senderos de extremadura

PARQUE PERIURBANO DE LA DEHESA DE LA ROCA DE LA SIERRA

ADECOM   LÁCARA

      El Municipio de la Roca de la Sierra desea ofrecer a sus vecinos y a los 67.826 habitantes de la Comarca de Lácara, con la declaración de su Dehesa Boyal en Parque Periurbano de Conservación y Ocio.

En el año 1999, fruto de un proceso activo de participación de diferentes administraciones públicas (Ayuntamiento de la Comarca, D. Gral., de Medio Ambiente,…) y privadas (ADECOM Lácara,… ), se acordó la creación de un Centro de Interpretación de la Dehesa en su Dehesa Boyal. La idea no tuvo los resultados previstos, por dos cuestiones principales, como fueron: no estar contemplado el Municipio en zona ZEPA de Sierra de San Pedro y no encontrarse dentro de esta, y por no poder sufragar económicamente el Municipio los gastos de construcción y mantenimiento del mismo sin ayuda exterior.

Hoy se plantea la declaración de la Dehesa como Parque Periurbano de Conservación y Ocio, en base a la Ley 8/1998, de 26 de Junio, de Conservación de la Naturaleza y de Espacios Naturales de Extremadura.

Con la participación activa del Municipio, de la D. Gral. de Medio Ambiente, de ADECOM Lácara y de las entidades cívicas comarcales se busca la declaración de Parque Periurbano, que será un instrumento principal que junto a otras actuaciones planteadas a diferentes Organismos y Administraciones Públicas y Privadas, como: el complejo de Interpretación medioambiental comarcal, la recuperación del Molino a través de una Escuela Taller en la que se formarán y emplearán 25 jóvenes en las profesiones de la restauración / construcción, auxiliar forestal y monitor de educación ambiental y los proyectos, estudios y/o ensayos que se plantean forman, en el ámbito medioambiental, la estrategia de desarrollo comarcal.

Propuesta del área de estudio en la que se basa el Plan de Gestión para la Conservación y el Ocio del Parque Periurbano de la Dehesa de La Roca de la Sierra.

Conceptos generales y criterios para la propuesta de delimitación del área de estudio.

El Parque se plantea a 2 Kms. aproximadamente del Municipio, en el paraje denominado "Dehesa Boyal de La Roca", con una extensión de 1.300 has. perfectamente delimitadas por un cerramiento perimetral y seccionada, por una parte, de este a oeste, por la carretera BAV-5032 que une Aljucén con el Municipio y de Norte a Sur por el Arroyo o ribera de Loriana ó Lorianilla, está constituida por un pequeño valle oteado por las dos líneas de pequeños cerros paralelos, puntos más elevados de la Dehesa.

La delimitación del área de estudio para el Parque Periurbano en la Dehesa Boyal de la Roca de la Sierra, se ha realizado teniendo en cuenta criterios geopaisajísticos, biológicos y sociales.

Criterio geopaisajístico

Se ha englobado, como municipio con periférico a la zona ZEPA sierra de San Pedro, en la totalidad de lo que constituye el macizo montañoso de esta sierra, independientemente de su valor botánico o faunístico, en este punto, se ha intentado delimitar una unidad geológica completa, esto ha sido motivado al considerar que la Dehesa podría calificarse de escaso valor ecológico dentro de su propia delimitación, al albergar, en cierta medida, un valor potencial similar a zonas más ó menos degradadas de nuestra dehesa extremeña, por lo que hemos incluido y considerado como una figura de protección más amplia, basada en el valor que encierran determinados grupos florísticos y faunisticos dentro de una determinada formación geológica, donde desarrollar el esfuerzo en un conjunto de acciones (recuperación, conservación, investigación, ocio y recreo,...) constituya la propia unidad geológica y física donde se ubican dichos grupos, en la ZEPA de sierra de San Pedro.

Criterio biológico

se ha tenido en cuenta:

En primer lugar, la superficie por la que se extienden los ecosistemas presentes en la zona, sobre todo en lo que se refiere al valor botánico de las comunidades existentes,

Por otra parte, se ha tenido en consideración lo que viene a representar el hábitat de las especies más significativas presentes en la Dehesa objeto de protección. Con este criterio debe entenderse la prolongación de los límites a las extensiones ocupadas por bosque mediterráneo más allá de la unidad física de la Dehesa Boyal de la Roca de la Sierra,

por otra parte, la inherente relación entre dehesa y bosque mediterráneo debido a sus implicaciones biológicas y a la lógica y gradual intercalación de ambos sistemas entre sí, impide la definición de una zona de especial protección sin tener en cuenta un margen de superficie de transición entre lo que pudieran ser aquellos lugares de máximo interés ambiental y los limites externos de Dehesa.

Criterios Sociales

La demanda social de espacios naturales, implica el enfoque de un amplio campo de intereses (educativos, ocio, turísticos, medioambientales,...) hacia espacios que conservan elevados grados de conservación faunística, botánica y paisajística.

Por otra parte los postulados esgrimidos desde la Unión Europea sobre preferencias en el uso de las tierras, promueven para muchas áreas el favorecimiento de los valores naturales en detrimento de otras actividades económicas.

En nuestra Comarca el índice de precipitaciones, el tipo de suelo y la propiedad municipal, no permiten aprovechamiento intensivos en la ganadería o la agricultura, por estos motivos es irrenunciable abordar y asumir criterios de sostenimiento ligados a las pretensiones dirigidas desde Europa y a la demanda social actual.

En este contexto, las actuaciones, que se proponen más adelante, podrían formar e incrementar los recursos para las poblaciones existentes en el ámbito de la Comarca, siendo a su vez perfectamente compatible no sólo con la conservación, sino también con el desarrollo de los procedimientos tradicionales de explotación de los recursos naturales en la Dehesa.

Consideraciones en la definición del área de estudio para el Plan de Gestión del Parque Periurbano.

Para la delimitación del área de estudio del Parque Periurbano, se ha prospectado la totalidad del espacio potencialmente susceptible de protección en continuados itinerarios, coincidiendo dicha delimitación con el perímetro de la dehesa boyal del municipio.

Los límites, el perímetro de la dehesa, se ha definido sobre cartografía 1:50.000. La hoja sobre la que se ha perfilado el territorio susceptible de conservación, ha sido la siguiente:

- Hoja 10-30 (751) Villar del Rey.

Se han considerado como elementos para la delimitación del Parque Periurbano:

- la propiedad Municipal del espacio

- edificios de interés cultural y social existentes, con posibilidad de reutilizarlos,

- caminos carreteros, vías pecuarias y elementos singulares que cuentan con una considerable estima social e incluso son cauces históricos de paso cultural y de tradiciones.

Situación de partida

El municipio de La Roca de la Sierra ofrece un T.M. de 109,71 km2., donde se conservan importantes valores medioambientales (dehesas, riberas, arroyos, dehesa boyal ) y culturales (molinos de empiedro, molino de viento, dólmenes, tumbas antropomorfas, atalayas, abrigos, hornos, carboneras…), que completarán las acciones que se realizarán en la zona de protección para los vecinos de la Comarca, que por sus peculiaridades, en cuanto a:

  • la tenencia y propiedad de la tierra,
  • los espacios de ocio
  • la forma explotación agrícola-ganadera tradicional tiene déficit de:
    - espacios de recreo y zonas verdes públicas
    - espacios de educación medioambiental
    - espacios de transmisión de valores tradicionales
    - espacios de investigación y recuperación de flora y fauna

Recursos en Explotación

La finca "Dehesa Boyal, en la actualidad y desde hace más de una década, está siendo explotada y gestionada por diferentes convenios establecidos desde la Administración Local y la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura.

Otra circunstancia importante de la Dehesa Boyal es el hecho de que las construcciones, los sistemas de explotación, las razas, los modos de actuación y en definitiva la fisonomía del paisaje, se han realizado y se realizan siempre formando parte del acervo cultural extremeño, esto se observa en la forma del actual paisaje de la Dehesa, que no es sino el resultado de una forma de vida rural en nuestra tierra, dura pero inteligente a la vez, por que la explotación tradicional ha permitido la obtención de recursos de la naturaleza, sin mermar la capacidad de la propia naturaleza en seguir produciendo dichos recursos.

Es decir, hablamos de extracciones sostenidas desde hace siglos, en un momento en el que aparece el concepto de "desarrollo sostenido" como un modo de explotación que debe no sólo fomentarse sino exigirse. Este tipo de actuaciones, ha permitido el mantenimiento de unos valores de fauna, flora, tradiciones que hoy son un gran valor local y comarcal. El motivo de esto, no es otro que los fenómenos que vienen teniendo lugar en todo el planeta de degradación de ecosistemas a favor de las explotaciones intensivas y la disminución de determinados de especies.

La filosofía del plan de ordenación de los recursos naturales, consiste entonces en que todos los implicados, coordinados por la Administración, tengan el objetivo común de la conservación de la Dehesa como parte de un legado que tenemos la obligación de mejorar, corrigiendo actuaciones pasadas y en definitiva preservándolo para el futuro.

Cinegética:

La explotación del recurso consiste en:

Caza:

se practica durante la temporada hábil y la gestión la realiza por la Asociación de cazadores del Municipio, cuenta con 150 socios y fue creada a mediados de los años 70, que es a la vez la encargada de velar, mantener y conservar el equilibrio biológico de las especies que pueblan la dehesa.

Durante la temporada de caza se habilitan de 4 a 5 días para la caza menor y todos los días hábiles para las aves migratorias, el número de piezas por cazador y día son 2 para la caza menor, excluyendo las aves migratorias que no tienen número de piezas abatidas por socio.
A principios de temporada o a mediados se realiza una batida de caza mayor , donde se abaten como media diez piezas, entre jabalíes y cervuno.

b.2.- Realización y conservación de tarameros y vacunaciones:

A principios o mediados de la primavera (según la época de lluvias), los socios, distribuidos por cuadrillas, comienzan a realizar tarameros en aquellos lugares donde bien hace falta o donde se requiere una mayor protección de los conejos ante predadores o cazadores furtivos.

Antes de que comiencen la época de celo se comienzan a vacunar los animales de la mixomatosis, para así evitar los posibles contagios e intentar, la discutida, transmisión de la enfermedad. Esta actuación se realiza también con cuadrillas de socios, mediante la correspondiente solicitud y la oportuna concesión del permiso por la D. G. Medio A. con hurones y redes. Otra actuación que se lleva a cabo para erradicar o disminuir, en la mayoría de los casos; es la pulverización, en las puertas de los vivales y madrigueras de polvos "hediondos", con base de insecticida y acaricida", que impida, tanto la entrada de insectos transmisores de la enfermedad, como la eliminación de estos insectos en el animal.

Repoblaciones:

La sociedad realiza repoblaciones de Perdices, unas 300 unidades cada suelta y año, sobre todo a comienzos de la primavera o a la finalización de la temporada hábil de caza, con el fin de que se integren en el medio y puedan generar un equilibrio en el área.

c.- Silvícola

La disposición del arbolado en la Dehesa, define los recursos obtenidos a partir de sus comunidades botánicas. Los cerros, donde se desarrolla una vegetación más o menos montaraz, contrasta en gran medida con el arbolado domesticado y selectivo de la dehesa. Estas zonas, que abarcan la casi totalidad de la superficie útil de la Dehesa ofrecen entre otros recursos: el pasto, la leña (el carbón y el picón), el corcho, la reforestación, los productos silvestres,...

La leña

El valor de la leña, aunque, ha descendido a lo largo de los últimos años, debido a la presencia de combustibles fósiles que han sustituido las formas tradicionales de obtención de calor, destacar su utilización en la mayoría de los municipios de la Comarca, en forma de autoconsumo, ya sea leña para chimeneas, picón para el brasero y/o carbón para otros usos, a estos recursos y usos se une el picón de jara, utilizado para braseros de quema de combustible.

En todo caso la obtención de leñas del arbolado, no deja de constituir un recurso puntual en la Dehesa Boyal. La gestión de este recurso la realizan conjuntamente el Ayuntamiento y D. G. Medio A.. La poda, bajo control de las dos entidades, para la obtención de leñas, picón y carbón se realiza por los vecinos del municipio, que previa autorización municipal a la solicitud presentada, toma un peón de encinas, aproximadamente 20 encinas, por termino medio se solicitan alrededor de 40 a 50 peones / año al Ayuntamiento. Las podas en la misma zonas se efectúan en intervalos que pueden oscilar entre 10 y 20 años.

La poda del alcornoque se gestiona de forma diferente:

  • La ejecución, se realizada por expertos locales o comarcales, debido a que esta masa forestal necesita de unas atenciones, sobre todo en lo que respecta a la dirección del individuo, que de no realizarlo correctamente,
    reduce tanto la recogida de una corcha de calidad y apta para la industria, como los quintales sacados.
  • a la necesidad optima de obtener una formación vegetativa para la obtención de corcho de calidad,
  • la leña no se usa para autoconsumo, y no se produce picón.

El corcho

La obtención de corcha a partir de fustes y ramas principales del alcornoque, es uno de los recursos más importantes dentro de la masa forestal de la Dehesa Boyal, con 60 Has, y a la que debemos añadir las 200 has reforestadas por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente conjuntamente con el Ayuntamiento en el año 1.993.

La importancia estriba tanto en:

  • la mano de obra que se utiliza en las labores anuales,
  • la cantidad de quintales obtenidos en las sacas,
  • los efectos económicos que directa e indirectamente repercuten en los vecinos del municipio,(infraestructuras, reducción de tasas,...)
  • que dicho producto natural no ha encontrado un sustituto artificial en las aplicaciones en donde es utilizado.

Como sucedía con la leña, la obtención de la corcha se lleva a cabo en un periodo no menor a 9-10 años. Sin embargo, la escasez de corcho dentro del contexto mundial y la calidad de este producto, posiblemente el mejor dentro del contexto regional, hacen de este recurso (el corcho) el más cotizado y uno de los que más valor dan a un terreno concreto dentro del municipio y la comarca. Concretamente el corcho es el producto que mayor incremento de precio ha experimentado dentro del mercado nacional en los últimos quince años y nada apunta a que el precio no sólo pueda bajar, sino que además se mantenga.

Probablemente es el recurso que de manera estacional mas repercute social y económicamente dentro de la localidad y por ende en la Comarca, por:

  • la especialización de los trabajadores para su obtención,
  • el desbroce del terreno que posibilite su extracción,
  • el transporte y,
  • la comercialización.

La reforestación
Como se ha comentado anteriormente, la reforestación de 200 has de alcornoque en 1.993, se caracteriza por desarrollarse desde el ente municipal una explotación de recursos provenientes del saber generado en el seno de la propia dehesa y que permite y permitirá por tanto una explotación equilibrada y sostenida. Este hecho hay que entenderlo desde el punto de vista de la explotación del recurso de forma extensiva y nunca como la degradación, la modificación de los ecosistemas y la desnaturalización del medio que constituye esta forma de explotación intensiva.

Es hoy por hoy el recurso mas preciado de la Dehesa Boyal, zona de reforestación que añade nuevos elementos para que se resuelva positivamente la solicitud planteada y se considere de zona de protección Parque Periurbano de Conservación y Ocio.

Los productos silvestres

Son estos los que dan a la mayoría de la población un motivo para salir de la rutina diaria y realizar lo mismo que en épocas ancestrales, recolectar para alimentarse. Hoy en día pasearse por el medio a la vez que recolectas le podemos poner multitud de apelativos y podemos dar las definiciones que queramos, pero seguro que es una práctica de interrelación con el medio.

Los recursos silvestres se recolectan por toda persona que se introduzca en el medio, cuestión delicada, por lo que conlleva, pero fijándonos en este recurso, se hace mucho daño a la planta y al producto fututo que se recolecta, por motivos muy diferentes entre ellos:

  • Dañar a la planta al no saber recolectar el producto.
  • Deteriorar y estropear productos que no son aptos o no están maduros para la recolección.
  • Desconocimiento de la especie y época que se debe recolectar.
  • Depreciación del recurso al materializarlo económicamente.

Propuestas de Actuaciones a realizar

Marco

La demanda Comarcal de espacios de Ocio.

Desde tiempos muy remotos, el hombre ha manifestado una tendencia intuitiva a conservar, vigilar y jugar en la naturaleza. El medio natural ha sido para el hombre fuente de supervivencia en primer lugar pero también ha sido lugar de desarrollo de valores y culturas de conservación.

Así, si nos remontamos a los orígenes del Ocio en la Edad de Piedra, donde los seres humanos eran nómadas recolectores y cazadores, consecuentemente disponían de mucho tiempo libre, el cual, solía ocuparse, fundamentalmente, en el desarrollo de la vida social no dándose una diferencia precisa entre trabajo y tiempo libre.

Hasta la edad moderna y en la actualidad el Ocio y la Conservación del medio han experimentado y experimentarán cambios de aptitudes hacia él, esto ha propiciado el movimiento de políticos, grupos conservacionistas, estudiosos y administraciones, a promover la conservación y el respeto por el medio ambiente, creación de zonas de protección y a establecer mesas redondas donde los intereses velen por un patrimonio común y social, transmitiéndose a gran escala en la realización de macro cumbres internacionales (Nairobi, Rio, Kioto, ...), resultando compromisos internacionales y nacionales que dan lugar a programas, iniciativas, ayudas que llevan implícitos la creación de espacios, proyectos pilotos medioambientales, corrección y/o eliminación de vertidos y residuos industriales, planes de incorporación de medidas ambientales en empresas, certificados y Normas de calidad ambiental (UNE-EN SO 14001), la Agenda 21 Local resaltar que la Agenda 21 Local (Cumbre de Río 1992), surge con la finalidad de fomentar aquellas medidas encaminadas a conseguir un mundo próspero, justo, habitable, fértil, compartido, limpio y de las personas; donde sumarse a esta iniciativa supone el compromiso municipal de estimular el desarrollo de medidas encaminadas a hacer compatibles el medioambiente con el desarrollo social y económico del propio municipio. La Agenda 21 Local, además supone hacer lo anteriormente expuesto de forma estructurada y planificada, proponiendo la aplicación en el municipio de dos instrumentos: una auditoria Medioambiental y un Plan de Participación Social, estos dos instrumentos no son independientes y deben entenderse ambos como partes de un mismo proyecto y por tanto necesarios para alcanzar el objetivo de la Agenda 21 Local en el propio municipio.

El valor educativo del Entorno

El espacio entendido como medio no debe tener la consideración de elemento neutro. El propio Ocio y Conservación generan una serie de interacciones sociales que fundamentadas en la facilidad de expresión, comunicación, flexibilidad de relaciones dentro del espacio, posibilitan el desarrollo personal e integral de los residentes y visitantes.

El entorno puede proporcionar la adquisición de diferentes hábitos que permiten sentir satisfacciones con la propia identidad natural del espacio, la cual será, como en tiempos no lejanos, el vehículo de sensibilización, dinamización, comunicación del espacio natural como ente amigo y conciliador con todo sus recursos.

De tal forma que enseñando y dotando al participante (visitante, formando ), las habilidades, destrezas y recursos necesarios para desenvolverse en el medio que permita esa interrelación o integración en nuestra conducta, lo que conducirá a una mejora de su calidad de vida y respeto hacia los demás.

Propuestas de actuaciones sobre los recursos

El Plan de Gestión para la Conservación y el Ocio (en adelante Plan) es el núcleo del presente documento y requisito necesario para solicitar esta figura de protección. El ecosistema que alberga en su interior y su grado de conservación confieren al espacio, en cuestión, un alto valor ecológico y paisajístico que le hacen ser un lugar ideal para el desarrollo de las actividades recreativas, deportivas y de ocio al aire libre asociadas a los espacios naturales.

Para hacer posible este disfrute del Parque, garantizando en todo momento la protección de sus valores naturales se elabora este Plan cuyos objetivos son la utilización de los recursos de la Dehesa Boyal (Parque Periurbano):

  • la promoción de su uso público a través de actuaciones administrativas y fomentando especialmente las iniciativas particulares que tengan por objeto el disfrute y difusión de sus valores,
  • la regulación de las actividades de uso público, dando prioridad a todas aquellas que supongan una mejora de la situación socioeconómica de la zona, y limitando aquellas que puedan implicar un riesgo de deterioro para el estado de conservación de este espacio protegido,
  • y, finalmente, la ordenación de las infraestructuras y equipamiento de uso público, para asegurar su aprovechamiento racional y el máximo nivel de servicio tanto para la población local y comarcal como para los visitantes.

Dentro del futuro uso publico del Parque, uno de los puntos esenciales será la futura Aula de Interpretación de la Dehesa y que se convertirá en el principal lugar de acogida para los visitantes del Parque ya que a través de él se facilita todo tipo de información sobre su funcionamiento y sobre los recursos naturales de la Comarca de Lácara.

Las propuestas de las actuaciones que se plantean, sobre los diferentes recursos existentes, cumplen lo dispuesto en la Ley 8/1998, de 26 de Junio, (Subsección 2ª. "Otros instrumentos de gestión y manejo, Art. De 53 a 55").

Recursos agroganaderos:

Las propuestas se plantean en dos líneas de actuación, complementarias e inherentes una con otra, pero con matices diferentes:

a.1) Propuestas y actuaciones basadas en el conocimiento del recurso, la diversificación económica, potencialidades ambientales del uso,... de los estudios y proyectos que se están llevando o que se lleven en un futuro desde los diferentes Organismos Autonómicos, con la coordinación y colaboración de estos Organismos.

a.2) Actuaciones en investigación, ensayos, estudios, formación en el área de la agroecologia, producción integrada, agricultura ecológica, transferencia de resultados...

Recursos Cinegéticos:

La caza y la mejora de la situación actual, así como el diseño de un plan de actuaciones son los objetivos a conseguir con las siguientes propuestas, a medio y largo plazo

b.1) Realización de un Plan de Ordenación Cinegético Comarcal, con aras de analizar la situación de las especies de caza y el hábitat en los diferentes ecosistemas comarcales de forma que mantengamos o tendamos a conseguir un equilibrio entre rentabilidad y conservación de la fauna.

b.2) Realización y validación, por parte de la Asociación de Cazadores Locales, de un Código de Buenas Prácticas Cinegéticas, buscando la transferencia de este a las demás Asociaciones comarcales.

b.3) Creación de una escuela de cazadores por desaparición de los "maestros de tradición".

b.4) Realización de estudios de viabilidad sobre la posible creación de una granja natural de conejos.

b.5) Realización de ensayos y estudios de cría en cautividad de especies amenazadas y su repoblación (Lagarto Ocelado, Becada y Jineta (Genetta Genetta)).

b.6) Realización de Investigaciones sobre las enfermedades, factores limitantes, la prevención y la lucha de esta en la fauna autóctona, especialmente en conejos.

b.7) Realización de repoblaciones de perdiz roja y becada (chocha perdiz), y seguimiento de su evolución y adaptación al medio.

b.8) Colocación de bebederos y comederos, de apoyo, en lugares donde se detecten estas necesidades, en determinadas épocas del año.

b.9) Realización de campañas de vacunaciones, y conservación de tarameros, madrigueras,...

b.10) Realización de campañas de control y seguimiento sobre predadores naturales, así como y evaluación de impactos de la propuesta.

b.11) Realización de estudios evaluadores sobre el impacto que producen especies foráneas en la fauna autóctona.

b.12) Realización de ensayos

Recursos Acuícolas

La propuesta que se realiza sobre el aprovechamiento de charcas y en los cursos de agua, en forma de estudio y/o ensayo para la extracción del recurso, Tenca (Tinca tinca) y/o Carpa (Cyprinus carpio), resulta una nueva actividad que no deja de ser compatible con el mantenimiento de los recursos naturales, el sostenimiento del propio recurso y la conservación del curso del río y la charcas en los que se asentarán los ensayos.

Los ensayos y/o estudios se evaluarán social y económicamente, para en el caso positivo, gestionar el recurso como explotación extensiva de acuicultura, con la colaboración y coordinación de la D. Gral, de Medio Ambiente y se regirá por lo establecido en la normativa de la Junta de Extremadura.

Las obras realizadas para el estudio acuícola, no interrumpirán la libre circulación de la fauna fluvial a través de la corriente de agua.

Recursos silvícolas:

El recurso es muy valorado, tanto por la repercusión social como económica en la comarca, como se comentó en la descripción de la explotación, parten las actuaciones que se proponen de una necesidad ancestral que va ligada y es retroactiva entre el medio y el hombre. La necesidad de conservación y mantenimiento de la Dehesa y la donación de recursos al ser humano, para materializar esta compensación se proponen:

  • Creación de un huerto didáctico de productos silvestres y plantas autóctonas de la dehesa extremeña.
  • Realización de estudios y/o ensayos con especies y variedades autóctonas de Productos silvestres y de plantas aromáticas y medicinales, para valorar la rentabilidad social como generador o complemento de renta.
  • Delimitación controlada de diferentes ecosistemas para fines didácticos y formativos.
  • Creación de talleres de Adquisición de conocimientos y habilidades, así como la transmisión generacional de experiencias y saberes Silvícolas
  • Formación Silvícola (lucha contra incendios, reforestación, sacas, podas, actividades agrarias, lucha contra la erosión...)

d.6) Recreaciones didácticas de saberes silvícolas populares

  • Creación de un manual de buenas prácticas sobre la conservación, mantenimiento y recolección de productos silvestres y plantas aromáticas.
  • Realización de carboneras, podas, sacas de corcho y exposición de su recurso como material didáctico.

Propuestas de actuaciones de carácter cultural, educativo y recreativo.

Cualquier propuesta y/o actividad dentro del entorno, debe ser compatible con la tradición, el uso y conservación de los valores culturales de la zona y presentes en la comarca.

A) El patrimonio arquitectónico, debe ser consolidado e impedir su deterioro o evolución a un estado de ruina. Dentro de este concepto, se incluyen no sólo edificaciones de uso agroalimentario (molinos, hornos, zahúrdas, naves, ...) y las construcciones megalíticas (tumbas, dólmenes, menhires, atalayas,...), sino también las vías pecuarias y caminos que recorren la Dehesa y alrededores, también deben ser conservadas e impedir su deterioro, otras construcciones de menor volumen, pozos, puentes, abrevaderos, manantiales, cercas, etc..

se proponen las siguientes actuaciones:

  • Fomentar la restauración de construcciones tradicionales, velando por la conservación de los estilos constructivos y valores arquitectónicos tradicionales de la zona, como el molino (Aula de tradiciones agroganaderas y forestales), hornos, zahúrdas
  • Señalización y acondicionamiento de espacios de descanso de la vía pecuaria "Cañada de la Dehesa Boyal".
  • Señalización, acondicionamiento e interpretación de restos megalíticos.
  • Acondicionar de manantiales y pozos.

a.5) Establecer y dar a conocer valores de conservación y entendimiento del patrimonio cultural y los ecosistemas de la Dehesa y de la Comarca.

  • Regular el uso interior de caminos para la práctica del senderismo.

- La red de senderos va a permitir a los visitantes realizar unos recorridos, de forma ordenada, por los paisajes y lugares más representativos de la Dehesa y su integración con el conjunto de la Comarca en la que se sitúa.

No será compatible con la salvaguarda del patrimonio, cualquier actividad que suponga un deterioro de cualquier construcción tradicional o restos arquitectónicos; estos últimos, en ningún momento podrán ser manipulados o excavados salvo autorización expresa de la administración y siempre por personal especializado.

B) Uno de los objetivos prioritarios de cualquier espacio protegido es el de favorecer el conocimiento y comprensión de sus valores naturales por parte de todos los visitantes. Mediante las actividades de interpretación y educación ambiental, se debe de presentar de forma atractiva las características más relevantes. Así mismo, la Dehesa es un marco adecuado para la realización de actividades y contemplación de la naturaleza en un sentido amplio.

Pretende ser un recurso educativo para los centros escolares desde la perspectiva de la educación ambiental no formal, para así, servir de refuerzo a la educación formal. La figura del Parque es el mejor instrumento para la sensibilización ambiental y valoración de los espacios naturales (protegidos o no), profundizando en los contenidos que ponen de manifiesto la relación Persona/Naturaleza, de forma que se potencien las actitudes y conductas positivas hacia el medio natural con la realización de actividades y juegos ecológicos; basando el aprendizaje en una experiencia activa, divertida y motivadora.

La experiencia y la interacción con el medio de nuestros mayores como transferencia de conocimientos, comportamientos, momentos, dependencia nos aportará una sabiduria que no podríamos adquirirla de ninguna manera, esta acción complementada por la realización de carboneras y de espacios donde se realicen actuaciones agrosilvopastorales tradicionales del entorno (esquileo, sacas, podas, ....), supondrán nuevos recursos que permitirán introducirnos en el estudio de la intervención humana en la Dehesa.

Estas actuaciones y propuestas tienen como objetivos básicos:

  • Sensibilización: se tratará de que los escolares a través del juego, comprendan los valores del espacio y el interés de su conservación.
  • Didáctico-Pedagógico: se desarrollará mediante la utilización de fichas de actividades prácticas, adaptadas a cada ciclo escolar.
  • Conservación: se informará a los escolares de una serie de normas de funcionamiento imprescindible para asegurar tanto la conservación del entorno natural, como para garantizar el relevo generacional y la transmisión de valores naturales a poblaciones futuras.

Estas propuestas tendrán como destinatarios potenciales los visitantes, en general, pero los principales destinatarios serán los componentes de los centros escolares comarcales desde Educación infantil hasta Educación Secundaria Obligatoria.

Las propuestas para la realización de estas actividades pasan por contar con infraestructuras como:

  • Aula de Interpretación de la Dehesa, nos ayudará a dar una idea global de los espacios protegidos. Dentro de las características más relevantes que se plantean para el Aula, está la aplicación de las nuevas tecnologías y la educación ambiental On_line mediante cámaras scan, entre los Centros Escolares y el Parque (molino, diferentes ecosistemas, ...), así como tener la posibilidad de representar a los visitantes sobre el espacio, en diferentes módulos interpretativos.
  • Sala de Usos Múltiples, con maquetas de flora y fauna autóctonas y de otros espacios protegidos , sala de audiovisuales...).
  • Infraestructura para la estancia en el Parque, esta espacio se cederá de forma gratuita, o mediante un pago simbólico, a los grupos escolares, asociaciones, y otros colectivos.
  • Itinerarios Interpretativos, estos serán uno de los recursos más importante y más utilizado a la hora de descubrir, escuchar y estudiar el Parque.
  • "Rutero de los Sentidos", ruta que se plantea para todos los públicos, pero en especial los visitantes que tengan alguna discapacidad. La ruta estaría organizada por tramos, donde cada uno representará a un sentido, de forma que el visitante puede "sentir" en la misma Dehesa aquello que nos ofrece.

Impacto ambiental de la propuesta

El mero hecho de introducirnos en el medio provoca una serie de alteraciones en éste, que convertirse en un impacto negativo si no tenemos en cuenta unas consideraciones de carácter preventivo, más aún cuando las posibles actividades se repetirán de un modo sistemático en un espacio "reducido" y concreto y con número más o menos elevado de participantes que "ignoran" los valores y la fragilidad de este medio.

Este impacto será mayor cuando se planteen actividades que impliquen la recolección y captura de animales, plantas, fósiles, minerales o restos de construcciones humanas, pues aunque "no se mate a nadie" si destruimos o alteramos microclimas ya creados y que representan el lugar donde viven o se alimentan seres vivos; el hecho de levantar una piedra y no volverla a colocar después en su sitio se está alterando el equilibrio de un ecosistema. Por tanto, este tipo de actividades la debemos reducir a lo estrictamente necesario y en cualquier caso, inculcando un respeto y una ética hacia esos seres vivos, el medio físico e inculcar a los educandos la importancia de este valor moral.

El carácter recreativo y disfrute del Parque debe de garantizar en todo momento la protección de sus valores ambientales.

La promoción de su uso a través de actuaciones administrativas y el fomentado especialmente a través de las iniciativas particulares deben tener por objeto, el disfrute y difusión de sus valores; la regulación de las actividades de uso y dar prioridad a todas aquellas que supongan una mejora de la situación socio-económica de la zona, y limitar aquellas que puedan implicar un riesgo de deterioro para el estado de conservación, de forma que la ordenación de las infraestructuras y del equipamiento de uso público debe asegurar su aprovechamiento racional y el máximo nivel de servicio tanto para la población local, comarcal y los visitantes. Para este uso respetuoso proponemos:

  • Promover el conocimiento y comprensión por parte de los visitantes de los valores naturales y culturales del Parque y su entorno.
  • Planificar el uso público de acuerdo con la normativa y en función de la conservación y protección de sus valores naturales.
  • Creación de zonas recreativas (parque ecoinfantil, museo vivo, ...) y de acampada.
  • Construcción de un observatorio del Parque y su entorno.
  • Construcción merenderos y zonas de descanso.



© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]