Vegas Altas del Guadiana


EQUIPO TÉCNICO DE ADEVAG

LOCALIZACIÓN
Las Vegas Altas del Guadiana constituye una comarca que ocupa el centro-norte de la provincia de Badajoz, incluyendo una localidad del sur de Cáceres, Madrigalejo, cuyas características fisiográficas y económicas coinciden con las del resto de los pueblos pacenses de las vegas. Los 28 pueblos que integran el espacio comarcal son:
Madrigalejo, Acedera, Los Guadal perales, Gargáligas, Palazuelo, Zurbarán, Valdivia, Puebla de Alcollarín, El Torviscal, Villar de Rena, Rena, Entrerríos, Villanueva de la Serena, Vivares, Ruecas, Don Benito, Hernán Cortés, Medellín, Mengabril, Valdehornillos, Santa Amalia, Conquista del Guadiana, Valdetorres, Guareña, Torrefresneda, San Pedro de Mérida, Valverde de Mérida y Don Alvaro.

Limita al norte con la comarca de Miajadas-Trujillo, al noreste con Villuercas, al sureste con la Siberia, al sur con la Serena, y al suroeste con Tierras de Mérida-Vegas Bajas. Es decir, tiene una posición relativamente centrada en el con junto de la región extremeña y, por tanto, constituye una zona de tránsito de primer orden. Llegar a Vegas Altas es fácil; la comarca está surcada por buenas vías de comunicación. Así, la N-V Madrid- Lisboa, que facilita un acceso rápido desde la capital regional, la N 430 Badajoz-Valencia, que cruza toda la comarca comunicando entre sí a los pueblos de las vegas, además de otras carreteras comarcales que dan acceso a las vegas desde poblaciones tradicionalmente turística como Trujillo o Guadalupe.

El río Guadiana en su tramo medio divide la comarca en dos partes, quedando un territorio más extenso al sur del río. El valle fluvial, muy expandido en esta zona, es el elemento vertebrador del paisaje y que justifica en gran medida la cohesión territorial y socioeconómica de la unidad comarcal. Los cursos fluviales, en este tramo el Guadiana, recibe los aportes de importantes afluentes, Matachel, Ruecas, Zújar, etc., son una constante a lo largo de todo el territorio comarcal. El agua es el recurso natural sobre el que se ha cimentado toda la riqueza agrícola de la zona.

 

RUTAS POR LA NATURALE ZA. La Comarca de las Aves.
Lejos de lo que en principio pudiera esperarse de una comarca fuertemente transformada y dedicada a una producción agrícola intensiva, esta zona atesora singulares valores naturales. Por un lado, a pesar de la alteración del territorio y del paisaje acometida en los años 50 con la implementación del Plan Badajoz, aún se conservan ciertos reductos de dehesa, bosque mediterráneo y bosque de ribera ciertamente bellos y cuya visita es altamente recomendable. Estos lugares tienen una enorme importancia ecológica, puesto que suponen reservas de biodiversidad en medio de un entorno profunda mente humanizado. Una de las prioridades de ADEVAG es que el desarrollo que impulse a la comarca tenga en cuenta el uso sostenible de los recursos, potenciando, entre otras acciones, la conservación de estas interesantes reservas biológicas.

Así, empezando por el extremo norte y recorriendo la comarca hasta su límite sur, se señalan algunos ejemplos de estos parajes. La Sierra de la Ortiga, popular mente conocida como de Las Cruces, en Don Benito o la Sierra de Orellana, próxima a Acedera, son montes-isla que mantienen, además de hermosas dehesas, bosque mediterráneo bien conservado, con encinar, matorral y acebuchal y fauna silvestre de gran interés.

El río Ortigas a su paso por la finca dombenitense “Doña Blanca”, también es un área en la que la calidad ambiental del entorno invita a su disfrute. Las riberas del río Guadiana entre Medellín y el pobla do de Yelbes, que aún conservan muestras de bosque de galería lianoide, húmedo, un paraje casi de cuento. Y un poco más adelante, siguiendo el Guadiana y ya a los pies de la Sierra de Yelbes, parte del curso del río queda encajado entre vistosas quebradas que la orografía y la erosión fluvial han trazado sobre el terreno.

El río Guadámez, que transcurre en parte por el municipio de Valdetorres, es uno de los escasos tributarios del Guadiana que aún conserva una integridad estructural y funcional natural. Reúne un nutrido conjunto de valores ambienta les, como sus bosques de galería o la presencia de especies de fauna protegida como la nutria y los galápagos europeo y leproso. Y no hay que olvidar la importancia los peces que lo habitan, al menos 14 especies, algunas autóctonas o protegidas, como la Boga, Pardilla, Jarabugo o el Fraile.

Mención aparte merece el Parque Natural de Cornalvo. Próximo a San Pedro de Mérida y Torrefresneda, protege dehesas antiguas de encinas, bosquetes aislados de alcornoques, sotos, saucedas y mimbreras. La visita al centro de interpretación y un paseo siguiendo las rutas señalizadas, que no ofrecen ninguna dificultad, resulta un magnífico plan para cualquiera.

Todos estos paseos son rutas no demasiado largas, con un acceso fácil, ideales para invertir una tarde o una mañana de otoño, invierno o primavera.

Por otro lado, el hecho de que la mayoría de los ecosistemas primigenios hayan sido modificados, ha propiciado que surjan humedales artificiales de los que el hombre saca rentabilidad, pero que también proporcionan alimento y cobijo a numerosa avifauna. Si el visitante gusta de la observación de aves, esta zona le cautivará. Pocos lugares reúnen, en un territorio relativamente pequeño y manejable, tal cantidad y variedad de aves. La relevancia ornitológica de esta zona, no sólo respecto al entorno próximo, sino como punto de referencia europeo, queda patente, por ejemplo, por el número de grullas, del orden de 30.000, que pasan aquí el otoño y el invierno. Esta enorme densidad convierte sin lugar a dudas a esta zona, junto con el área de Zorita, Logrosán y Navalvillar de Pela al norte, en el núcleo más importante de invernada para la Grulla Común de Europa. Podemos encontrar las principales poblaciones de grulla común en el eje Madrigalejo, Palazuelo, El Torviscal y las inmediaciones de Zurbarán. Valdehornillos, Don Benito y Guareña también acogen a pequeñas poblaciones.

Otro aliciente para la observación de aves en la zona es la diferente variedad que sé puede encontrar en las distintas épocas del año. Durante un recorrido breve, en el que tan solo invirtiéramos una mañana, por los arrozales y tablas de agua cercanos a Palazuelo, Puebla de Alcollarín y El Torviscal, se puede descubrir una rica fauna asociada al regadío. Desde aguja cohinegra, zarapito real, aboceta y avefría hasta infinidad de pollas de agua, gaviota reidora y sombría, cerceta común, pato cuchara, entre otras.

RECORRIDO HISTÓRICO Y MONUMENTAL
Esta comarca, posee una riqueza histórico-artística importante, ya que muchas culturas anteriores han sabido aprovechar los recursos del río para asentar su población; prueba de ello lo tenemos en testimonios de yacimientos y restos antiguos de gran interés, como los encontrados en Madrigalejo con sus verracos celtas y la arracada de oro, expuestos en el Museo Arqueológico Provincial de Cáceres y en el de Madrid, respectivamente. Así como restos de mosaicos romanos en la “Finca de la Torrecilla”, estelas funerarias, y una estatua de Diana Cazadora. Otras pruebas de asentamientos de civilizaciones antiguas, se localizan en el municipio de Rena, cuya fundación se remonta a tiempos del emperador Domiciano, donde apareció un ídolo datado en el año 1.800 a.C.

En Medellín, fundado por el cónsul Quintus Caecilíus Metelus, su puente romano es testigo de excepción del paso de posteriores civilizaciones, como los árabes.

Así, el viajero que venga a la comarca se sorprenderá de nuestros recursos histórico-artísticos, consiguiendo que al pasear por cada uno de sus rincones se sumerja en el pasado. Recordar que en Madrigalejo murió Fernando el Católico, como lo ates tigua la casa donde sucedió. También destaca el papel que tuvieron las Ordenes Militares (la de Alcántara y la de Santiago) que ayudarían a distintos reyes en cuestiones de reconquista y pacificación del territorio y que, en nuestra comarca, se dejaría notar en forma de construcciones militares, como la de Castilnovo, o el Castillo de Medellín, y las casas nobiliarias de personajes importantes de la época.

Hay que destacar la numerosa arquitectura religiosa que enrique ce esta comarca. Desde los restos de la basílica visigoda de San Pedro de Mérida, hasta las iglesias de Medellín del siglo XIII; las iglesias de Don Álvaro, Mengabril, Rena y de Villar de Rena del siglo XV; o las iglesias parroquiales de Guareña (declarada monumento histórico artístico en 1991, donde trabajaron importantes maestros como Gil de Hontañón y Juan de Herrera), la de Villanueva de la Serena, Don Benito, Medellín, Valdetorres, Valverde de Mérida (que está en trámites de declaración de bien de interés cultural), y Madrigalejo, todas ellas de los siglos XVI-XVII; cuya contemplación nos traslada a los tiempos espirituales y funcionales por los que se erigieron dichas construcciones y que, actualmente, nos siguen seduciendo.

No olvidemos tampoco las múltiples ermitas que encierran, en ocasiones, bonitas leyendas populares.

Interesantes son también los Palacetes , Casas Consistoriales, Plazas y Fábricas industriales del XIX que forman parte de las Vegas altas, comarca que ha sido cuna de conquistadores, (Hernán Cortés y Pedro de Valdivia); escritores y poetas (Felipe Trigo, Luis Chamizo, Eugenio Frutos...) y artistas (el pintor del siglo XVII José de Mera). Importantes y valiosos son los retablos que cobijan una buena representación de la imaginería religiosa extremeña. Además del patrimonio artístico, es paso obligado la visita de los ‘nuevos’ núcleos de colonización, producto del Plan Badajoz, que presentan una trama urbanística típica, y que guardan una historia entrañable de gentes ávidas de mejorar sus condiciones de vida, producto de una población diversa, pero que han sabido integrarse, haciendo que estos lugares sean tan variopintos, tanto por las características inherentes del terreno, por el origen de sus colonos o la forma de asentarse. Destacando el trato agradable de sus gentes, que viven en estas casas “encaladas” en una arquitectura funcional, configurando los denominados pueblos blancos.

Estos pueblos configuran el paisaje más característico de la zona de vega con mayor orientación hacia la agricultura de regadío, ‘núcleos isla’ entre grandes extensiones de cultivos, destacando los frutales y el arroz, que además de definir el paisaje marcan los ritmos de vida en estos pueblos y de gran parte de la actividad asociada a ellos. Esta zona coincide, en gran medida, con las mayores poblaciones de avifauna debido al enorme recurso alimenticio que aquí encuentran, en un territorio muy accesible por la maraña de caminos agrícolas y la homogeneidad del relieve, que invitan a un paseo en bicicleta, medio de transporte muy utilizado por la población local cuando empieza a llegar el buen tiempo.
Estos pueblos se crearon para asentar mano de obra agrícola y este sector sigue siendo el predominante, con unas tasas de modernización elevadas y con una lucha constante por adaptarse a las demandas de un mercado que no tiene contemplaciones. Por tanto, el futuro de la comarca pasa por mantener un sector agrícola competitivo, que apueste por la calidad y un sistema de producción respetuoso con el entorno. Y, por supuesto, con la transformación in situ de lo producido, procurando, al igual que con el sector turístico, buscar la diferenciación y especialización de sus productos.

GASTRONOMíA

Las Vegas Altas del Guadiana cuentan con una gran variedad de platos típicos en cada una de las localidades, tanto fríos como calientes. Entre los platos más típicos de la comarca se pueden des tacar: migas, tencas fritas, bogas de Villanueva, cochinillo de Los Guadalperales, arroces, caldereta de cordero, caza, productos de huerta, gazpacho; y de postre fruta y dulces típicos. En este sentido la repostería, representada por los dulces caseros, ocupa un lugar destacado, con peculiaridades y variantes propias de cada localidad, utilizando como materias primas, entre otras, almendras, harina, huevos, aceite, anís, etc.

FUTURO

El futuro pasa por reconocer los recursos existentes en la comarca, analizar su potencial y susceptibilidad de ser explotados, para posteriormente ponerlos en valor. En este sentido sólo cabe ofrecer productos diferenciados respecto a otras zonas de Extremadura. El caso del turismo ornitológico puede ser un buen referente al que se pueden añadir otros recursos, principalmente patrimoniales, de los que hay buenos ejemplos en Don Benito, Villanueva de la Serena, Medellín, Guareña o Madrigalejo, entre otros. La puesta en valor de estos recursos debe ir acompañada de una oferta de alojamiento y restauración de calidad. Pero, sobre todo, es fundamental reconocer lo existente y diferenciarlo de lo que ya se vende en el sector turístico.

El potencial económico de localidades como Don Benito y Villanueva de la Serena, centros comerciales de primer orden de Extremadura, unido a un sector agrícola puntero y una posición geográfica ventajosa, colocan a las Vegas Altas del Guadiana en una situación privilegiada.

El Programa PRODER II, ge do por la Asociación para el Desarrollo de las Vegas Altas del Guadiana, pretende valorizar los recursos que presenta esta Comarca además de fomentar la puesta en marcha de nuevas iniciativas turísticas, incluidas las de alojamiento y restauración. Entre las acciones que se proponen destaca la implementación de un Plan Director de Turismo, que incluye el diseño de rutas, la creación de un museo etnográfico y un Centro de Interpretación, orientado principal mente a la riqueza de la avifauna comarcal y la promoción integral del territorio.

Otra de las líneas principales de trabajo es la promoción integral de la comarca y dar a conocer a los propios habitantes de la comarca su entorno, para que sean ellos los primeros en valorar este territorio y así poder hacer partícipe del mismo a todos los que vengan de fuera.

 

DATOS PRÁCTICOS

Asociación para el Desarrollo de las Vegas Altas del Guadiana.
ADEVAG
C/ Las Palmeras, 25.
Valdivia. BADAJOZ.
Teléfono: 924 832 200
e-mail: adevag@adevag.com
Oficina de Turismo de Don Benito
C/ Villanueva, 1.
Teléfono: 924 808 084

Oficina de turismo de Villanueva de la Serena
Plaza de España, 1
Teléfono: 924 846 010
Centro Cultural de Guareña
Teléfono: 924 351 816
Dirección Técnica del Parque Natural de Cornalvo
Teléfono: 924 386 277

 

LAS VEGAS ALTAS DEL GUADIANA EN LA RED

www.adevag.com Página de la Asociación para el Desarrollo de las Vegas Altas del Guadiana.
www.aytovillanuevadelaserena.org
www.gargaligasgaleon.com
www.guarena.com
www.losguadalperalesgaleon.com
www.donbenito.com
www.viaverde.com




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

 
Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]