COMARCA DE MONTÁNCHEZ Y TAMUJA

Aventuras y desventuras de Pablo Retamar



PABLO RETAMAR:
P
ablo nos coge de la mano para enseñarnos una nueva comarca. Deja lector que te guíe la imaginación de un niño y disfruta de esa incansable capacidad de sorpresa y aventura Comparte el relato con un caballero guerrero, divisa la magnánima belleza de nuestras tierras surcando el aire sobre un águila real para mas tarde conocer la historia de las Damas de la Dehesa viviendo en la más grande de mundo.

Preparando el viaje
P
ablo llevaba nervioso varios días, la expectación de un nuevo viaje creaba en el una mezcla explosiva viéndose como un afanado guerrero o un pájaro libre surcando los cielos.

Los días que precedieron al viaje, reunió a sus amigos a los que hizo cómplices de esa gran misión que le llevaba al corazón de las tierras extremeñas. Sus sueños se vieron teñidos por grandes colores: Orden de Santiago, audaces rapaces, aves esteparias, árboles monumentales.

Le fue casi imposible camuflar la espada en la mochila pero con un poco de destreza la encajó entre la maquina de fotos y su libro de aves, también metió el cuaderno que compartía con Pedro y Mario (sus incondicionales), cuaderno que viajaba con cada uno de ellos y que pertenecía a todos sirviendo como historial del Clan. En él resaltaban las tremendas faltas de ortografía y todas aquellas maravillosas cosas que no aprecia el ojo del viajero adulto.

No poder dormir propicio que su padre a lecho de cama relajase su alma con una de las preciosas historias contenida en El Libro de los Abrazos de Eduardo Galeano y así empezó el sueño, Maravilloso sueño que duró hasta el regreso de esta hermosa comarca Sierra de Montánchez y Tamuja.

El primer encuentro: Ermita de Nuestra Señora del Salor.

Para Pablo la llegada a los apartamentos, alojamiento rural elegido, fue decisiva ya que era un buen principio para su historia así escribió en su cuaderno:
“ Llegamos a La Casa Grande, entre los cristales de la parte de arriba vi moverse al fantasma que desde antaño habita el lugar, un niño que aprovecha las noches para bajar al patio y bañarse de luna, manteniéndose escondido el resto del día a causa del miedo que produce en los mayores la parte desconocida que nos lleva a otros mundos. Aproveche la espectacular capilla del alojamiento para depositar la fuerza de mi corazón de guerrero en manos del Señor y su mandato para esta gran misión, de rodillas con mi espada reluciente a mi lado derecho apoyada en el suelo”.

La mañana despertó clara mami, se apresuró a hacerme un bocata para la larga jornada yo me preocupaba en volver a camuflar la espada en la mochila y a revisar mi cámara. Nuestro primer destino era la Ermita de nuestra Señora del Salor en Torrequemada según un articulo que enamoró a mi madre: “Refugio de Fervor y Gesta”.

En esta bella localidad a 18 kilómetros de Cáceres por la carretera comarcal 520 se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Salor, situado a poco más de 2 Km. de la localidad, en la orilla izquierda del recién nacido río que le da nombre.

Nuestra guía nos contaba que a su llegada a la comarca fue lo primero que visitó y quizás la conversación mantenida con sus muros lo hizo quedarse en estas tierras teniendo siempre la imagen en un alto como referencia de una larga historia que contar a los demás.

Es una hermosa y evocadora fábrica mudéjar con resonancias templarias en la que todavía se contemplan dibujos geométricos en sus muros. Durante siglos recibió culto una imagen destruida por las tropas francesas de Napoleón en la Guerra de la Independencia.

Detrás de mi suena una voz grave interrumpida por un leve carraspeo:
“ Una vieja tradición relata él haberse aparecido la Virgen a un pastor en el siglo XIII, anunciándole estar escondida en ese lugar una imagen suya, que encontrada empezó a recibir fervoroso culto. Fue la primera devoción mariana de toda la comarca y la villa de Cáceres, de la que fue patrona durante muchos años a pesar de distar de ella 20 kms.”

Mi corazón quedó parado por unos segundos para empezar un estrepitoso galope antes de coger fuerzas y empuñar la espada para darme la vuelta. Mis ojos grandes y fijos en aquella armadura entre brillante y desgastada de la cual salía una espesa barba blanca se apoyaba en la cruz que hacia e escudo con la espada.

Soy Alonso de Cárdenas, Maestre de la Orden de Santiago y tú ¿Quién eres que te presentas tan bien armado? Relinchaba un hermoso caballo blanco metros mas atrás entre los arcos.

De mis labios salieron torpemente las palabras, como peces saltando en un charco explique mis visitas a estas hermosas tierras centrales de Extremadura.

“Esta ermita es de estilo mudéjar, se reconoce por los seis tramos de arcos transversales que contienen tres arcos apuntados de mayor altura al de la nave, apoyándose en gruesos pilares de granito, material que también aparece en los pilares interiores, puerta del evangelio y muro de la pueda situada a los pies de la iglesia.”

¿No siente que estás en una hermosa fortaleza?. Si escuchas con atención…

Fue entonces cuando el silencio se rompió por pesados pasos de caballeros enfundados en blancas túnicas teñidas de sudor y sangre. Armaduras música marcial a son de cascos de fuertes caballos y algún sollozo ahogado que pedían a nuestra señora del Salor ayuda y salvación.

En el interior los muros son lisos, sin restos de ventana:
" Contiene la fábrica primitiva dos puertas a los pies de la iglesia con dintel y la otra con arco apuntado de doble rosca realizada en granito. Está decorada con pinturas en la que se representa a Dios en la parte superior bajo el que se encuentra un coro de ángeles. El intradós de los arcos de la nave iba decorado con pinturas mudéjares.”

Contigua a la fachada principal y unida al ala norte se eleva la torre del campanario, destacando por su limpia ejecución y esbeltez, facturada en sillar de granito bien escuadrado, igual que el resto del edificio. Su diseño se atribuye a Pedro de Ybarra.

El Maestre hace que me adelante para mostrarme las pinturas.

“Salta joven caballero, con la observación de estas pinturas en el bello espacio del tiempo; en ellas se representa una de las composiciones más primitivas del arte islámico, con decoración geométrica basándose en composiciones octogonales.”

"¿Son de verdad mágicas las figuras octogonales?"

"Cierto es compañeros la unión de dos cuadrados superpuestos lo que para los griegos significaba la yuxtaposición de los cuatro elementos naturales (Agua, tierra, fuego y aire) con cuatro estados (frío, humedad, calor y sequedad.) (Su contenido mágico hizo que esta figura fuera muy empleada por los templarios de influencia árabe y procedencia griega siendo con ello protegidos por los elementos en tan importante misión."

"Caballero Pablo suba a mi caballo y galopemos por la historia haciendo un breve receso para luego incorporamos a la comida."

Y así abrazado a la cintura de Alonso de Cárdenas llegamos a la villa de Montánchez con no más de 200 vecinos en esta época en el castillo se me enseño el armamento: 5 ballestas de acero, 1 tomo de ballesta, 6 paveses, 1 cubierta de caballo, 6 corazas, 2 cela das, 2 cerbatanas, 6 espringadas, 6 servidores da lombarda, 4 atacadores, 1 ama de pólvora.

Desde esta privilegiada atalaya que presente como horizonte las dos provincias mi querido Maestre me cuenta:
“ A la muerte de Sancho I le sucede su lujo Alfonso VII que el 16 de Julio de 1212 en las Navas de Tolosa aplastaría las huestes de Mohamed en Nasir, llamado Mirarnamolin. Muere Alfonso VIII y deja un hijo pequeño por lo que su hermana Doña Berenguela hereda y abdica a favor de su hermano Fernando que era también rey de León. Entonces se fundan las Ordenes militares de Santiago, Alcántara y Calatrava, que conquistarán al reino moro las tierras de Extremadura."

"¡Yo Quiero ver sus casas, sus campamentos, todo!" (Pablo emocionado)

"Querido Amigo ya has visto nuestra fortaleza, ahora te enseñará aquello que dejó el paso de las tropas, veremos el Hospital de Peregrinos de Salvatierra de Santiago ya que el de Torremocha se destruyó hace ya varios siglos."

Salvatierra está en los confines de la Orden de Santiago frente a los territorios de la truxilense en Ruanes y Robledillo.

"Tomaremos pan y vino en el Hospital de peregrinos, se encuentra junto a la vieja calzada, hoy por hoy cordel de ganados pero antaño comunicaba Mérida con Trujillo y Toledo.”

Un simpático señor enfundado en un ”no sé qué” de color pardo por el paso de los siglos, no sirvió una sopa fría con mucho aceite y vinagre pero la ver dad que bastante rica, sentados en aquellos muros que a borbotones contaban miles de historias y leyendas, Don Alonso de Cárdenas brindó al viento.


“ Brindo por el triunfo, por nuestras hazañas, por el bien y por aquel 2 de Marzo de 1526 cuando te conocí Gran Emperador.”

"Si querido Pablo una noche pasé con Carlos V a la luz del fuego, donde la sartén nos ofreció migas hasta altas horas de la madrugada. Noche sin rey, ni caballero sólo noche, conversaciones eternas, almas desnudas que se calentaron al fuego de corazones intensos. ¿Volvemos?"

Levante mi jarra y como orgulloso y altivo caballero brinde, Por el Bien, Por saber mantener la historia y por el maravilloso caballo que nos ha llevado en este recorrido de ilusión.

Sobrevolando la Comarca, Zona de Especial protección para aves: Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes.

Esta mañana a Pablo le costó salir de la cama, desbaratada por un agitado sueño, la espada sobresalía a los pies y rápidamente fue enfundada en la mochila. Mientras desayunaban se oyó llegar la furgoneta que venia a buscar les para empezar la ruta por los Llanos. Enclave verde, es la empresa contrata da para este tipo de servicios de observación de fauna. Raúl les saludó y ofreció a cada uno de los pasajeros unos prismáticos. Este gesto para nuestro Pablo fue sorprendente ya que su padre casi nunca se los dejaba con ellos todo estaba a su alcance.

En el viaje se estableció la tertulia entre los distintos viajeros motivada por las explicaciones de nuestro guía:
“ Los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes es declarada zona Z.E.P.A. en 1989 para más tarde pasar a Zona de Especial Conservación (Z.E.C.). Es esta una extensa área de llanuras con suaves pendientes que se extiende desde Brozas hasta Trujillo, asentadas sobre la penillanura cacereña y quedan enmarcadas por las formaciones montañosas de la Sierra de San Pedro, cierre natural de los llanos. Al norte los ríos Tajo y Almonte se interponen ante las estribaciones de las sierras que nacen en Gredos y Villuercas, dando paso a terrenos menos abruptos. Sierra de Fuentes es la principal formación montañosa dentro de la llanura, nuestro destino El Risco es un mirador privilegiado.”

A las preguntas del incansable Pablo, contestaba con tranquilidad informando con ello al grupo de la parada programada en el Centro de recuperación de fauna y educación ambiental ”Los Hornos.”

Raúl aprovechó para establecer una cierta complicidad ante la mirada expectante de Pablo que subía y bajaba por encima de los prismáticos que en ese momento le parecía el más precioso tesoro entre sus manos.

“Los animales que ingresan en el centro son atendidos por un grupo de especialistas en fauna silvestre. Quizás podamos ver la Sala de Curas y el Quirófano.” (Cruce de miradas y sonrisa).

En un primer momento se realiza una exploración completa del animal y se aplican los tratamientos de urgencia necesarios. Se aprovechan estos momentos para realizar radiografías y diversas analíticas, que permiten obtener un diagnóstico claro para proceder adecuadamente.

Una vez los animales salen de la sala de cuidados intensivos son trasladados a las “Jaulas de Vuelo”donde completan su rehabilitación y se ejercitan para conseguir una suelta exitosa.

Apenada la cara de Pablo gesticula para preguntar "¿Y sino se curan?"
“ Los animales cuya recuperación e integración en el medio natural no es posible son destinados al área de educación ambiental y a programas de cría en cautividad.” (De nuevo miradas y sonrisas).

Pasando por Sierra de Fuentes nos dirigimos al mirador natural en la sierra del Risco, nuestra primera parada.
“ En este entorno son las aves las que cobran mayor importancia mereciendo mención especial la población de avutardas, que tiene en los Llanos la primera población más importante de la península y cuyo cortejo amatorio”la rueda” es uno de los mejores espectáculos naturales. También es muy importante el sisón denominado así por el miedo o siseo que hace con las alas al volar…"

" ¿Y el elanio azul?"

El Elanio similar en tamaño al cernícalo primilla es también mi rapaz preferida por su gran belleza y esos tremen dos ojos rojos pero no es muy abundante en la zona, sin embargo su paisana africana: la carraca una de las aves de colores más llamativos que habita el llano viene a reproducirse a esta zona, la que hemos estado viendo en los palos de la luz a la salida de Torremocha Tendremos la oportunidad a lo largo de la ruta de observar gangas, ortegas y si nos fijamos mucho incluso alcaraván.

Noté un batir de alas y me despisté de la explicación, era un sueño. A menos de un metro se habla posado un Águila Real, que según Raúl no es muy propia de esta zona.

Yo la miré y ella me guiñó el ojo, fue como una invitación para acercarme, entonces abrió su ala para susurrarme al oído: “Este tipo es un rollo, ¿quieres un vuelo real?”

Sin saber como, me encontró sobre el águila agarrado ferozmente a su cuello. Me recuerdas al reyezuelo, ten cuida do que un rayo de sol no te marque la ralla para siempre (más tarde me contó la leyenda). Yo vengo desde Montánchez a cazar, esta es una de las mejores zonas pero hoy me dedicaré a ser tu guía, cogeremos las corrientes térmicas que nos lleven lo más alto posible, siempre planeo por eso no te preocupes, va a ser un vuelo tranquilo. Para mi INDESCRIPTIBLE, nada que ver con un ultraligero muchísima más precisión primero divisamos Cáceres (el otro Cáceres desde el cielo) abandonando la ciudad en el cruce con la carretera de Badajoz aparece un des campado calizo que según mi amiga en primavera es rico en orquídeas. Al llegar al poblado de Valdesalor nos desviamos a la izquierda siguiendo la carretera que nos conduce la embalse del Salor, Allí bajamos mediante un picado quedando yo descolgado y remontando vuelo sujeto a las patas de mi compañero hasta aterrizar de una forma más o menos digna. Allí estuvimos saludando a sus primas y amigas “las acuáticas“ y poniendo nombre a las rocas que de forma caprichosa la erosión del agua y el viento las habla convertido en castillos, barcos, anima les mitológicos…

De nuevo planeando sobre la comarca continuamos hacia Torreorgaz a través de un paisaje de bolos graníticos (¡Qué bonitas son aquí las piedras!) Entre los que crecen encinas y escobas. Llegamos a Torremocha y aquí tomamos según mi Águila uno de los caminos más bellos de a comarca (la carretera que nos lleva a Aldea del Cano) hacemos pequeñas acrobacias entre las encinas de hermosas dehesas separadas por paredes de piedra.

Empiezan los saludos al encontrarnos con Abubillas, rabilargos, ratoneros y milanos que nos hablan de las anécdotas del otoño cuando llegan las grullas. De regreso a Sierra de Fuentes que se divisa coronado por la torre de su iglesia en el llano dejamos a nuestra izquierda las bravías laderas de las Sierras de San Pedro, donde la familia de mi Águila y los buitres encuentran uno de sus últimos refugios. Antes de reencontrarnos con el grupo bebimos aguas de tres o cuatro fuentes de las que dan nombre a esta localidad. Toda una experiencia (picado tras picado).

Al llegar habla terminado la visita, Raúl me miro la mano donde yo llevaba una pluma y me sonrió. Al cogerla cámara para hacer una instantánea a mi real amiga vi que ella ya planeaba muy muy alto,
¡¡¡ gracias Amiga!!!

La Más Grande, La Más Vieja, La Más Maravillosa: Encina LA TERRONA
Estuvimos comiendo en un coqueto restaurante en el cruce do Torre de Santa Maria, después de una larga sobremesa retomamos la ruta que nos llevaba a conocer a la mayor de todas, a la reina entre las reinas, a mi amada dama entre las damas: La Terrona..

Fuimos en la furgo de Enclave verde hasta Zarza de Montánchez. Raúl nos relataba lo majestuoso del entorno, encinares muy bien conservados donde es fácil divisar típicas piaras de cerdos ibéricos que en régimen de montanera se alimentan de las bellotas que caen de los miles de encinas que existen en estas tierras, yo por el contrario me fijaba en esos muros de piedra que guardaban la historia de personajes petrificados, es lo que tiene la encina son una cubierta de personajes que emergen del pasado o que nunca desaparecieron, guerreros que siguen guerreando, amantes que se aman y otros que lloran con desesperación no poder estar con el ser amado, reyes ordenando, danzas de hadas, duendes convertidos en gigantes, lagartos de leyenda, perros ladrando o caballos relinchando.

El camino está perfectamente señalizado. Desde las piscinas municipales existe un camino de tierra que transcurre entre cercas y que pasa por un atractivo puente medieval; cruzándolo y por el mismo camino llegaremos a escasamente un kilómetro a nuestra izquierda al cordel conocido como ”Cordel de la Cumbre”. Me agarré al brazo de Raúl que cerro mis ojos con las palmas de sus manos (que también temblaban) y me situé justo enfrente. Al abrir los ojos la vi como había soñado tremendamente hermosa.

Si tus ojos querido lector no traducen la importancia de este árbol monumental te contaré sus características: Tiene una altura total de 16,5 m, perímetro de tronco de 775 m., perímetro de base 9,42 m. y edad aproximada 800 años.

Una de las miles de leyendas cuenta que el tronco de La Terrona sirvió durante muchos años de vivienda a una familia de cerditos, más de ocho habitantes alojaba su tronco.

Me abrace a ella con ese abrazo a cuerpo entero para transmitir y que te transmitan sentimientos, ella me contó sueños y me hablo de otras damas La Nieta en Torre de Santa María y La Juncosa (“Solana”) en Valdefuentes. Yo sólo le dije: Cuídate encina, amiga te quiero...

 

Agradecemos la colaboración de Enclave Verde, Empresa de Observación de Fauna.
Texto: Maria Luz Crespo.
Ilustraciones: Antonio Muriel.




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

 
Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]