senderos de extremadura
torre de espantaperros

LA TORRE
DE
ESPANTAPERROS


TEXTO: Guillermo Kurtz

FOTOS: Amado


[Establecimientos de Badajoz en ALEX]

  La Torre de Espantaperros en Badajoz, es uno de los más notorios monumentos almohades de la Península Ibérica, del siglo XII para ser más exactos. Se la conoce también por el nombre de Torre de la Atalaya o Torre del Alpéndiz, denominación ésta última del todo incorrecta, (el Alpéndiz está en otra zona de la Alcazaba) y cuya perduración resulta inexplicable. La torre de Espantaperros está situada en la parte oriental de la Alcazaba de Badajoz y constituye la torre de vigilancia más fuerte de todo el recinto. Su planta es octogonal, es decir con ocho lados, y se conserva en toda su altura.

  Esta torre es del tipo conocida como Albarrana, es decir, que estaba colocada por delante del lietorre de espantaperrosnzo de la muralla y conectado a él por un pasillo estrecho y un arco. Estas torres albarranas son características de la arquitectura militar islámica en la Península Ibérica, aunque normalmente ya son de bastante menor tamaño que el que nos ocupa.

  La mayor parte de la Torre es maciza, salvo sus dos plantas superiores que constituyen dos cámaras anulares abovedadas. En origen estaba rematada por una pequeña construcción cuadrada decorada con arcos entrecruzados, al que en la época cristiana se le superpuso el remate de estilo mudéjar que ahora puede verse. Este remate mudéjar tenía cómo fin alojar una campana que actualmente se conserva en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz y que fue desmontada a finales del siglo pasado.

  Por desgracia, los actuales accesos y el mantenimiento de la torre no permiten abrirla al público. Las torres poligonales no son infrecuentes en la arquitectura almohade andalusí. Baste citar cómo ejemplo la Torre del Oro sevillana. Su construcción formaba parte de reforzamientos de las fortificaciones que emprendieron los almohades en toda Al- Andalus, necesitaba de defensa ante el empuje bélico y territorial de los reinos cristianos del norte. De hecho, la Alcazaba de Badajoz, tal y cómo hoy se nos presenta es el producto de éste programa constructivo.

   En Badajoz existe otra torre octogonal, posiblemente de la misma fecha, en la finca conocida cómo Torrequebrada. Está en las inmediaciones de la autovía que conecta la ciudad con Mérida, y servía de atalaya desde la que vigilar y proteger el acceso oriental a Badajoz.

la torre y su entorno




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]