permaneció alojado en Jarandilla, concretamente en el Castillo de los Condes de Oropesa (actualmente Parador de Turismo), hasta que finalizaron las obras de la Casa-Palacio adosada al Monasterio de Yuste.

    Cruce de civilizaciones, centro turístico y cultural de la Vera. Su clima benigno, la belleza de sus paisajes, bosques frondosos de robles, castaños, encinas, que se combinan con matorrales de tomillos, brezos y jaras, proprcionan un aroma fresco y característico. El agua constituye una parte fundamental del paisaje, abrazando a Jarandilla dos gargantas: Jaranda y Jarandilleja, cruzadas por numerosos puentes, romanos unos, medievales otros. Sus orígenes se remontan a la prehistoria, debido a la gran cantidad de vestigios, como la cueva de Capichuelas, los sepulcros antropomórficos y lápidas labradas en piedra.

    Haciendo referencia a sus edificios históricos, pueden contemplarse: IGLESIA DE SAN AGUSTÍN, su planta es rectangular y alargada, de la que sobresale la sacristía por el lado de Epístola y el crucero. Pegando a los brazos del crucero se pueden ver dos capillas laterales. el interior de la iglesia nos ofrece una nave cubierta por una bóveda de cañón. Bajo el presbiterio se encuentra una cripta y la sacristía, a la que se puede acceder por una puerta adintelada, cubierta por una bóveda de aristas; IGLESIA FORTALEZA DE NUESTRA SEÑORA DE LA TORRE, edificio grande y sumptuoso, construida sobre peña viva, que la sustenta, levanta y fortalece, que data del S. XII-XIII y que fue reconstruida durante los siglos XIV y XV. Cabe destacar la Capilla renacentista de Gaspar de Loaysa nativo de Jarandilla, que data del S. XVI, en el techo hay nervadura de crucería cuatripartita, donde se aprecia un brazo armado de un puñal. La Capilla Mayor, de planta pentagonal, se cubre con una maravillosa bóveda de crucería cuatripartita recibida por ocho repisas, con figuras humanas de carácter primitivo, su aspecto nos dice que son de origenazteca.

    El Retablo Mayor es renacentista con influencia barroca, de madera y recubierto con pan de oro; ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DEL SOPETRÁN, el interior es una nave cubierta por bóveda de cañón con lunetos. La hornacina principal contiene la imagen de Nuestra Señora del Sopetrán, talla de estilo barroco del S. XVIII.

    ERMITA DEL SANTO CRISTO DEL HUMILLADERO, edificio del S. XVI de planta cuadrangular con el ábside y la sacristía saliente en la cabecera, fue construido a base de materiales de mampostería y sillería. En su interior se encuentra una imagen del Cristo de la Caridad del S.XVI, un Nazareno y un Cristo atado a una columna, ambos del S. XVIII y un cuadro de azulejos de Talavera de la Reina que representan a la Virgen del Rosario con el niño en brazos (S.XVII); CASTILLO DE LOS CONDES DE OROPESA, D. Fernando Álvarez de Toledo inició dicha fortaleza a mediados del S. XV. Se trata de una enorme fábrica de planta rectangular reforzada con torres cilíndricas en los ángulos. Al interior se accedía por medio de un puente levadizo flanqueado por dos cubos y en él se abre un gran patio de armas con dos potentes torres prismáticas en su parte norte. El patio es bellísimo y en su fondo meridional se abre una espaciosa galería gótica de dos pisos, que tiene arcos rebajados en el primero y carpaneles en el segundo, separados por un primoroso antepecho. En el patio de armas se pueden apreciar nueve escudos pertenecientes a la familia Figueroa y a la casa de Oropesa; PICOTA DE LA VILLA, inicialmente era muestra del poder de los señores feudales sobre los pueblos y posteriormente símbolo de villazgo e independencia de las poblaciones de éstos. Posteriormente se utilizó ara ejecutar las penas de muerte: PUENTE ROMANO, puente de traza romana (aunque medieval), en el que se utilizó en su construcción sillares de un Mausoleo Romano próximo.

Losar de la Vera

Losar de La Vera    Situado en la transición de la Sierra de los Tormantos a la Llanura, su amplísimo término le permite disponer de puntos de altitud que superan los 2000 metros. La Cuerda del Picozo, la Loma de la Cumbre, la Sierra de Losar, son algunos ejemplos de lo más escarpado de la sierra.

    Lo primero que llama la atención al viajero son las figuras esculpidas en los setos de aligustre que flanquean las calles del pueblo y que adquieren simpáticas formas, convirtiendo al Losar en un museo vegetal al aire libre imposible de olvidar. En su término se encuentran algunas de las gargantas más indicadas para la pesca como Vadillo, La Hoz y Las meñas, además de la de los Cuartos, una de las gargantas más apreciadas para el baño, rodeada de otras más pequeñas de las que recibe su abundante caudal. A seis kilómetros del municipio, está el Parque del Robledo convertido en Aula de Naturaleza por ser un ejemplo del paisaje verato.

    En su casco urbano, presidiendo la Plaza Mayor se encuentra la IGLESIA DE SANTIAGO APÓSTOL, del siglo XVI, con un pórtico gótico hispano-flamenco de indudable belleza; la Ermita de la Misericordia de estilo barroco popular y con un Retablo churrigueresco con imágenes de gran valor artístico, y con un puente medieval de sillería granítica sobre la garganta. También presenta excelentes muestras de arquitectura popular como la conocida Calle del Agua con su regato al centro.

Madrigal de la Vera

    Situado en el límite de la provincia con Ávila, es uno de los pueblos de la comarca con mayor oferta turística. La abundancia de agua y la cercanía a la Sierra de Gredos convierten a esta localidad en el lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones en plena naturaleza.

    La Garganta de Alardos, situada en un paraje de singular belleza, con alisos y fresnos en sus orillas. Sobre ella se extiende el Puente Romano de Alardos, una construcción de piedra con un solo y enorme arco cuya altura sobre el cauce de la garganta inpresiona al visitante. Desde aquí se domina toda la Sierra de Gredos y el valle que se desliza en torno al río Tiétar.

    En su casco urbano, además de las variadas muestras de arquitectura popular, encontramos la IGLESIA DE SAN PEDRO, que cuenta con elementos góticos y renacentistas, la Fuente de los Seis Caños, la Fuente de los Perales...

    Otro lugar a destacar es la "Piedra Pipa" desde donde se contempla este maravilloso pueblo.

Robledillo de la Vera

    Su nombre significa robledal pequeño. De sus orígenes, podemos señalar que es a partir de la lenta y cruenta ocupación de estas tierras por los romanos cuando tenemos testimonios irrefutables sobre el devenir histórico de nuestra Comarca. En sucesivas y sangrientas etapas, se instalaron en estas tierras, más o menos fugazmente, alanos, godos y árabes,de los que también se encuentran interesantes vestigios. Con la conquista de Plasencia a los árabes por Alfonso VIII, en el último tercio del siglo XII, queda definitivamente incorporada La Vera a Extremadura.

    Conjunto pintoresco de viviendas serranas entorno a su IGLESIA DE SAN MIGUEL, del S. XVI y XVII, con planta pentagonal ochavada. En su interior destaca, en la clave de la bóveda de crucería estrellada, el escudo del Obispo Gutierre de Vargas Carvajal y en el presbiterio una hornacina renacentista que sirvió de "sagrario" y hoy guarda la imagen titular de San Miguel Arcángel.

    A su vez, merece visitarse la CASA MATRIZ DE SOR MATILDE TÉLLEZ, natural de la localidad, fundadora de la Orden de las monjas Amantes de Jesús. Son famosos sus quesos de cabra que podrá adquirir en la misma localidad. Haciendo honor a su nombre, esta localidad conserva un hermoso robledal llamado EL COTO, en lo alto del pueblo, así como los atractivos caminos y sendas rurales, donde el viajero senderista, podrá sin duda, disfrutar del bello paisaje y de un entorno natural con una conservación excelente. Otro bello paraje natural lo forma la garganta de La Muela.

Talaveruela de la Vera

    Llegamos a uno de los municipios de la Comarca muy conocida por los hermosos parajes naturales que podemos encontrar si nos aventuramos en la Sierra. Por lo tanto, es lugar de obligada visita para los amantes de la naturaleza que deseen hacer senderismo. Uno de sus principales atractivos es el paraje de Los Molinos situado a 500 metros del pueblo, donde nos encontraremos con una piscina natural aprovechando el curso de la Garganta Naval rodeada de robles centenarios, formando un espacio ideal para el viajero, quien a su vez, puede visitar un antiguo molino restaurado. Se está habilitando un refugio al norte del núcleo de población en el recorrido paraje de "Majalbierzo", (antiguo Camino de Castilla). Actualmente se está elaborando un plan de señalización tanto para las rutas existentes como la recuperación de calzadas antiguas, reseñar la ardua tarea a realizar puesto que la mayoría de estas sendas se encuentran totalmente cerradas por el paso del tiempo. También está en proyecto la rehabilitación de las "majadas" existentes en la Sierra. Al norte de la localidad, hallaremos un parque de recreo en la presa "Helechoso".

    Se independizó del Señorío de Valverde junto con Madrigal a mitad del S. XIX. Posee una interesante plaza porticada con una fuente de granito típicamente verata. Cabe mencionar entre sus monumentos , la IGLESIA DE SAN ANDRÉS, construida en el S. XVII en la que destaca la bóveda mudéjar del ábside, supone el máximo exponente histórico de la localidad. Guarda tallas de gran valor como la Virgen María del S. XVI, Cristo Crucificado, Santo Tomás de Aquino y San Aniceto. En su sacristía se puede admirar un Retablo rococó del S. XVIII. No faltan las construcciones populares de adobe, madera y floridos balcones. Su Fiesta Mayor se celebra el primer Domingo de octubre, conocida como las Fiestas del Paseo.

Tejeda del Tiétar

    Esta localidad verata se asienta en una llanura que se desliza suavemente hasta el Tiétar en la que abundan los olivos y las manchas del bosque mediterráneo salpicado de encinas, alcornoques y robles como Dehesa Boyal, combinado con bellas praderas.

    Se reconoce por la blancura de su caserío, y los colores más vivos que el del resto de los pueblos serranos que la rodean. Entre los edificios de singular interés, destaca la IGLESIA DE SAN MIGUEL, monumento histórico-artístico, construida en el S.XVI en la que destaca una talla del S.XIII que representa a la Virgen de la Torre. Cuenta con un Retablo Mayor renacentista con una interesante imagen titular. En la fachada sur, hay una "ara" votiva de origen romano conocida popularmente como La Muerta Pelona y en la cara norte una deidad del S. VIII a.C. En el Altar Mayor luce un interesante frontal de azulejos procedentes de Talavera la Reina del S. XVI.

    Otras edificaciones de carácter religioso son la Ermita del SANTÍSIMO CRISTO y de SAN SEBASTIÁN respectivamente.

    Son famosos los dulces elaborados en los tradicionales hornos de leña, especialmente las deliciosas perrunillas.

Torremenga de la Vera

    Unida a Jaraíz por un paseo acerado de apenas dos kilómetros, parece que su nombre le viene de una vieja torre, probablemente visigoda situada al noroeste de la población: Torre Menguada. En 1331 junto con Garganta y Pasarón, forma parte de un señorío creado por el rey Alfonso XI, que más tarde donará al Infante D. Alfonso de La Cerda. Después de pasar por varias casas señoriales, se hace villa en tiempos de Carlos III.

    Su principal monumento resulta la IGLESIA PARROQUIAL DE SANTIAGO, levantada entre los S. XVI y S. XVII y reconstruída en la década de los años cincuenta en el S. XX.

    Para los aficionados a la pesca uno de los mejores lugares es el embalse de Robledo. Otros enclaves de interés son el bonito paraje conocido como Las Eras y Las Tejoneras, antiguo recinto dedicado a la trilla.

    Durante la noche del Sábado Santo se celebra la fiesta del Judas durante la cual se somete a juicio a un pelele que representa la figura de Judas que acaba siendo condenado a morir quemado con gran estruendo pirotécnico.

Viandar de la Vera

Calle de La Vera al atardecer    Pequeño pueblo enclavado en la serranía verata que mantiene buenas muestras de la arquitectura tradicional. Se separa del Señorío de Valverde en 1642 y conserva su título en un pergamino firmado por Enrique IV, así como la PICOTA o ROLLO, síimbolo de su independencia. Su término fue habitado desde los tiempos más remotos, encontrándose huellas de un castro celtíbero en el Cerro de Castrejón.

    Por su emplazamiento, su amplia jurisdicción le procuran enclaves cuyas cotas superan con creces esta altura, espacios situados en las estribaciones de la Sierra de Gredos que superen los 2000 metros de altitud como la Sierra de Martinejos o la Loma de la Cumbre, constituyen ejemplos patentes de la orografía tan ausada que le proporcionan unos alrededores de indudable belleza.

    Entre sus edificios más destacados podemos reseñar la IGLESIA PARROQUIAL DE SAN ANDRÉS APÓSTOL, en el cual se conservan varias esculturas de excelente calidad artística de los S. XVI y XVII y un Retablo Mayor con pinturas sobre tabla del S. XVII. En la Casa Parroquial hay un crucificado de marfil de tres clavos del S. XVIII procedentes de Filipinas.

    En sus alrededores se puede visitar la Garganta de Las Meñas, el río Moro y La Covacha.

    Sus habitantes hacen gala de un carácter humanitario y hospitalario, que se muestra de manera especial, en el primer Domingo de Octubre, con motivo de las Fiestas de Nuestra Señora del Rosario.

    Para terminar nuestra agradable travesía por la Comarca, Don Victoriano Macías García nos señala la posibilidad de realizar numerosas actividades al aire libre como pueden ser el Senderismo, paseos a caballo, canoas, piragüismo y como no mencionar nuestra fabulosa gastronomía verata con platos tan típicos como las migas, cochinillo, ensaladas de pimientos, sopas de patatas y de tomate y muchos otros destacando como principal ingrediente uestro pimentón.

    Por último, nos invita a visitar esta Comarca para conocer a sus gentes, costumbres, tradiciones, paisajes, fiestas y disfrutar de un acogedor y cordial trato en sus alojamientos rurales.



© Senderos de Extremadura, 2000.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]