senderos de extremadura
torre mudéjar IGLESIA PARROQUIAL DE SAN JUAN BAUTISTA: el último refugio de los Santos visigodos.

Pedro A. Blanco Aldeano


[Establecimientos de Guadalupe en ALEX]

  LA COMARCA DE LAS VILLUERCAS:

  En el sector suroriental de la provincia de Cáceres se encuentra la comarca de las Villuercas. Toma su nombre de la máxima elevación de la Sierra de las Acebadillas, el Pico Villuerca (1601 m.), enclavada en pleno centro de la comarca. En esta montaña confluyen los términos municipales de Guadalupe, Cañamero, Navezuelas y Alía, que junto a Berzocana, Cabañas del Castillo y Logrosán constituyen los siete municipios mancomunados que le dan contenido. Al norte confina con las comarcas de Los Ibores y La Jara Cacereña, al sur aparecen Las Vegas Altas del Guadiana y La Comarca de Los Montes, también conocida como La Siberia Extremeña, por levante la provincia de Toledo y a poniente la Comarca de Trujillo. pila de agua bendita

  En conjunto estos siete municipios albergan unos diez mil habitantes distribuidos en trece núcleos urbanos a lo largo y ancho de sus 1483 kilómetros cuadrados de extensión.

  Desde el punto de vista paisajístico en la comarca predomina un tipo de paisaje montañoso formado por sierras muy abruptas, con escarpadas cumbres cuarcíticas y valles profundos por donde discurren caudalosos ríos. Estos valles adoptan una disposición paralela conformando una alineación que se prolonga hacia el noroeste, donde entronca con las sierras de Las Corchuelas y Monfragüe a través de los Ibores, constituyendo un arco que señala el límite norte de la penillanura cacereña.

  vista de berzocanaY es en este paisaje serrano sobre el que se asienta el pequeño pueblo de Berzocana, donde un 26 de octubre del año 1223, en plena sementera, un labrador encontró "un cofre de mármol basto" que contenía las reliquias de San Fulgencio y Santa Florentina, hermanos de Leandro y de Isidoro de Sevilla. Todos ellos fueron santos reconocidos en la Lusitania de la época visigótica y la aparición de sus restos en esta zona tan apartada se explica en el contexto de la invasión musulmana del 711: en su huida hacia el norte los cristianos del sur esconderían sus reliquias objeto de culto en estas sierras. Cien años después tiene lugar la aparición de la Virgen de Guadalupe al pastor de vacas Gil Cordero, y no faltan relatos que relacionan ambos hallazgos, el de la imagen de la Virgen y el de los huesos de los santificados.

   Insólita es la referencia popular al frustrado propósito de llevarse a Guadalupe los referidos restos de los Santos. En 1572 un testigo declara que "se ha dicho siempre que en los tiempos pasados los dichos frailes (de Guadalupe) quisieron llevar los dichos cuerpos santos a su casa diciendo que así estarían con más reverencia y llevándolos ya casi a una legua de esta villa anocheció y a la mañana amanecieron en esta iglesia donde ahora están y que esto hicieron dos veces…".

  Otro testimonio en 1593 refiere lo mismo, pero puntualizando que "fueron llevados al puerto de Cañamero que es al fin del término y jurisdicción de esta villa y allí les anochecía y desaparecían y los volvían a hallar en el mismo sepulcro donde se habían sacado". Por lo tanto, hablar de la historia de Berzocana es hablar de los santos San Fulgencio y Santa Florentina. Quiso el azar que Berzocana fuera el sitio donde los restos de estos santos que vivieron en el siglo VII vinieran a descansar y este hito histórico marcó en sus inicios el desarrollo de esta población, que se convirtió en lugar de devoción para muchos peregrinos que acudían a venerar sus restos. Prueba de ello es el majestuoso aspecto que alberga las reliquias: el templo de San Juan Bautista.san juan evangelista

  Cuando hallaron las dichas reliquias quisieron edificar esta villa un poco más arriba que es un lugar fragoso donde las dichas reliquias aparecieron y por temor de víboras… poblada de sabandijas ponzoñosas…situaron la dicha villa más abajo en la iglesia parroquial en la cual están dichas reliquias.

  Declaración de Ambrosio Sánchez, clérigo. Año 1592.

  EL TEMPLO DE SAN JUAN BAUTISTA DE BERZOCANA:

  Declarado Monumento Histórico - Artístico Nacional en 1977, la iglesia de San Juan Bautista de Berzocana destaca por su gran tamaño sobre el resto de la villa. De construcción mudéjar en sus inicios (siglo XV) fue después derruida prácticamente en su totalidad, a excepción de la torre. En el siglo XVI fue reconstruida por el Obispado de Plasencia merced al fervor devocional de los habitantes de la localidad a San Fulgencio y Santa Florentina.

  También hay noticia que en el archivo de esta parroquia hay papeles pertenecientes a la invención de las reliquias de los santos San Fulgencio y Santa Florentina, que se hallan en ella en un panteón con mucha decencia y es uno de los santuarios más venerables que tiene la provincia de Extremadura y suplican al señor visitador sirva reconocerle, pues además de admirable el modo con que se hallan veneradas por un vecindario pobre, hallará muchas consolaciones espirituales. Respuesta al Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura. Año 1791.interior del templo

  Es una extraordinaria fábrica del gótico renacentista. Su majestuoso espacio interno se organiza en tres naves dispuestas a la misma altura y separadas por elegantes pilares fasciculados que soportan bellas bóvedas de crucería. Esta iglesia parroquial tiene empaque catedralicio. Su eje mayor (E-O) alcanza unos 35 metros de largo y el menor (N-S) 18.

   El conjunto del edificio data del siglo XVI y la obra se iniciaría, sobre un templo precedente, en tiempos del obispo arquitecto de la diócesis de Plasencia, Don Gutierre de Vargas Carvajal (1523 --1559). El sarcófago de mármol, la columnita que sujeta el púlpito, un fragmento de columna de mármol que hace base en una pila de agua bendita y claramente el relieve en piedra de granito de San Juan Evangelista que preside el frontal de la puerta del mediodía son elementos anteriores al año 711, lo cual parece abonar la tesis de la existencia de un templo visigótico anterior, dedicado en principio a San Juan Evangelista.

  La iglesia estaría prácticamente terminada hacia el año 1559, fecha que se lee en una de las ventanas. En ella trabajó el famoso cantero arquitecto Sancho de Cabrera, artífice también de la magnífica Santa María de Trujillo, de estilo similar. Se remataron los trabajos con la elevación del coro durante el pontificado del prelado Don Pedro Ponce de León (1560 - 1573). La torre - fachada, dispuesta a los pies, aprovecha en parte una anterior construcción de fines del silo XIV o ya del XV que presenta influencias mudéjares en sus elementos de ladrillo.

   DESCRIPCIÓN DEL MONUMENTO:

  El exterior.portada renacentista En el edificio pueden señalarse varias etapas constructivas, de estéticas y morfologías diferentes. Una primera se refiere al gran hastial de poniente, que constituye una torre fachada, con portada de sillería y arquivolta de arco apuntado. Se alza alto y muy esbelto el cuerpo rectangular de esta torre, rematando en los vanos del campanario, de forma semicircular, gemelos e inscritos en alfiz.

  El ladrillo es el material de esta zona, y aparece también en los dos vanos posteriores y en el lateral. Es claramente un conjunto mudéjar, muy relacionado con el modelo usual de la arquitectura santiaguista, extendida por Extremadura.

  Si seguimos el recorrido exterior encontraremos en el lado de la Epístola un pórtico con arco escarzano al que abre una portada renacentista y sobre ella un alto relieve del Bautista. Entre los robustos contrafuertes vemos también ventanales semicirculares de ladrillo y en la cabecera hay un gran vano enmarcado en un rectángulo, también de ladrillo, que describe una arquivolta lobulada pétrea. a manera de parteluz, una cruz abalaustrada de bella traza, todo ello renacentista. En el costado del Evangelio hay otra portada del propio estilo. En la cabecera se dispone un ventanal goticista y un gran fuste arbóreo del mismo tiempo.

  El interior.celebración del oficio El interior nos ofrece un espacioso recinto compartimentado por seis esbeltos pilares fasciculados en doce espacios rectangulares cubiertos por bóvedas estrelladas de crucería. La capilla mayor es ochavada, cerrada también por crucería.

  El coro es un importantísimo trabajo en cantería con una balaustrada rematada en el centro con el escudo obispal. Ocupa los tres tramos finales de la iglesia. La bóveda el coro es estrellada y de gran riqueza ornamental coronada por arcos carpaneles de gran belleza. La estructura es gótica pero tardía.

  LA CAPILLA DE LOS SANTOS:

  Merece destacarse la Capilla de los Santos inaugurada en 1610, en cuyo interior existe en la actualidad un arca de ébano con incrustaciones de oro, nácar y marfil, de extraordinario valor, regalo del rey Felipe II, donde descansan los restos de San Fulgencio y Santa Florentina. El sepulcro originario es de mármol y se ve con mucha dificultad por tener delante un retablo barroco.detalle interior del templo

  Se trata de una construcción doble: la parte baja es una ordenación sostenida por columnas toscanas con su entablamiento de triglifos y metopas. Al fondo un retablo protobarroco de estilo corintio con las imágenes de los santos, él revestido de pontificial, ella con hábito benedictino y báculo. La tribuna superior es de composición jónica. A ella se accede por una escalera pétrea abierta al presbiterio. El retablo es salomónico y data del siglo XVIII, con sus típicos soportes y recargada ornamentación, rematando en un gran pelícano. En este retablo pueden verse medias figuras de los Santos de fines del XVI. Los paramentos están revestidos de lacerías cerámicas también de estilo barroco. La inauguración de esta capilla tuvo lugar el 3 de octubre de 1610, aunque la copla popular en la fiesta del Ramo la fija unos años después:

 

Día del señor San Pedro

Y con la ayuda de Dios

Pusieron este retablo

El año de treinta y dos.

  En 1572 el Obispo de Plasencia D. Pedro Ponce de León manifiesta que "por nos ha sido mandado hacer una capilla particular a donde estén los dichos cuerpos santos y para ello está empezada a traer cantería…". Ocho días después Diego Hernández, mayordomo de la iglesia, declara al respecto "que tiene el mandamiento para ello… y ha pagado los oficiales que han sacado mucha cantidad de cantería que es la que está a la puerta de la iglesia…". Veinte años después un testigo afirma que "hay reunidas limosnas para hacer la capilla". El pueblo, con la sana filosofía de acciones consuetudinarias y multiseculares, canta en las tradicionales fiestas del Ramo (tercera dominica de agosto) la siguiente copla:

Para hacer esta capilla

Ni el rey ni Obispo ayudó

Porque aquesta ilustre villa

Todo siempre lo cumplió.

altar

 

  CRONOLOGÍA:

  1223. El 26 de octubre un labrador arando se tropieza con un sarcófago de mármol blanco con los restos de San Fulgencio y Santa Florentina, fueron colocados con su sarcófago a un lado del altar mayor de la iglesia.

  1538. El emperador Carlos extiende en Barcelona el 30 de marzo el título de villa separando su jurisdicción de la ciudad de Trujillo.

  1572. El Obispo de Plasencia Don Pedro Ponce de León manifiesta que se ha empezado a traer cantería para el nuevo templo.

  1592. Guadalupe intenta llevarse las reliquias de los Santos. Mientras, Murcia y Cartagena (de donde eran los santos) entablan un pleito con las mismas pretensiones. Felipe II envió a Fray Gabriel de Talavera para que comprobara el estado de las reliquias, fallando finalmente a favor de Berzocana con la particularidad de que se entreguen cuatro canillas: dos para el monasterio de El Escorial y las otras dos para Cartagena.

  1593. El Ayuntamiento de Trujillo dona 150 ducados para la Capilla de los Santos y otros 50 para un palio y andas. El licenciado Juan de la Cerca, natural de Berzocana y vicario de Jaraicejo donó 100 ducados.

  1610. El 3 de octubre se inauguró la nueva capilla de los Santos siendo Obispo de Plasencia D. Fray Enrique de Enríquez.


   




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]