ZEPA DE LA SERENA Y SIERRA DE TIROS



La comarca de la Serena es un territorio situado al Este de la provincia de Badajoz caracterizados por la existencia de terrenos de penilladura, con relieves suaves y ondulados, en altitudes comprendidas entre los 300 y 500 SNM. Los suelos son poco profundos, existiendo frecuentes afloramientos de pizarras. La vegetación potencial de la zona son los encinares mesomediterraneos, que ahora cuentan con una representación marginal. Por tanto, la vegetación actual es el resultado de la deforestación sufrida durante los siglos anteriores y acelerada por diversos procesos erosivos, que han propiciado la permanencia de una etapa estable de pastizales y matorrales de elevada calidad. Dichos pastizales pueden considerarse como pseudoestepas o estepas antropogénicas, en los que predominan las gramíneas y otras especies de carácter anual. En los valles existen arroyos que recogen el agua de escorrentía de la lluvias y mantienes una valiosa vegetación de adelfas
(Nerium oleander) y tamujos ( Securinega tinctorea). La escasa rentabilidad de los terrenos para la agricultura ha propiciado el abandono de los cultivos, siendo la ganadería la actividad económica la actividad económica principal.


Las particularidades ecológicas del área han favorecido el asentamiento de una fauna típica de terrenos abiertos: avutarda (Otis tarda), sisón (T.Tetras), cernícalo primilla ( Fnaumanni),
alcaraván (burhinus), aguilucho cenizo (Circus pygargus), y también es crucial para la supervivencia de otras especies nidificantes en las sierras circundantes: cigüeña negra (ciconia nigra), águila perdicera (Hieraetus fasciatus), águila real (Aquila chrysaetos), halcón peregrino (Falco peregrinus), alimoche (Neophron percnopterus), buitre negro (Aegypius
monachus), que se alimentan en dichos terrenos.
La Sierra de Tiros esta formada por un conjunto de formaciones montañosas de origen cuarcítico pobladas de vegetación mediterránea (encinares, alcornocales, enebros, acebuches), destacando sus umbrías de densa cobertura y los cantiles rocosos. Los terrenos abiertos de la Serena y sierras circundantes constituyen conjuntamente un ecosistema con un gran valor de conservación y dependientes entre sí.
La Serena puede considerarse el área de la Península Ibérica y del Oeste de Europa, donde las formaciones naturales de pastizales, alcanzan una mayor extensión y continuidad, mostrando un elevado grado de conservación de la riqueza y diversidad de las comunidades de aves. La ZEPA de la "Serena Y Sierra de Tiros" incluye mas del 50% de los pastizales naturales (hábitat prioritario) mejor conservados de Extremadura, ocupando una superficie continua de gran extensión y albergando importantes elementos diversificadores. Estos pastizales y el peculiar uso agrícola y ganadero de las tierras han favorecido el asentamiento de una variada fauna propia de terrenos abiertos, destacando las poblaciones de aves esteparias, con importancia a nivel regional y nacional. En Extremadura no existe ninguna otra superficie con mayor valor para el hábitat y las especies asociadas y que pueda conservarse como una unidad de gestión.
La zona cuenta con la presencia de varios cursos fluviales, en su mayoría estacionales, con una diversa vegetación de adelfas (Nerium oleander), tamujo (Securinega tinctorea) y acebuches (Olea silvestris), cuya superficie quedó seriamente reducida cuando fueron construidos los grandes embalses del río Zujar (Embalse del Zujar y Embalse de la Serena). Dichos cursos fluviales son el refugio de especies piscícolas como Calandino (Tropidophoxinellus alburnoides), Boga (Chondrostroma polylepis), Pardilla (Rutilus lemingii) y Colmilleja (Cobitis paludicola), muy amenazadas por el efecto de los embalses. Destaca también la importancia de la zona para Galápago europeo (Mauremis leprosa) y Nutria (Lutra lutra).
Los cursos fluviales son excepcionales corredores para la fauna, especialmente en terrenos abiertos, destacando por su importancia el Río Esteras, Río Gadalefra, Arroyo del Buey y Arroyo Almorchón.




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

 
Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]