senderos de extremadura
Pincha para ampliar Iglesia de Ntra. Sra. de la Granada
(Llerena)

Luis Garraín Villa
Cronista Oficial de Llerena.


[Establecimientos de Llerena en ALEX]

  Fundada en el siglo XIV por don García Fernández de Villagarcía, maestre de la Orden de Santiago entre 1385 y 1387, y de cuya primitiva fábrica se conserva la puerta gótica del perdón y algunos elementos interiores de la torre mudéjar que se eleva sobre cuatro puntos. La fábrica actual de la iglesia es el resultado de varias fases constructivas: la Capilla de San Juan, edificada a finales del siglo XV por Hernando de León, hereje condenado por el tribunal del Santo Oficio de la Inquisición y posteriormente adquirida por el licenciado don Luis Zapata que la concluyó y dotó de las ordenanzas necesarias para poder celebrar actividades religiosasPincha para ampliar

  Está fabricada con piedra de cantería gótica y adornada de algunos elementos renacentistas, con bóveda estrelladas y un interesante lienzo de azulejos mudéjares. Se encuentra comunicada de la iglesia mayor por dos grandes puertas con arcos ojivales y una magnífica reja de hierro forjado.

  La iglesia primitiva sufre una profunda transformación a finales del siglo XVI y la actual procede de finales del XVII y principios del XVIII, acabada en 1702 con la obra del Camarín de la Virgen, costeada con los bienes procedentes de las rentas producidas por las dehesas del Cabildo. La fachada principal aporta toda su grandeza a la Plaza de España, y producto de un diseño atribuido al arquitecto llerenense don José de Hermosilla y Sandoval, uno de los artistas más importantes del siglo XVIII, autor de importantes proyectos en Madrid, Granada y Salamanca.Pincha para ampliar  

  José Ramón Mélida, en su "Catálogo monumental de España, describe la fachada situada al lado del Evangelio dice: "son de piedra, con cuatro estribos redondos, como arranques de columnas gruesas y lisas de estilo herreriano, cortadas, posiblemente porque se modificó la traza y plan de la obra, conservando los iniciados fustes, sus basas sobre el zócalo. En el intercolumnio central, que es más ancho que los otros dos, está la portada propiamente dicha, barroca , de frontón semicircular u ondulado con finos adornos en el tímpano y, en medio, la granada que simboliza la advocación del templo. En un todo igual es la portada del lado de la Epístola. Pero la del Evangelio se completa con tres escudos en graciosas cartelas, que aparecen sobre el tímpano y son en el centro el escudo de la Orden de Santiago, al lado izquierdo del contemplador el escudo real de España, y a la derecha el de la ciudad de Llerena.

  En los intercolumnios de los lados hay fingidos sendos huecos rectangulares con adornos en figura de ménsula. Después a cada lado de la interrumaltar mayorpida columnata hay dos ventanas, con frontones sobre ménsulas. Constituye todo esto el cuerpo bajo de la fábrica, sobre el cual hay dos más, que por extraño caso en una fachada de iglesia, están compuestas por arquerías de medio punto, sobre columnas de orden compuesto, habiendo por consiguiente una arquería baja o principal con balcón corrido de hierro, sólo interrumpida por la portada y otra arquería superior, corrida, con antepechos, también de hierro; correspondiendo a dos galerías hechas con el fin de que desde dichos balcones pudiera el público contemplar los autos de fe y las corridas de toros que en la plaza se ejecutaban".

  En su interior podemos apreciar un conjunto armonioso de iglesia catedralicia y entre sus obras de arte destacan una imagen de San Jerónimo, obra del imaginero Juan Bautista Vázquez el Viejo, un magnífico frontal de plata bajo el altar de la capilla de San Juan Bautista, salido de los afamados talleres de los plateros de Llerena del siglo XVIII, y en la capilla del Prior don Gonzalo de la Fuente, donde se ubica la pila bautismal, nos encontramos con sus paredes revestidas de azulejos atribuidos al ceramista Niculoso Pisano, en los que se representan la batalla de Clavijo, con el Rey Ramiro I. Actualmente se encuentra en restauración un impresionante "Cristo muerto en la Cruz", de Francisco de Zurbarán, que ocupará un lugar privilegiado en el templo. La advocación a la patrona de Llerena, Nuestra Señora de ladetalle altar mayor Granada, se ve cumplimentada con un magnífico camerín terminado hacia 1700, que reposa sobre el arco de la calle Corredera, y en el que se custodia la imagen de la Virgen, lujosamente decorado con motivos en yeso de estilo rococó y comparado con bastante acierto por algunos autores al camarín de la Virgen de Guadalupe.

  La torre es el elemento más llamativo y que constituye el señuelo de Llerena lo constituye su torre, asentada sobre la puerta gótica del Perdón, con arquivoltas y en la parte superior la cruz de la Orden de Santiago, y elevada con dos fases constructivas bien diferenciadas, la primera mudéjar sobre piedra de cantería en la que destaca una ventana geminada con dos arcos apuntados y cairelados que mira al Pasquín, de la época primitiva y la segunda de ladrillo visto. Todo su conjunto, el que actualmente podemos contemplar, estaba concluido en el año 1575, según un asiento que figura en el libro de acuerdos del Cabildo de dicha fecha. Este conjunto, de inigualable belleza y armonía, ha sido el testigo mudo de la evolución de Llerena a lo largo de los siglos. Llerena fue el centro administrativo de su partido, que junto al de Mérida integran la provincia de león en Extremadura. En el año 1494 ambos partidos se componen de 81 pueblos y tiene 20.341 vecinos; a la jurisdicción de Llerena le corresponden 30 pueblos y los habitan 9.013 vecinos, de los que 1.010 vivían en la villa santiaguista.




© Senderos de Extremadura, 2000.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]