senderos de extremadura
ermita de san jorge



La ermita
de San
Jorge

Texto y fotos: Juan Rosco Madruga


 

[Establecimientos de Cáceres en ALEX]
    Dentro de esta revista se exponen trabajos de gran interés sobre rutas, caminos, paisajes, etc. que desde sus paginas se ofrecen al viajero para que disfrute de la belleza de nuestra región. Esta belleza, bien sea de parajes, monumentos o cualquier otra cosa sobre lo que merezca la pena detenerse y observar, es algo que puede ser perecedero y por lo tanto debe ser respetado y protegido. Pero no hemos de quedarnos sólo en esto, existen en Extremadura gran cantidad de recursos lo suficientemente atractivos cómo para que atraigan al turismo y tan sólo necesitan una cosa: su puesta en valor. Pensemos en la ciudad de Cáceres. Cuando la nombramos acude a nuestra mente la imagen de la ciudad antigua, tan hermosa que por ella tenemos el título de Patrimonio de la Humanidad. Pero ¿no hay otra cosa en Cáceres para visitar además de la ciudad antigua y los museos?. abraham y los ángeles en el encinar de mambréLa respuesta es que sí, sus calles, sus plazas y parques. Pero el visitante necesita atar su recorrido a espacios más concretos. ¿ Tiene algo más que ofrecer Cáceres?. La respuesta vuelve a ser afirmativa. Cáceres puede ofrecer al visitante sus orígenes, los más lejanos en el tiempo en las Cuevas de Maltravieso, que datan del Paleolítico, otros más cercanos, los de la época romana, pueden realzarse excavando y haciendo visitable el campamento romano, retoñando las heridas que le infringen la carretera y el camino que pasan por encima. Sería así mismo conveniente una mirada sobre los yacimientos visigodos de nuestro entorno inmediato en la Ermita de Santa Olaya.
    Pero Cáceres puede ofrecer algo más que monumentos históricos; estamos convencidos de que puede ofrecer una alternativa turística poniendo un contrapunto entre pasado y futuro, entre la ciudad que apunte al futuro: la Ciudad de la Ciencia. Para ello Cáceres debe conservar y preservar de una destrucción, ya iniciada, todas las instalaciones del poblado minero de Aldea Moret y convertirlo, cómo ya propuso la Asociación Prociencia, a la Dirección General de Patrimonio, en una Ciudad de la Ciencia que conserve las estructuras de un pasado cacereño que hizo crecer la ciudad y orientar su urbanismo, configurando en ella, una auténtica seña de identidad. Por si la toma de decisiones al respecto nos ocupara más tiempo del que podamos perder, convendría ir dotando a la ciudad de otras alternativas, más realizables a corto plazo, que incrementaran la oferta turística de la ciudad de paso que podría suponer un beneficio añadido para la infraestructura hotelera, si de ello se derivase una mayor permanencia de turistas en Cáceres. También, por esta diversificación de la oferta, se produciría sin duda una creación de puestos de trabajo que estimamos importante. Sin renunciar a la idea, de crear la Ciudad de la Ciencia, en cuyo diseño abundaremos en otro momento, será conveniente el desarrollo de itinerarios periurbanos que nos llevasen a la consecución de objetivos anteriormente enunciados.

     LA ERMITA DE SAN JORGE

    Por estar en fechas cercanas a la celebración de San Jorge, Patrón de Cáceres y su diputación Provincial, nos proponemos acercarnos a una ermita que lleva su nombre, en un itinerario que por caminos, nos lleve hasta un inscripciones latinasextraño edificio, enclavado en las inmediaciones del Torreón de los Mogollones, una de las más antiguas instalaciones defensivas que rodean Cáceres.
     Dado el grado de deterioro de la obra, milagrosamente en pie, urge tomar medidas al respecto si queremos conservarla y, cómo no se aprecia lo que no se conoce, será conveniente que supiéramos algo más de lo que tenemos tan cerca.

  

   EL EDIFICIO


     Se trata de una original construcción, cuya función no está del todo clara, dada su original distribución de espacios. En esencia es un colector de agua, con posibles tomas del arroyo que discurre justo a su lado. Lisaac y jacobas aguas inundan de tal modo el edificio, que en ocasiones cubren con más de un palmo, lo que será el suelo del mismo.
     En el tejado se observan vestigios de una instalación que posiblemente sirviera para sacar el agua del estanque, que constituye la mayor parte de la construcción y la que en definitiva daría sentido al mismo, que no diferiría mucho, de lo que hoy día es: un abrevadero para el ganado.
     Toda la parte que sirve cómo estanque, está conformada por una planta rectangular y sujeta por unos arcos fajones que sostienen una estructura de lajas de piedra, algunas de las cuales han caído en época reciente por lo que todo el edificio anuncia una inmediata ruina. Las bases de los arcos se apoyan sobre la roca de pizarra y a algunos de ellos les faltan las dovelas de apoyo por lo que una intervención se hace necesaria.

     LA ESTRUCTURA Y LA ICONOGRAFIA:

    El edificio se configura cómo un deambulatorio en torno al agua. En su parte superior, como hemos dicho, hay vestigios de que hubiera existido allí un sencillo artilugio para la extracción del agua del estanque, lo cual viene apoyando en la existencia de una piedra en forma de pila con vertiente hacia el estanque del que se produciría la extracción. isaac y jacobHemos dicho que el edificio hay que leerlo cómo un deambulatorio en torno a un estanque que es el motivo principal del mismo, pero debería ser mucha la importancia de este estanque para disponer en torno a él un repertorio pictórico tan extenso y rico. El acceso al edificio se tendría por el suroeste y, entrados en él tenemos a la derecha el agua y un arco con la representación del pecado de Adán, mientras que a la izquierda nos encontramos con los paneles pintados con escenas bíblicas en cuatro grandes viñetas, dos representa a Abraham y los ángeles en el encinar de Mambré y tras una interrupción por el vano existente otras dos que hacen alusión a la venta de la primogenitura de Esaú a Jacob y a la bendición que Isaac da a Jacob creyéndolo su hermano. Todo este panel está flanqueado en su lado superior por citas escritas en latín de los pasajes bíblicos que en él están representados.
Terminado este friso entramos en los restos de una estancia cubierta por bóveda de aristas en cuyos cuarterones estarían los cuatro evangelistas y sobre las paredes, diferentes representaciones: Anunciación a María, La Oración de Jesús en el huerto y las figuras de Santiago y Santa Lucía en las jambas que dan acceso a una capilla de reducidísimas dimensiones.

entrada a la capilla
ante capilla
entrada a la capilla

     En esta capilla y cómo apoyatura de que el edificio testaba en función de una liturgia de tránsito vemos que el nombre de Santiago: YAGO, aparece representado con una sílaba YA en el exterior, y la otra GO en el interior de ésta capilla.
    En el interior de ésta capilla aparece en el frontal un Descendimiento, a la derecha el Bautismo de Jesús y a la izquierda aparece S. Francisco Javier recibiendo los estigmas. En la parte posterior aparece un Ecce Homo. La capilla se cierra con una cúpula semiesférica representado a Dios en Majestad y en las pechinas los Padres de la Iglesia.

paño principal de la capilla
paño principal de la capilla

    Tal repertorio iconográfico y tal originalidad en el planteamiento del edificio nos lleva a considerarlo cómo un rarísimo caso que a todas luces sería necesario conservar para la posterioridad y para ir retroalimentando con nuevas aportaciones todos esos recursos que podemos visitar y ver en torno a Cáceres.

     A MODO DE EPILOGO Y DE PROPUESTA:

     Podrían diseñarse viajes a este lugar y hasta el vecino dolmen de Redondilla, situado a menos de un kilometro, con todos sus ortofosfatos en pie, con la pileta de ofrendas y gran parte de su corredor conservados. Los medios de locomoción a emplear deberían ser de tracción animal, a modo de calesas o landós, que podrían completar su periplo visitando los Barruecos y en el camino tal vez recibir un refrigerio con productos extremeños en alguna de las casonas que en el camino existen. Hemos de dejar a los que vengan detrás de nosotros elementos que supongan la atracción de riqueza a nuestra tierra, sabemos que una de las más limpias y firmes puede ser la que nos venga por el turismo, y por todo ello, de la misma manera que actuaciones hechas en otro tiempo han venido a ser de gran valor en el presente, como hemos visto con la Ciudad Antigua de Cáceres, no tenemos dudas de que las actuaciones que aquí proponemos vendrán a ser beneficiosas en el futuro.




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]