senderos de extremadura
dolmen mellizos

 

La fabulosa dispersión dolménica de Valencia de Alcántara.

Por Eustaquio López. Cronista de la Villa.


[Establecimientos de Valencia de Alcántara en ALEX]

  Una riqueza prehistórica de la Edad del Bronce y declarada bien cultural con categoría de zona arqueológica en su conjunto, que cataloga 42 dólmenes nominados y 14 desaparecidos.

  Al visitar un dolmen la primera deducción, tras la admiración que suscita su presencia, es que nos contemplan desde sus ortostatos nada menos que 5000 años, y el asombro crece sabiendo que todo ese conjunto del término de Valencia de Alcántara es el más importante de Europa Occidental, ya incluido en la lista de la UNESCO para aspirar a ser declarado Patrimonio de la Humanidad, tanto por la calidad de sus construcciones como por la cantidad conservada. La primera referencia a estas construcciones megalíticas se remonta a 1763 y aparece en la crónica general de la Orden de Alcántara de Fray Alonso de Torres y Tapia, pero definiendo mal a esos monumentos pues se les atribuyen denominaciones como "antas o sacelos" (anta es vocablo portugués) "garitas", "refugios", "aras de sacrificio a los dioses" etc. Conceptos que durarán hasta finales del s. XIX, en el que ya dólmenessurgen estudios científicos atribuyéndoles fines funerarios que son los ciertos. Eran los mausoleos del período calcolítico, panteones, entonces suntuosos, en los que se enterraba a los difuntos, depositándose junto a los cadáveres los utensilios que usaron en sus vidas, tales como puntas de flechas, raspadores, hachas de mano, ídolos placas, vasijas de la cerámica tosca de entonces y otros útiles personales, lo que demuestra la creencia en otra vida donde necesitarían todo ese ajuar. Una de estas personales o colectivas pertenencias, (no sólo se enterraba en las cámaras a un individuo, sino a varios), se obtuvo de uno de los dólmenes excavados científicamente y se conserva para el futuro museo municipal, destacando entre las piezas halladas, un collar de cuentas de piedra, de pequeñas a más grandes, que debió ser adorno de una mujer, dando muestra de un arte paciente y admirable.Dolmen Tapia 1Muchos han sido los arqueólogos, historiadores y aficionados que han escrito referencias sobre estos gigantes sepulcros, alarde en esa época, ya que la divulgación a todos los niveles no se llegó a realizar hasta 1991, año en que se editaron folletos, estudios y se procede a una catalogación como es debido. También se crearon 10 rutas para el turista, con detalle de las respectivas ubicaciones, croquis, mapas y señalizaciones, realizándose recientemente la necesitada labor de rehabilitación y consolidación, según proyecto de la Consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta de Extremadura.

  Miles de años habían pasado y esos monumentos se encontraban no sólo en completo abandono y desconocimiento, sino profanados por buscadores de tesoros que por ignorancia pensaban hallar oro en ellos, sin saber que cuando se construyeron, no se conocían todavía los metales, de ahí que bastantes de esos dólmenes muestren sus entrañas destrozadas e incluso caídos sus ortostatos y sus tapas. Casi todos pertenecen al tipo de corredor y cámara poligonal cerrada y en su mayoría están construidos con piedra de granito aunque otros lo fueron con pizarras. Precisamente así es el nº 42 descubierto últimamente en Valdelucía.Valencia de Alcántara

  LAS RUTAS:

  Las diez rutas se distribuyen de este modo: primera, con 6 dólmenes, zonas de las Lanchas hasta el Corchero; segunda, con zonas de Huerta de las Monjas, tapada del Anta, la Miera y la Barca; tercera, con 2, zonas de Caparrosa y El Palancar; cuarta, con 5, zona de la Zafra; quinta, con 2, zona de las Tapias; sexta, con 6, zona de la Aceña; séptima, con 5, por San Antón, Valbón y Huerta del Látigo; octava, con 1, el Torrejón; novena, con 1, en Tiracalzas, y décima con 1, en Chaves. Las más asequibles para el visitante son las de la Aceña (ruta 6), con el más emblemático de los dólmentes, "El Mellizos" o "Anta de la Marquesa"; la quinta en las Tapias, además la más cercana a la villa, y la primera, por las Lanchas, también próxima, siendo la preferida sin duda la sexta, por la Aceña.Iglesia de Sta. María de Rocamador

  En la Oficina Comarcal de Turismo se facilitan los mapas y se asesora al interesado en cuanto a la ruta a elegir. De entre tantos estudios científicos realizados en los últimos años sobre los dólmenes destaca el elaborado por la arqueóloga Primitiva Bueno, editando medidas y definición de las características de cada uno. Son pues esas construcciones del megalitismo unas reliquias valiosas que nos confirman la numerosa población que habitó los campos de Valencia de Alcántara en el período calcolítico, distante de nosotros uno 50 siglos, y que testimonian el modus vivendi de aquellos antepasados para quienes la piedra era su vida.

  Entre las curiosidades que despiertan esas construcciones funerarias resalta la incógnita del modo de realizar la obra. Las losas, algunas con muchas toneladas de peso, fueron transportadas, desde la cantera. Sólo Dios sabe cómo se extraían y se llevaban hasta el lugar elegido con sólo los medios humanos, a base de rodarlas, quizás, sobre troncos. Toda una gigante obra que merece admiración, respeto y conservación por más siglos. A eso está tendiendo la revalorización que se viene realizando en los últimos ocho años.

   

puerto roque

Turismo Rural "Puerto Roque".

el giniebro

Turismo Rural "El Giniebro".

el regato

Casa Rural "El Regato".

salto del caballo

Casa Rural "Salto del Caballo".




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]