LAS HURDES

Tanquilidad, cultura y naturaleza



Historia de la Comarca: "Las Hurdes tienen de antaño el prestigio de una leyenda, y quienes a ella llegan, dense o no clara cuenta de ello, lo hacen o para corroborar o para desmentir la leyenda".

La denominada "leyenda negra": muchas cosas se han contado sobre esta emblemática comarca, pero la mejor forma de conocer su leyenda y ver su realidad es acercarse hasta ella.

Las Hurdes de...: Miguel de Unamuno, Luis Buñuel, Madoz, Legendre, Alfonso XIII, Marañón, etc., muchas personalidads y famosos han dejado constancia en la comarca a su paso por la misma.

Vestigios del asentamiento de otras civilizaciones: Los Castros y los grabados rupestres. La comarca cuenta con numerosos vestigios de antiguos asentamientos y de sus pobladores; destacan: idolos-estela, castros, grabados rupestres, puntas de fecha, etc..

La arquitectura: Si existe algo que caracterice la comarca es su arquitectura. A lo largo y ancho de la comarca existen múltiples manifestaciones de lo singular de esta arquitectura (paredones, terrazas, puentes, eras, corrales, viviendas, etc.). Riomalo de Arriba, El Gasco, Aceitunilla, Ovejuela, Casares de las Hurdes, el despoblado del Moral, La Horcajada, Arrocerezo, etc.)

La apicultura: Una de las más antiguas y tradicionales actividades del pueblo hurdano, apasionante mundo que podremos conocer e investigar en alguna de las empresas destinadas al sector.

Tradiciones y costumbres: Relacionadas con el culto a los antepasados, con rituales de labores o con el miedo a lo desconocido, es la comarca hurdana un compendio prácticamente virginal para aquellos que gustan de indagar en estos asuntos.

La artesanía: Más de 40 artesanos repartidos por toda la comarca harán las delicias de aquellos que se acerquen hasta sus talleres para observar sus figuras y para conversar sobre el sentido de las mismas (barro, madera, piedra, pizarra, hierro, mimbre, bálago, hilo, etc., modeladas y trabajadas por las sabias manos hurdanas den vida a un sin fin de objetos representativos de la vida cotidiana de las Hurdes).

El folclore: Numerosos tamborileros y grupos folclóricos dan vida y alegría a los pueblos hurdanos, cualquier excusa es buena para poder celebrar cualquier cosa al son de la gaita y el tamboril.

Las fiestas populares: Aunque cada localidad tiene sus festividades locales, existen una serie de fiestas de hondo calado en la comarca hurdana (Fiesta Mayor de las Hurdes, Carnaval Hurdano, La Carvochá, La Enramá, La Cruz Bendita, La Matanza Tradicional, etc..

Mitos, cuentos y leyendas: El encerramiento de la sociedad hurdana en sí misma hasta fechas muy recientes, ha permitido que en la comarca existan aún hoy en día, una constancia palpable de mitos, canciones, cuentos y leyendas; fiel al reflejo de los miedos y cultos del pueblo hurdano.

La gastronomía: Destaca por encima de todos un exquisito plato (el cabrito asado), si bien, lo natural y el saber popular impregnan los finos y ricos platos de esta comarca (matajambres, moje de peces, caldereta, pipos, socochones, patatas meneas, jigus corinus, piñonates, etc.), y todo ello regado con un buen vino de pitarra, y acompañado de un orujo con miel.

Los productos típicos: Fiel reflejo del saber hacer y de la tradición del pueblo hurdano: miel, polen, jalea real, aceitunas, aceite, embutidos, jamones, cerezas, etc.
El saber popular: Sus gentes, verdaderas enciclopedias del saber.

PRINCIPALES REFERENTES DE LA NATURALEZA HURDANA
La red de senderos: Más de 40 rutas para realizar a pié, en coche o en bicicleta.

Piscinas naturales: A lo largo de los 5 ríos hurdanos existen numerosas pozas naturales para el baño (Las Mestas, Sauceda, Ovejuela, Pinofranqueado, El Castillo, Las Erías, Camonimorisco, Horcajo, Avellanar, Casar de Palomero, Rivera Oveja, Fragosa, El Cerezal, Arrolobos, Riomalo de Abajo, Nuñomoral…).

Red de miradores: Espectaculares vistas de los lugares más increíbles de la geografía hurdana (Pinofranqueado, Caminomorisco, Avellanar, Ladrillar, Cabezo, Cambroncito, El Gasco, Martilandrán, Riomalo de Abajo, Casar de Palomero, El Cerezal, Las Mestas, Riomalo de Arriba, Casares de Las Hurdes).

Los saltos de agua: También denominados chorros o cascadas (los canalizones en la Horcajada, La Chorrera de Arrobatuequilla, Cascada del Caño en la Huetre, La Garganta del Horcajo, El Chorro de la Miacera en el Gasco, El Chorro de los Corralones en las Erías, el Chorritero en Ovejuela o Chorro de los Ángeles, las Garganta de Arrocambrón, el Chorro del Gollete en Cerezal…)

Fauna: Especies protegidas como Lince Ibérico, Buitre Negro, Cigüeña Negra, Cabra Montés y otras comunes como: jabalí, ciervo, corzo, perdiz, trucha, etc.

Flora: La comarca cuenta con dos especies declaradas árboles singulares de Extremadura: el Valle de los Tejos en Cerezal y el Enebro de las Mestas, además de una exuberante flora autóctona con ejemplares como tejos, acebos, madroñeras, jaras, carquesas, labiérnago, cornicabra, etc.).

Pantanos y/o presas de agua:
G
abriel y Galán, El Cerezal, Caminomorisco, Camboncino, Ovejuela, Casares de las Hurdes, Vegas de Coria, La Muela, etc.).
Setas: Amanita, Cesárea, Boletus, Edulis, Boletus Aestivalis, Boletus Pinophillus, Macrolepiota Procera, Ramarea, Aurea, Agaricus, Campestres, Lactarius Deliciosus, Catarellus, Marasmius, Oreades, Tricoloma Ecustre, etc.

Actividades de ocio y tiempo libre:
• Pesca
• Caza Senderismo
• Cicloturismo
• Trecking
• Recogida de setas
• Caza fotográfica
• Safaris fotográficos
• Recogida de frutos silvestres
• Actividades acuáticas: piragüismo, canoas, baño, vela
• Actividades de aventura: rutas a caballo o en burro, rutas en todoterreno, quads, escalada, parapente.
• Ecoitinerarios

Cualquier época del año es buena para acercarnos hasta esta bella comarca del norte extremeño, el otoño por su increíble amalgama de colores que tiñen sus valles y montañas con las caídas de las hojas, el invierno por la cálida acogida de sus gentes junto a una chimenea de cualquier bar y por la enorme tranquilidad que se respira, la primavera por la enorme cantidad de flora y fauna que tienen su esplendor en esta época y que dibujan en la comarca el más bello tapiz jamás observado, y como no el verano donde toman protagonismo las numerosas pozas naturales existentes en sus riachuelos de aguas cristalinas. A lo largo de todo el año existen múltiples actividades para realizar dentro de la comarca y en donde el principal atractivo lo constituye todo aquello relacionado con la naturaleza: senderismo, rutas en bicicleta o en todoterreno, la pesca, la caza, observación de la Naturaleza, caza fotográfica…; así como también lo relacionado con temas naturales y culturales: grabados rupestres, centro de documentación, fiestas populares, artesanía, gastronomía, etc… dejando buena muestra de que el principal atractivo de la comarca reside en sus gentes, verdaderas enciclopedias de historias, leyendas, mitos, tradiciones, vivencias, … y únicos conocedores de la verdadera historia de esta emblemática comarca.

Dónde comer y dormir
- Hospedería Hurdes Reales (Las Mestas-Ladrillar)

- Hotel Los Ángeles (Vegas de Coria)

Qué comprar
S
in lugar a duda son dos los principales valuartes de esta bella comarca: sus productos gastronómicos y su artesanía:

Artesanía: podremos encontrar a lo largo y ancho de toda la comarca un sinfín de artesanos que tomando como materias primas lo que la naturaleza ha brindado siglo tras siglo (maderas, piedras, piedras de volcanes, pizarras, ramas, raíces, barro, corcho), trabajando con sus propias manos: bordando, tallando, moldeando, golpeando, limpiando o trenzando; alfareros, bordadoras, carpinteros, fragüeros, hojalateros, miniaturistas, cesteros… han logrado mantener hasta nuestros días, preservándolos para años futuros, viejos oficios artesanales en otras latitudes ya desaparecidos.

Productos locales: el saber popular hace posible que los “sabores de siempre” y las excelentes producciones se den de una forma habitual y lógica en cerezas, frutales, miel, polen, cárnicos, jamones, embutidos aceites, aceitunas y en su excelente gastronomía tan apreciada en restaurantes y mesones de la zona, donde se guardan recetas familiares tan elogiadas gastronómicamente. Cada época del año, Hurdes posee una interesante y variada producción agrícola que se suma a los productos que están presentes durante todo el año. El buen hacer de estos agricultores y ganaderos se expresa diariamente en sus labores sin prisas, procurando que los productos consigan los mismos sabores que ya antaño tenían, no estando reñida la lógica modernización tecnológica de las explotaciones con la obtención de un producto donde la calidad prima por encima de todo. Así a lo largo de la comarca podremos adquirir los elogiados nacional e internacionalmente productos de esta comarca: miel, polen, cera, jalea real, embutidos, jamones, cabritos, aceitunas, aceites, cerezas, castañas, y un sinfín de productos hortofrutícolas elaborados siguiendo el sistema tradicional en las pequeñas huertas existentes en las orillas de los riachuelos.

Qué comer
A modo de indicación sugerimos algunos platos típicos de la interesante cocina hurdana, de la cual es de destacar la honda tradición de sus platos y la utilización en la misma de productos naturales elaborados y/o cosechados por los propios hurdanos, comenzando por la denominada ensalada de limón, el cabrito asado y en caldereta, los exquisitos peces de río, tablas de queso y embutidos de la tierra, matahambres, potajes y guisos hurdanos como las habichuelas, asadura, caldereta, patatas maneás, las migas y como postre, además de las frutas antes mencionadas, deguste los típicos jigus curinus, guindas, socochones hurdanos, piñonates, flanes caseros, tartas y arroz con leche; licores tan originales como el orujo con miel y otros elaborados con castañas y madroños.

Qué ver
S
i bien, el principal atractivo de la comarca lo constituyen sus gentes, cuanta esta con innumerables recursos naturales y culturales entre los que cabe destacar: su arquitectura popular, presente en numerosos pueblos y principal seña de identidad del pueblo hurdano, sus impresionantes saltos de agua, sus grabados rupestres, su flora y fauna que repartidos por sus valles y montañas dan un hermosos colorido al paisaje hurdano, su artesanía, sus meandros, sus aguas cristalinas, sus virginales bosques, sus paredones o terrazas, so folclore, sus fiestas, sus fuentes… en definitiva todo aquello que representa una perfecta comunión a lo largo de los siglos entre el hombre y la naturaleza.

Consejos prácticos
A
l llegar a esta comarca tendremos la sensación de penetrar en una zona virgen y natural, es por ello que nosotros debemos actuar de forma que nuestro paso por ella no deje rastro alguno de nuestra visita (evitar los vertidos, los residuos y los desperdicios, tener cuidado con elementos que puedan suponer incendios, no provocar destrozos, etc…) ¡¡la naturaleza y todos nosotros te lo agradeceremos!!.

Si bien, el encanto de esta zona se extiende a lo largo de todo el año; las épocas en las que alcanza su apogeo son la primavera y el otoño por la amalgama de colores y sonidos en sus valles y montañas, el verano por las innumerables e improvisadas pozas de baños que saltan a lo largo de nuestro camino y en las calles para poder refrescarnos, y el invierno nos permitirá conocer a la perfección la singularidad del pueblo hurdano, integrándonos en su cultura y en su modo de vida, participando en sus fiestas y tradiciones más arraigadas.

Dentro de las localidades de la Mancomunidad de Las Hurdes, debemos penetrar en las callejuelas de cada una de las localidades que visitemos sin temor alguno a perdernos, dadas sus pequeñas dimensiones, en los rincones más escondidos es donde podremos encontrarnos el mayor encanto de esta comarca.

Así como en el caso particular de cada una de las localidades se aconseja perderse por sus calles, para el caso concreto de rutas, senderos y/o zonas de paseo no se recomienda salir del itinerario marcad al objeto de evitar posibles pérdidas o engorrosos rodeos.

Sin lugar a duda, la mejor forma de conocer y entender la historia y la cultura hurdana es hablar y dialogar largo y tendido con las gentes lográndonos su confianza, ellos son los verdaderos depositarios del saber popular.

Es conveniente ir provistos de una cámara de fotos y/o videocámara y un bloc de notas para poder dejar constancia visual y escrita de todas aquellas sorpresas que saltarán ante nuestra retina.

La comarca cuenta con un microclima muy singular, caracterizado por no ser excesivamente frío ni extremadamente caluroso. Es por ello que al objeto de sacar la mayor partida a nuestra visita, se aconseja en las épocas propias del invierno ir provisto de abrigo, y en verano bermudas y un bañador con las que poder disfrutar de las numerosas pozas de baño existentes a lo largo de toda la zona. Tanto en una como en otra época lo intrincado del terreno nos aconseja ir provistos de un calzado apropiado, a ser posible, botas de senderismo.

En una zona caracterizada por pequeñas poblaciones, el 90 % de las mismas no supera los 500 habitantes, los bares, comercios, tiendas, restaurante, etc… que podemos encontrarnos en alguna de las diferentes localidades, así como también las propias gentes de la localidad son verdaderas fuentes de información, constituyéndose en numerosas ocasiones en improvisadas oficinas de turismo, un diálogo con cualquiera de ellos puede esclarecer gratamente nuestra visita.

Para poder completar nuestra visita con información escrita y/o visual de la zona, así como poder comprender su idiosincrasia, se recomienda pasar por la oficina de turismo y por el centro de documentación, donde también podremos informarnos sobre los eventos culturales, deportivos y/o etnográficos que puedan coincidir con nuestra visita.

Es importante repostar combustible en nuestro automóvil antes de iniciar un recorrido por la zona, esto es debido a que en la misma sólo existen 2 gasolineras (en las localidades de Caminomorico y Pinofranqueado). Un descuido en este consejo puede ocasionar quedarse sin combustible en una ruta o en una carretera alejada de las zonas para repostar.

Para adentrarse en zonas de montaña alejadas de las localidades es recomendable ir provistos de mapas de pistas y senderos, o ir acompañados de alguna persona que conozca la zona al objeto de poder evitar perderse o dar engorrosos rodeos.

“… el hurdano quiere que se llegue a estos valles con sencillez y suficiente agudeza para entender lo que son Las Hurdes: un permanente abrazo entre el hombre y la naturaleza.” (Casto Iglesias Duarte).

Fiestas populares de interés y tradiciones.
La Enramá
, se celebra a finales de agosto en la localidad de Pinofranqueado. Fiesta declarada de Interés Turístico Regional.
Fiesta Mayor de Las Hurdes, se celebra la primera semana de agosto y cada año en uno de los municipios que componen la comarca.
La Carvochá o Chiquitía, se celebra el día 1 de noviembre en la localidad de la Horcajada.
El Carnaval Hurdano, se celebra el martes de carnaval cada año en una de las alquerías de cada uno de los municipios de la comarca.

A lo largo del año se celebran múltiples fiestas en cada una de las localidades que componen la Mancomunidad de Las Hurdes, en las cuales es posible apreciar el rico y variado folclore de esta zona, gracias a la participación en las mismas de grupos folclóricos, tamborileros y numerosos lugareños que ataviados al estilo tradicional muestran su devoción a los diferentes patronos.

Accesos
E
l principal eje vertebrador de la comarca lo constituye la carretera EX-204 (antigua CC-512), la mejor forma de acceder a ella es:
Desde Salamanca por la sierra de Francia a través de la localidad de la Alberca y por el famoso valle de Las Batuecas.
Desde Madrid, por Navalmoral de la Mata, Plasencia, Montehermoso y Pozuelo de Zarzón.
Desde Cáceres, por Coria y Pozuelo de Zarzón.
Desde Ávila, por Béjar y la Sierra de Francia a través de la localidad de Sotoserrano.
Desde Ciudad Rodrigo, por Serradilla del Llano, con entrada por el Alto de Casares.

Dónde informarse
O
ficina de Turismo: ubicada en la Casa de la Cultura de Caminomorisco. Tlf. 927-435-329. Abierta de martes a domingo de 10 a 14 horas y de 16 a 19 horas.

Ecoitinerario recomendado:
E
sta es una ruta sólo aconsejada para los amantes de la naturaleza y exige de aquellos que la realicen un compromiso de respeto hacia la misma. La ruta nos lleva a uno de los lugares más paradisíacos y virginales de la zona hurdana, El Valle de Los Tejos de Cerezal (zona catalogada recientemente como Árboles Singulares de Extremadura). El Recorrido se inicia desde esta bonita alquería de municipio de Nuñomoral, desde un pequeño camino rural que saliendo desde la citada localidad de Cerezal nos conduce hasta la presa de abastecimiento de agua de Arrocerezal, desde allí continuaremos cruzando por encima de la propia presa y por una pista forestal que la bordeas hasta un pequeño arroyuelo que surte la citada presa en cuyo margen derecho sale un pequeño sendero que nos conduce sin pérdida hasta el Valle de los Tejos, lugar en el cual podremos dar buena cuenta de lo rica y variada de la vegetación de la comarca, en especial de los magníficos y bellos ejemplares de esta especie. La unión de las montañas, arroyuelos y vegetación constituirán una instantánea difícil de borrar de nuestras retinas. No debemos abandonar la comarca sin visitar otro árbol, declarado Árbol Singular de Extremadura, el milenario “Enebro de Las Mestas”, ubicado junto a las escuelas de esta bella localidad.

 




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

 
Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]