senderos de extremadura
El Meandro de Riomalo.

LAS HURDES...ni te lo imaginas.

ADIC-HURDES
Asociación para el Desarrollo Integral de la Comarca de las Hurdes.

Localización
Las Hurdes se localiza geográficamente al norte de Extremadura, limitando al noroeste y al norte con las tierras salmantinas, en especial con la Sierra de la Peña de Francia y más al sureste con la vecina comarca de Sierra de Gata. Al oeste los límites de la Mancomunidad son la comarca del Valle del Ambroz y, ya al sur, con tierras de Torrecilla de los Ángeles y el Valle del Alagón.

Los 500 kilómetros cuadrados de esta Mancomunidad de Municipios de Las Hurdes tienen una población cercana a los 8.000 habitantes, repartidos entre 44 núcleos que dependen administrativa y municipalmente de 6 municipios, los de Caminomorisco, Casares de Hurdes, Casar de Palomero, Ladrillar, Nuñomoral y Pinofranqueado.
La mejor forma de acceder a esta comarca desde Cáceres es a través de la carretera N-630 y tomando la EX 109 que pasa por Coria, desde la cual se llega a Las Hurdes por la EX 204, que une a la ciudad cauriense con Salamanca, siendo esta misma vía la mejor opción para entrar desde tierras salmantinas a Las Hurdes por el norte.

Desde la vecina localidad de La Alberca se puede llegar a Las Hurdes cruzando la bella zona de Las Batuecas hasta la población hurdana de Las Mestas.

Desde el Valle del Ambroz la EX 205 une a esta comarca con Las Hurdes, cruzando Zarza de Granadilla hasta llegar a Casar de Palomero.

Hojalata. NuñomoralDesde Plasencia podemos visitar Las Hurdes, bien utilizando la anterior referencia del Valle del Ambroz o entrando por el sur de la comarca hurdana tomando para ello la EX 204 en la localidad de Pozuelo de Zarzón.

Desde Madrid, la autovía N-V a la altura de Navalmoral de la Mata brinda la posibilidad de llegar hasta Plasencia por la EX 108 o a Coria y desde aquí a Las Hurdes.

Igualmente, desde la población salmantina de Ciudad Rodrigo se puede llegar a Las Hundes a través de la ruta que une a esta con Casares de Hurdes.


La Historia
La comarca de Las hundes fue habitada desde época neolítica y en concreto en la Edad del Bronce Final y del Hierro, como lo atestiguan diversos utensilios encontrados en cuevas y abrigos de estas amplias serranías,
donde no faltan interesantes pinturas rupestres y, sobre todo, una amplia y bella variedad de grabados en roca o petroglifos localizados y señalizados sus accesos para disfrute del visitante.

Castros prerromanos, dólmenes estelas y la aparición de algunos restos de época romana nos hablan de asentamientos humanos por estas sierras y valles en casi todas las secuencias históricas, desde el Calcolítico hasta el final de la dominación romana en la Lusitania extremeña.

La ocupación Árabe en la Península traería a la comarca de Las Hurdes y tierras limítrofes el asentamiento de pueblos musulmanes, que durante siglos dejaron su huella en la agricultura y en las tradiciones de estos núcleos extremeños.

Así, en el siglo XIII, el rey Alfonso X El Sabio donaría estas tierras a su hijo Don Fernando de la Cerda, que a su muerte pasarían al Infante Don Pedro de Castilla. De esta forma La Dehesa de "Las Jurdes" fueron a parar a la Villa de la Alberca, perteneciendo a esta localidad salmantina (extremeña hasta 1833) durante cinco siglos.

El siglo XIX traería en 1810 una nueva división administrativa de España durante la dominación francesa, que hizo que Las Hurdes pasara a depender de Salamanca hasta que en 1833 definitivamente formaría parte de la Región de Extremadura.
El siglo XX ha supuesto para Las Hurdes una centuria en la cual se ha pasado del olvido secular en la que se encontraban estas tierras, al igual que la región extremeña, a unas importantes décadas donde la atención administrativa regional, la laboriosidad del pueblo hurdano y la iniciativa de sus municipios han convertido a Las Hurdes en un ejemplo de superación económica y social.

Arquitectura
Si hay algo que llama la atención al visitante, entre los muchos atractivos culturales y naturales de que dispone Las Hurdes, es su arquitectura tradicional que utiliza como elementos principales de construcción la piedra y la pizarra negra. Por fortuna, municipios y alquerías conservan construcciones y barrios en los cuales podemos apreciar este tipo de edificaciones tan original, desparecidos en algunas zonas y que han cobrado realce en los últimos años gracias a la recuperación de algunos históricos edificios y a la construcción de otros muchos, tales como casas rurales, bibliotecas, sedes institucionales, hospedería en este estilo hurdano tan bello como original.
Invitamos a recorrer y conocer el interior de nuestros municipios y alquerías; descubra como en cada uno de ellos está presente esta arquitectura tan ligada a la historia y cultura hurdana.


Artesanía
ArtesaníaEn Las Hurdes la artesanía no es un tópico. El artesano hurdano expresa artísticamente con sus manos la belleza, la naturaleza, la tradición o simplemente a utilidad de las cosas que crea.

El barro, el corcho, la madera, la piedra y la pizarra, el hierro, el mimbre y el bálago, las astas, el hilo y la lana se transforman, por una parte, en bellas y admiradas obras de arte rural y, por otra, en un increíble ejemplo de como la artesanía es por encima de todo una expresión del sentir tradicional hurdano y en objetos de una utilidad necesaria para la vida diaria, cuestiones estas que llaman poderosamente la atención a quienes gustan de adquirir productos artesanos hurdanos porque estos, además de bellos, son un reflejo de la cultura tradicional de esta comarca.

Miniaturas de viviendas hurdanas en piedra y pizarra, cachimbas o pipas realizadas con piedras volcánicas o madera, bordados hurdanos ancestrales, cestería y otros enseres de mimbre, bálago y paja, candiles, faroles, tamboriles, gaitas, castañuelas, figuras de madera, cerámica con figuras hurdanas, alfarería y colmenas de corcho son una buena parte de los típicos productos artesanos que podemos encontrar en nuestro recorrido por Las Hurdes.

Productos Locales
Chacinería de Segur.El clima y el buen hacer de hortelanos, ganaderos, agricultores, apicultores, productores de embutidos y jamones y cocineros han contribuido a que los productos naturales elaborados en Las Hurdes formen parte indispensable de una gastronomía hurdana con sabores de siempre, esos sabores que gustan al visitante de comprobar y apreciar en los restaurantes y mesones de estas tierras.
Lo natural impregne los productos de esta comarca, siendo fruto de las tradicionales formas de cultivos, crianza y elaboración culinaria de embutidos, jamones y platos típicos. Su cocina se sustenta mayoritariamente de los productos hurdanos; esta simbiosis garantiza la exquisitez de sus platos y la pervivencia de recetas hurdanas de padres a hijos y que en estas latitudes se han sabido conservar durante siglos.

 

Ocio y Tiempo Libre
Desde los diferentes establecimientos se ofertan numerosas actividades que permitirán a los visitantes el disfrute de los valores naturales y culturales de esta bella comarca.

Un fin de semana en Las Hurdes 
Ruta del Rey Alfonso XIII

La localidad de partida es la villa de Casar de Palomero, donde se aconseja visitar la casa de Acacio Terrón, lugar en el que pernoctó su majestad y que aún hoy en día conserva la estancia tal y como la dejó Su Majestad por entonces. Otros atractivos de esta villa: la plaza, la ermita de la Cruz Bendita, la Iglesia del Espíritu Santo y la parte antigua de la villa donde aún hoy en día podemos encontrar restos que las culturas árabe, judía y cristiana dejaron a su paso por la misma.
Desde Casar de Palomero tomamos dirección a Pinofranqueado recorriendo el margen derecho del río Los Ángeles, pasando por las pedanías de Azabal y Pedro Muñoz, famosas por sus pozas de baño y por la exquisitez de sus productos (principalmente la cereza y la aceituna). Llegados a Pinofranqueado se aconseja visitar el Centro de Documentación de Las Hurdes, lugar donde podremos hacer un recorrido por la historia de esta emblemática comarca, al tiempo que podremos documentarnos de alguna de las exposiciones que en este centro se realizan. En esta localidad también se aconseja visitar la Cooperativa Apícola "El Brezal", lugar donde podremos informarnos sobre las labores de recolección de las mieles y el polen de las abejas (una de las principales actividades económicas de la Mancomunidad), así como también recrearnos de su poza de baño.
De Pinofranqueado tomamos la carretera EX-201 en dirección a Caminomorisco, lugar al que llegaremos después de pasar por la alquería de Mesegal, desde la cual se puede acceder a través de una pequeña pista de tierra al Mirador del Alavea desde donde se podremos apreciar, además de las preciosas vistas, un bonito salto de agua "el Chorreron del Tajo". De regreso a la carretera EX - 201 retomamos dirección a Caminomorisco, lugar al que llegaremos sin casi darnos cuenta, no debemos dejar esta localidad sin visitar su Casa de la Cultura, claro ejemplo de la vivienda tradicional hurdana, y en cuyo interior está ubicada la oficina de turismo.

Mimbre. El Cerezal.Desde Caminomorisco emprendemos camino hacia Vegas de Coria, no sin antes hacer un alto en el camino en la localidad de Cambroncino para visitar la bellísima iglesia de Santa Catalina, visitada por Su Majestad Alfonso XIII, y reflejo de la importancia de los monumentos eclesiásticos de la mancomunidad. Tras esta gustosa parada retomamos camino hacia Vegas de Coria (lugar de exquisitos platos y finos productos), justo a la entrada del pueblo debemos tomar un desvio que sale a la izquierda y que nos conduce, siguiendo el curso del río Hurdano, hacia Nuñomoral. En nuestro camino nos encontraremos la localidad de Rubiaco, a ambos lados de la cual se sitúan dos aldeas semiabandonadas y donde poder apreciar con todo su encanto al natural la belleza de la arquitectura tradicional hurdana en su estado puro: la Horcajada (a la derecha) y la Batuequilla (a la izquierda); lugares con un gran encanto natural y etnográfico que bien merecen una parada.

Retomando nuestro camino llegamos a Nuñomoral, lugar donde también pernoctó Alfonso XIII, y donde podremos visitar su plaza típica en la cual esta ubicado el ayuntamiento y junto a la cual también se sitúa su iglesia, una de las más antiguas de Las Hurdes. Aproximadamente a unos 300 metros nos encontramos un nuevo desvio que siguiendo el cauce del río Malvellido nos conduce a la localidad del Gaseo, no sin antes pasar por las localidades de Cerezal, Martilondrán y Fragosa, desde las cuales podremos disfrutar de unas increíbles y espectaculares vistas provocadas por lo intrincado del terreno y por los esfuerzos de los hurdanos por adaptarse a este medio hostil. En la localidad del gaseo (el mismo corazón de Las Hurdes) además de disfrutar de su paisaje, su aire y su naturaleza podremos visitar sus escondidas y estrechas calles en las cuales aún queda una buena muestra de lo que fue la vivienda tradicional hurdana, con casas construidas, en pierda, madera y pizarra. sobre la roca de la montaña: es famosa en esta localidad su tradicional artesanía, y más aún si cabe su sendero al "chorro de la Meancera" y el "volcán del Gasco" con un recorrido a pie aproximado de 4 kilómetros (ida y vuelta). desde esta localidad es necesario volver sobre nuestros pasos hasta Nuñomoral, donde retomamos la carretera anterior en dirección a Casares de
Las Hurdes (en esta localidad también pernoctó Alfonso XIII), adonde llegaremos no sin antes haber pasado por la alquería de Asegur, mezcla de la arquitectura tradicional con la moderna.

El GascoUna vez en Casares de Las Hurdes, también denominado "balcón de Las Hurdes" por sus espectaculares vistas sobre la sierra de la Corredera, se aconseja visitar el Aula de Artesanía, el antiguo Campanario y su Casa de la Cultura. Desde aquí tomamos dirección a Ciudad Rodrigo, y justo en el límite de provincia sale una desviación a la derecha en dirección a Ladrillar, es esta la carretera que debemos tomar y en nuestro camino nos encontraremos a mano derecha con el "mirador de las carrascas", desde donde podremos ver la increíble belleza del valle de Ladrillar y del de Casares, continuando nuestra marcha llegamos a la localidad de Riomalo de Arriba, que refleja en sus viviendas una fiel muestra de la arquitectura popular hurdana, una vez finalizada su merecida visita por sus calles continuamos hasta Ladrillar, también buena muestra de la arquitectura tradicional hurdana. Valle abajo y siguiendo el curso del río Ladrillar nos encontramos con la alquería de cabezo, lugar donde, además de disfrutar de las bellísimas vistas y de la arquitectura, podremos degustar su rica repostería tradicional.

Artesanía. PinofranqueadoContinuando nuestro camino, descendiendo por el curso del río, nos encontraremos con la localidad de Las Mestas de la cual escribió Unamuno: "... y dimos vista a los cipreses de Las Mestas, pueblecito encantador en la distancia que ni pintado por un pintor..." en esta localidad se recomienda visitar el árbol milenario y símbolo del pueblo, enebro de Las Mestas, también son recomendables los exquisitos productos apícolas de cosecha propia que existen en esta bonita localidad. En esta localidad se da por concluido el recorrido del rey Alfonso XIII a la mancomunidad de Las Hurdes.


Guía práctica de Las Hurdes
Cualquier época del año es buena para acercarnos hasta esta bella comarca del norte extremeño, el otoño por su increíble amalgama de colores que tiñen sus valles y montañas con las caídas de las hojas, el invierno por la cálida acogida de sus gentes junto a una chimenea de cualquier bar y por la enorme tranquilidad que se respira. la primavera por la enorme cantidad de flora y fauna que tienen su esplendor en esta época y que dibujan en la comarca el más bello tapiz jamás observado, y como no el verano donde toman protagonismo las numerosas pozas naturales existentes en sus riachuelos de aguas cristalinas. A lo largo de todo el año existen múltiples actividades para realizar dentro de la comarca y en donde el principal atractivo lo constituye todo aquello relacionado con la naturaleza: senderismo, rutas en bicicleta o en todoterreno, la pesca, la caza, observación en la naturaleza, caza fotográfica, así como también lo relacionado con temas naturales y culturales: grabados rupestres, centro de documentación, fiestas populares, artesanía, gastronomía, etc.., dejando buena muestra de que el principal atractivo de la comarca reside en sus gentes, verdaderas enciclopedias de historias, leyendas, mitos, tradiciones, vivencias, ... y únicos conocedores de la verdadera historia de esta emblemática comarca.

Accesos
El principal eje vertebrador de la comarca lo constituye la carretera EX - 204 (antigua CC-512), la mejor forma de acceder hasta ella es:

- desde Salamanca por la Sierra de Francia a través de la localidad de la Alberca y por el famoso valle de Las
Batuecas.
- desde Madrid, por Navalmoral de La Mata, Plasencia, Montermoso y Pozuelo de Zarzón.
- desde Cáceres, por Coria y Pozuelo de Zarzón.
- desdeÁvila , por Béjar y la Sierra de Francia (a través de la localidad de Sotoserrano).

Que comprar
Sin lugar a duda dos son los principales valuartes de esta bella comarca: sus productos gastronómicos y su artesanía:

Puente Medieval- Por lo que respecta a la artesanía, decir que, podremos encontrar a lo largo y ancho de toda la comarca un sinfín de artesanos que tomando como materias primas lo que la naturaleza ha brindado siglos tras siglos: madera, piedras, piedras de volcanes, pizarras, ramas, raíces, barro, corcho, trabajando con sus propias manos: bordando, tallando, moldeando, golpeando, limpiando o trenzando alfareros, bordadoras, carpinteros, fragüeros, hojalateros, miniaturistas, cesteros y que han logrado mantener hasta nuestros días, preservándolos para años futuros, viejos oficios artesanales en otras latitudes ya desaparecidos.

- Y por lo que respecta a los productos locales, decir que, si algo distingue a las labores agrícolas y ganaderas hurdanas es su forma tan peculiar y natural de cuidar y preservar cultivos y razas caprina, ovina o porcina desde antaño hasta nuestros días. Este saber popular hace posible que los "sabores de siempre" y las excelentes producciones se den de una forma habitual y lógica en cerezas, frutales, miel, polen, cárnicos, jamones, embutidos, aceites, aceitunas y en su excelente gastronomía tan apreciada en restaurantes y mesones de la zona, donde se guardan recetas familiares tan elogiadas gastronómicamente. Cada época del año, Hurdes posee una interesante y variada producción agrícola que se suma a los productos que están presentes durante todo el año. Así, la Navidad, el Carnaval, la Semana Santa, la primavera o el verano llevan ligados su celebración con platos típicos, matanzas caseras, fiestas de siembra o de recolección que suponen un atractivo más a sumar al que ya posee estas tierras agrícolas y ganaderas de siempre. El buen hacer de estos agricultores y ganaderos se expresa diariamente en sus labores sin prisas, procurando que los productos consigan los mismos sabores que ya antaño tenían, no estando reñida la lógica modernización tecnológica de sus industrias o explotaciones con la obtención de un producto donde la calidad prima por encima de todo. Así a lo largo de la comarca podremos adquirir los elogiados nacional e internacionalmente productos de esta comarca: miel, polen, cera, jales real, embutidos, jamones, cabritos, aceitunas, aceites, cerezas, castañas y un sinfín de productos hortofrutícolas elaborados siguiendo el sistema tradicional en la pequeñas huertas existentes en las orillas de los riachuelos.


Que comer
Patatas MeneásA modo de indicación sugerimos algunos platos típicos de la interesante cocina hurdana, de la cual es de destacar la honda tradición de sus platos y la utilización en la misma de productos naturales elaborados y/o cosechados por los propios hurdanos, comenzando por la denominada ensalada de limón, el cabrito asado y en caldereta, los exquisitos peces de río, tablas de queso y embutidos de la tierra, matahambres, potajes y guisos hurdanos como las habichuelas, asadura, caldereta, patatas meneás, las migas y como postre, además de las frutas antes mencionadas, deguste los típicos jigus curinus, guindas, socochones hurdanos, piñonates, flanes caseros, tañas y arroz con leche; licores tan originales como el orujo con miel y otros elaborados con castañas y madroños.


Consejos prácticos
TamborileroAl llegar a esta comarca tendremos la sensación de penetrar en una zona virgen y natural, es por ello que nosotros debemos actuar de forma que nuestro paso por ella no deje rastro alguno de nuestra visita (evitar los vertidos, los residuos y los desperdicios, tener cuidado con elementos que pueden suponer incendios, no provocar destrozos, etc...) ¡la naturaleza y todos nosotros te lo agradeceremos!.
Si bien, el encanto de esta zona se extiende a lo largo de todo el año; las épocas en las que alcanza su apogeo son la primavera y el otoño por la amalgama de colores y sonidos en sus valles y montañas, el verano por las innumerables e improvisadas pozas de baños que saltan a lo largo de nuestro camino y en las cuales poder refrescarnos, y el invierno nos permitirá conocer a la perfección la singularidad del pueblo Hurdano, integrándonos en su cultura y en su modo de vida participando en sus fiestas y tradiciones más arraigada. Dentro de las localidades de la Mancomunidad de las Hurdes, debemos penetrar en las callejuelas de cada una de las localidades que visitemos sin temor alguno a perdernos, dadas sus pequeñas dimensiones, en los rincones más escondidos es donde podremos encontramos el mayor encanto de esta Comarca.
Así como en el caso particular de cada una de las localidades se aconseja perderse por sus calles, para el caso concreto de rutas, senderos y/o zonas de paseo no se recomienda salir del itenerario marcado al objeto de evitar posibles pérdidas o engorrosos rodeos.
Sin lugar a duda, la mejor forma de conocer y entender la historia y la cultura hurdana es hablar y dialogar largo y tendido con las gentes lográndonos su confianza, ellos son los verdaderos depositaños del saber popular.
Es conveniente ir provistos de una cámara de fotos y/o una videocámara y un bloc de notas para poder dejar constancia visual y escrita de todas aquellas sorpresas que saltarán ante nuestra retina.
La comarca cuenta con un microclima muy singular, caracterizado por no ser excesivamente frío ni extremadamente caluroso. Es por ello que al objeto de sacarla mayor partida a nuestra visita, se aconseja en las épocas propias del invierno ir provistos de ropa de abrigo, y en verano unas bermudas y un bañador con las que poder disfrutar de las numerosas pozas de baño existentes a lo largo de toda la zona. Tanto en una como en otra época o intrincado del terreno nos aconseja ir provistos de un calzado apropiado, a ser posible botas de senderismo.


Gastronomía localEn una zona caracterizada por pequeñas poblaciones, el 90% de las mismas no supera los 500 habitantes, los bares, comercios, tiendas, restaurantes, etc...que podemos encontrarnos en algunas de las diferentes localidades, así como también las propias gentes de cada localidad son verdaderas fuentes de información, constituyéndose en numerosas ocasiones en improvisadas oficinas de turismo, un diálogo con cualquiera de ellos puede esclarecer gratamente nuestra visita.
Para poder completar nuestra visita con información escrita y/o visual de la zona, así como poder comprender su idiosincracia, se recomienda pasar por la oficina de turismo y por el centro de documentación, donde también podremos informarnos sobre los eventos culturales, deportivos y/o etnográficos que puedan coincidir con nuestra visita.

Es importante repostar combustible en nuestro automóvil antes de iniciar un recorrido por la zona, esto es debido a que en la misma sólo existen 2 gasolineras (en las localidades de Caminomorisco y Pinofranqueado). Un descuido en este consejo puede ocasionar quedarse sin combustible en una ruta o en una carretera alejada de las zonas para repostar.
Para adentrarse en zonas de montaña alejadas de las localidades es recomendable ir provistos de mapas de pistas y senderos, o ir acompañados por alguna persona que conozca la zona al objeto de poder evitar perderse o dar engorrosos rodeos.
"... el hurdano quiero que se llegue a estos valles con sencillez y suficiente agudeza para entender lo que son Las Hurdes: un permanente abrazo entre el hombre y la naturaleza (Casto Iglesias Duarte).


Apartamentos "Las Cabañas de Mestas". Las Mestas.Fiestas populares de interés y tradiciones
La Enrama, se celebra a finales de agosto en la localidad de Pinofranqueado. Fiesta declarada de Interés Turístico Regional.
Fiesta Mayor de Las Hurdes, se celebra la primera semana de agosto y cada año en uno de los municipios que componen esta comarca.
La Carvochá o Chiquitía, se celebra el día 1 de noviembre en la localidad de la Horcajada.
El Carnaval Hurdano, se celebra el martes de carnaval cada año en una de las alquerías de cada uno de los municipios de la Comarca.
A lo largo del año se celebran múltiples fiestas en cada una de las localidades que componen la Mancomunidad de Las Hurdes, en las cuales es posible apreciar el rico y variado folklore de esta zona, gracias a la participación en las mismas de grupos folclóricos, tamborileros y numerosos lugareños que ataviados al estilo tradicional muestran su devoción a los diferentes patronos.

Dónde informarse
Oficina de turismo: ubicada en la casa de la cultura de Caminomorisco. Tfno.: 927435329. Abierta de martes a domingo de 10 a 14 y de 16 a 19 h. Centro de Documentación de Las Hurdes: c/ la era, 3 de Pinofranqueado. Tlno.: 927674133. Abierto de martes a domingo de 10 a 14 y de 16 a 19 h.
Centro de Desarrollo Rural de ADIC- HURDES: Avda. de Las Hurdes, s/n de Caminomorisco. Tfno.: 927435301.



© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]