senderos de extremadura
ALANGE, agua con vida

Ayuntamiento de Alange


[Establecimientos de Alange en ALEX]

SITUACIÓN GEOGRÁFICA
La población de Alange se localiza en la parte central de Extremadura, a 18 Km de Mérida (capital autonómica). Perteneciente a la provincia de Badajoz, se asienta sobre una de las últimas estribaciones de la Sierra de Peñas Blancas, donde apareció en la ladera de un cerro coronado por un castillo medieval. Su término municipal, está atravesado por cinco ríos que ofrecen sus aguas al embalse (Matachel, Palomillas, Bonhabal, San Juan y Valdemedel), lo cual hace de Alange una localidad privilegiada desde el punto de vista de su enclave natural.

Esta extraordinaria situación geográfica ha motivado la gran riqueza que posee Alange en el aspecto natural y también en el patrimonial. Desde el punto de vista medioambiental, el pueblo posee una fauna y una flora casi vírgenes, la naturaleza se desarrolla en todo su esplendor, y nos ofrece un paisaje inigualable, siempre dominado por la presencia del agua. Igualmente importante es en este término municipal la profusión de restos arqueológicos que nos hacen comprender la importancia de la historia de Alange a lo largo de los tiempos, desde el Paleolítico Inferior, período del que proceden los vestigios más primitivos.

PATRIMONIO-HISTORIA
Haremos un breve recorrido cronológico por la historia de Alange, a la vez que apuntamos los bienes patrimoniales de interés. Las prospecciones arqueológicas realizadas indican la presencia humana en estas tierras ya en el Paleolítico Inferior. A partir del Paleolítico Medio hubo un continuo poblamiento en el área. El primer núcleo de población podemos situarlo cronológicamente en la Edad del Bronce, a tenor de los restos de un poblado descubiertos en la ladera sur del Cerro del Castillo, una pequeña población fortificada. La existencia de este poblamiento prerromano se confirma con la aparición de diversos objetos de oro pertenecientes a este periodo.

En la etapa romana, la población de Alange se define y potencia gracias a las bondades de sus aguas medicinales, origen de sus magníficas termas, primero y del balneario después. En aquella época, sólo existía el complejo termal con unas instalaciones periféricas a modo de infraestructura residencial para hospedaje, ciertos hallazgos arquitectónicos constatan la existencia de una pequeña necrópolis, donde se depositaba a los fallecidos, y de un pequeño templo.

Bajo el dominio árabe, etapa que se manifiesta en los restos del castillo, Alange desempeñó un relevante papel en la lucha de los rebeldes mozárabes emeritenses contra el poder central de Córdoba, ya que ocupaba un punto de peso obligado en el camino desde esta capital a Badajoz.
El castillo fue tomado por los cristianos en 1.234 y habitado hasta finales del s XV, época en la que se abandona. A comienzos del s. XIV Alange es encomendada a la Orden de Santiago y de manos de esta, se constituye en Encomienda, perteneciendo jurisdiccionalmente a la Provincia de León. El ámbito jerárquico de su castillo comprendía a Villagonzalo, La Zarza, Oliva de Mérida, Palomas, Puebla de la Reina, puebla del Prior Ribera del Fresno, cuyos diezmos eran entregados al convento de San Marcos de León, a través de su administrador en Mérida.

En 1.566 Felipe II concede a la Villa de Alange el Privilegio de Jurisdicción de Primera Instancia. En 1.588 el monarca concedió la Jurisdicción civil y criminal de Primera Instancia a Villagonzalo y un año después a La Zarza (llamada hasta hace poco Zarza de Alange), lo que significaba su independencia respecto de Alange.
A partir de entonces, Alange pierde su preponderancia histórica, hasta que a fines des. XVIII las termas (abandonadas tras la ocupación romana) fueron restauradas y de nuevo puestas en uso.

En 1.819 la Encomienda de Alange pasa a la Orden de Calatrava, a través de un documento expedido por Fernando VII y refrendado por el Papa Pío VII.

Yacimientos arqueológicos
T
odo el término municipal de Alange está sembrado de yacimientos arqueológicos, muchos de ellos bajo las aguas del embalse. Algunas de las piezas rescatadas en ellos, se pueden encontrar en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz. En la Sierra de Peñas Blancas, en el término municipal de La Zarza, aunque muy cerca de Alange, se puedo visitar La Calderita, un interesante conjunto pictórico formado por una serie de motivos representativos de la pintura rupestre esquemática y situado en un abrigo natural de la falda norte de esta sierra.

Termas romanas
C
onstituyen el monumento más relevante conocido de Alange. Aunque probablemente su origen es anterior, sabemos que ya existía en la época de Trajano y Adriano, S.III d.de C. Son termas de tipo medicinal, aprovechando las propiedades curativas de las aguas y se encuentran ubicadas en el sector más bajo del pueblo, al pie del Cerro de la Mesilla. En los años 30 fueron declaradas por el gobierno Monumento nacional.

La construcción romana es un edificio rectangular en el que se alojan dos cámaras idénticas circulares, destinadas una para cada sexo, a las que se accede por una inclinada escalera de piedra. En el centro de las cámaras están las piscinas, también circulares. Dichas cámaras se cierran en el techo por dos bóvedas semiesféricos con claraboyas en el centro.
El Ara Votiva es una inscripción en una losa de mármol blanco aparecida entre las minas del antiguo establecimiento termal. Fechada en el siglo III, fue dedicada a Juno Regina por Licinius Serenianus Clarissimus y su mujer en agradecimiento por la salud de su hija Varinia Serena y demuestra la efectividad del tratamiento hidroterápico. Estuvo situada en la fachada principal de la Ermita de San Bartolomé (también conocida como Ermita del Cristo de los Baños), desde comienzos del siglo XVII, y en la actualidad se exhibe en uno de los patios del Balneario.

Después de pasar varios siglos en abandono tras la ocupación romana, y sin la existencia de datos que prueben su utilización por parte de los árabes, la instalación termal se restituye para uso público hacia fines del siglo XVIII, aunque es a comienzos del XIX cuando se inician las reformas y se construye el edificio actual. Por tanto, la construcción de "El Balneario" tiene partes de época romana, partes de 1820 y otras de 1860 aparte de las reformas posteriores.

Actualmente cuenta con una pradera Kneipp para ejercicios y tratamientos al aire libre, zona verde, jardines, paseos y áreas recreativas que constituyen un magnífico complejo termal siempre manteniendo intacta la parte antigua.

El Castillo de la Culebra
S
ituado en el Cerro al que confiere su nombre, es una estratégica fortaleza levantada por los árabes en el siglo IX, teniendo como primera referencia histórica el año 850, aunque su origen pudo ser anterior.

Su importancia estriba en el punto clave que ocupa para controlar el paso de la Vía de la Plata, además de los movimientos militares, que durante el período musulmán, surgían en la ciudad de Mérida, donde se prodigaban subtevaciones y alzamientos contra la capital, Córdoba.

En años posteriores el Castillo pasará de manos cristianas a musulmanas en distintas ocasiones, atravesando diversas vicisitudes.

A partir de 1243 el Castillo pasa a pertenecer a la Orden de Santiago por mandato de Fernando III El Santo, estableciéndose una encomienda bajo la misma.

En 1550, debido al mal estado de conservación en que se encontraba el castillo, y a la ausencia de guerras en ese momento, se decidió su abandono definitivo y su sustitución por la Casa de la Encomienda, construida ese mismo año.

Al interior del Castillo se accedía atravesando dos puertas; una primera puerta, y la segunda llamada la Puerta del Sol, pero el elemento más sobresaliente que nos queda del Castillo a lo largo de los años, es la Torre del Homenaje, realizada en ladrillo y mampostería.

La Casa de la Encomienda
F
ue vivienda del Comendador y aunque se ha perdido la estructura original de la casa, sigue quedando un gran patio, algunos restos de columnas y capiteles y un escudo. Para su fabricación se utilizó mampostería, debido a la escasez de cantería en esos momentos. Actualmente es de propiedad privada y solo podemos admirar su exterior.

La Iglesia de Nuestra Señora de los Milagros
Declarada Monumento de Interés Histórico Artístico, de estilo Gótico-Mudéjar, se comienza a construir en 1.508, finalizándose las obras en 1.550, coincidiendo con el abandono del Castillo, y el traslado a la Casa de la Encomienda. La construcción se realizó con mampostería, empleándose el ladrillo en numerosas partes del edificio. El interior es de una sola nave que se divide en tres tramos. El templo contaba con tres accesos pero, de ellos, sólo se conservan dos, ya que la tercera puerta, quedó tapada al adosarse una vivienda. Uno de estos accesos, la Puerta del Perdón, está a los pies del edificio, en un lateral, y el otro acceso, la Puerta de la Epístola, se abre a la Plaza de España.
La torre actual se levantó en 1.556. Está situada a los pies de la Iglesia, tiene planta cuadrada y posee una escalera de caracol semicircular que sobresale del muro y es por donde se accede al cuerpo de campanas. La construcción está realizada en su totalidad con ladrillo y argamasa de cal. Está dividida en cinco cuerpos, el último de los cuales está ocupado por el campanario.
En estos momentos está prevista su restauración.

La Ermita de San Bartolomé
C
ontigua al edificio del Balneario, es una interesante obra de construcción sencilla encuadrada en la tipología de arquitectura popular. Los primeros conocimientos sobre esta ermita indican que ya existía en el año 1.490. Probablemente, fue construida sobre los restos de una basílica visigoda, la cual se supone construida, a su vez, sobre los restos de un templo romano.

Su interior consta de una sola nave, de la que arranca una pequeña capillita. En el exterior, la construcción está rematada con una espadaña de dos huecos, abiertos para albergar campanas, y otro más que sirve de pedestal para una cruz. En la pequeña cúpula de media naranja, se abre un "ojo de buey" para iluminación interior.

El pórtico sirvió de cementerio provisional basta la construcción del actual. Hoy el espacio está dedicado a jardín y una pequeña huerta.

La Ermita de San Gregorio
Se encuentra en el extremo noroeste de la Villa, muy cercana a la entrada del pueblo desde la ciudad de Mérida, Está ubicada en la calle San Gregorio. Su construcción data de finales del siglo XVII y ha sufrido numerosas reparaciones y arreglos. Este edificio, fue propiedad privada utilizándose como lagar o bodega.

La ermita es una edificación de reducidas dimensiones, formada por una única nave de cuerpo alargado y dos series laterales de hornacinas. La cabecera, se resuelve en una cúpula de media naranja, con hueco central superior para iluminación.

Actualmente pertenece al Ayuntamiento que la ha restaurado y adaptado como Museo Etnográfico. En estos momentos constituye otro lugar de obligado paso para el turista.

EL BALNEARIO
El manantial que da vida al Balneario tiene un caudal de 316 litros por minuto, siendo la temperatura a que emerge de 28º C. Las capas donde tiene su origen el manantial, impregnan este agua de radiactividad natural y de compuestos como el bicarbonato cálcico, cloruro sádico y magnesio, carbonato de litio, sulfato sádico, calcio, magnesio y cadmio, hierro y flúor

La acción de las aguas mineromedicinales de este manantial ha sido demostrada científicamente. El radón disuelto en el agua produce importantes mejorías en afecciones del sistema nervioso, artrosis, reumatismo, aparato respiratorio, ginecopatias, artritis e hipertensión moderada. Las aguas son aplicadas en diferentes formas y modalidades (baños, duchas frías o calientes, alternantes o escocesas, burbujas, subacuáticas, etc...), así como en tratamientos de inhaladores, aerosoles, irrigaciones, parafangos y masajes.
El Balneario dispone hoy de modernas instalaciones. De esta forma, junto los baños romanos, se ofrecen ocho piscinas o baños particulares y veintiséis departamentos con pilas de mármol para baño individual. Además cuenta con una pradera Kneipp donde poder realizar ejercicios al aire libre y aplicar curas de arena o helioterapia.

El Balneario permanece abierto desde marzo a noviembre.
Horario de visitas:

- De lunes a viernes: De 13 a 13,30 y de 19 a 19:30 horas,
- Domingos: De 12 a 13 horas.


LA PRESA DE ALANGE
La Presa de Alange, sobre el río Matachel, constituye un importante elemento en la regulación lateral de la cuenca del Guadiana, que ha permitido, aumentando los recursos hidráulicos disponibles, laminar las avenidas que producen daños en las poblaciones y vegas situadas aguas abajo de su emplazamiento (Mérida, Badajoz, etc.).
Las posibilidades de esta obra no se agotan ahí, ya que el Embalse de Alange, previa la oportuna ordenación territorial, permitirá su aprovechamiento para usos recreativos y potenciará el abactivo turístico de Alange, abriendo la posibilidad del establecimiento de zonas adecuadas (islas y penínsulas) de reservas para la fauna.


Características técnicas
EMBALSE
Volumen en máximo nivel normal - 852 Hm3
Superfide de embalse en máximo nivel - 50 Km2
PRESA
Longitud de coronación - 720 m
Altura sobre cimientos - 67,35 m


ARQUITECTURA POPULAR 
E
n Alange son típicas las calles empinadas, calles que se adaptan a los quiebros de la ladera sin temer que sus pendientes sean muy pronunciadas.

Otros elementos típicos de la arquitectura del pueblo son las "calzadas", elevaciones que se sitúan a la entrada de las casas salvando la fuerte pendiente del terreno, soliendo tener cada casa la suya propia. La visión general de estos conjuntos nos ofrece la sensación de encontrarnos ante escalinatas de gigantescos peldaños.

La casa popular de Alange es del tipo conocido como casa de pasillo o corredor central. En él, la vivienda se articula a lo largo de un eje perpendicular a la fachada, abriéndose a ambos lados pequeños espacios que se emplean para distintos usos siendo el más corriente el de dormitorio.

El pasillo desemboca en el patio de la casa y éste, a su vez, se abre hacia el corral; este espacio, al aire libre, se sitúa en la parte trasera del solar que ocupa la vivienda y en le mayoría de las ocasiones contiene un lugar reservado para animales, ya sea en forma de zahurdas o establos. A veces la casa puede tener una planta superior que se denomina doblado. Pero a pesar de este modelo general de vivienda que hemos descrito, en Alange se distinguen dos tipos de arquitectura, una tradicionalmente campesina, y otra, burguesa de fines de S.XIX y principios del S.XX, caracterizada por estucos en las paredes y bóvedas pintadas, elementos que confieren en los habitáculos una gran belleza interior.

El lavadero
E
spacio típico de la arquitectura popular, que se surte del agua del manantial próximo y donde lavaban sus ropas todas las mujeres de la localidad. Data de principios de siglo, y todavía hoy sigue siendo utilizado por algunas vecinas del pueblo.


MEDIO AMBIENTE NATURALEZA

A) El agua. En Alange, es la protagonista indiscutible de su entorno natural, no solamente por ser un lugar pródigo en fuentes, pozos o manantiales de características especiales, sino también por la proximidad del embalse, y los ríos que vierten en él sus aguas.

Las Fuentes. Entre las fuentes podemos mencionar, la Fuente de La Jarilla (cuyas aguas son las más apreciadas por los habitantes para el consumo), la Fuente del Baño (manantial que surte al Balneario), la Fuente de Huerto Moral o la Fuente de la Huerta de "La Joruga". Todas estas fuentes hacen de Alange uno de los pueblos más ricos en aguas no cloradas en Extremadura.

Los Ríos. El término municipal, está rodeado de ríos que ofrecen sus aguas al embalse, como el Matachel (afluente del Guadiana), el San Juan, el Palomillas, el Valdemedel, y el Bonhabal, todos ellos, a su vez, afluentes del Matachel.

El Embalse. Es la construcción más moderna que se ha realizado en Alange. Se encuentra situado al oeste del pueblo, con una extensión aproximada de 5000 hectáreas y una capacidad de 852 hectómetros cúbicos. Recoge agua de los ríos antes mencionados, destinadas a riego, abastecimiento y energía eléctrica.


B) La Piedra ("Los Canchos"). se conoce con el vocablo de "cancho" a unos promontorios rocosos que salpican el término municipal creando unos paisajes poco comunes, de tal modo que pasan a ser una seña de identidad o símbolo de la localidad. Entre los más característicos podemos nombrar: la Picota, los Canchos de los Toros, los Canchos de los Enamorados o la Piedra de la Loba y la Pata del Buey, una plataforma rocosa, acondicionada como jardín y mirador del embalse, situado al sur de la localidad en una zona medioambiental especialmente protegida.

C) Flora. Alange debido a sus condiciones climáticas y a su entorno natural posee una enorme riqueza botánica. Dentro de su importante diversidad, podemos citar diversas especies de orquídeas y lírios, el Majuelo, el Madroño y la Cornicabra, el Acebuche y el Almez.

D) Fauna. La diversidad de hábitats del entorno de Alange, hace posible la existencia de una rica y variada fauna. De entre las especies más importantes podemos destacar:
Aves.- Entre las rapaces destacan: Águila Perdicera, Búho Real, Mochuelo, Aguilucho Cenizo. La cercanía inmediata del embalse, favorece de forma creciente la llegada de una nutrida comunidad de aves acuáticas (Ánade Real, Pato Cuchara, Cerceta Común, Cormorán Grande, Ansar Común, Garza Real, Martín Pescador...). en las dehesas circundantes y utilizando el embalse como dormidero, puede contemplarse una población invernante estable de Grulla Común. El medio urbano es habitado por cigüeñas blancas, lechuzas, vencejos, golondrinas, aviones comunes, etc.
Mamíferos.- Es preciso resaltar dentro de este grupo a las especies carnívoras, como la Gineta, el Gato Montés, el Tejón, el Zorro y la Nutria. Especialmente abundante en las manchas de matorral de las laderas de estas sierras es el Jabalí.
Reptiles y anfibios.- Los reptiles más comunes son: la Culebra Bastarda, de Herradura, Viperina, la Lagarta Colirroja, el Galápago Leproso y El Lagarto Ocelado. Entre los anfibios, se encuentran el Tritón Ibérico y Jaspeado, el Gallipato, la Rana Verde, Ranita Meridional y Sapo Partero Ibérico.
Peces.- Mientras que en el embalse predominan las especies foráneas introducidas, como el lucio, el percasol o el black-bass, en los ríos y arroyos tributarios todavía pueden encontrarse peces autóctonos como el Barbo, la Soga, la Pardilla, la Colmilleja, etc.

GASTRONOMÍA
Desde las populares migas o la caldereta, platos tradicionales de toda Extremadura, hasta las ranas, los caracoles o el revuelto de espárragos trigueros; de todo ello podemos degustar en esta localidad, sin olvidarnos de la ya conocida matanza, que proporciona unos suculentos platos o embutidos. Mención especial merece en Alange la repostería casera, alrededor de la cual incluso se organizan exposiciones, en las que se puede admirar y adquirir productos como las roscas fritas, las roscas de piñonate, las flores o los gañotes.


FIESTAS POPULARES
- Cabalgata de Reyes. 5 de enero.
- Fiesta de la Candelaria y San Blas. 2 y 3 de febrero.
- Semana Santa (Cofradía de Nuesto Padre Jesús Nazareno, Cofradía de La Dolorosa y Cofradía del Cristo de los Remedios).
- Fiesta de San José. 19 de Marzo.
- Fiesta de la Exaltación de la Cruz. 3 de mayo.
- Romería de San Isidro Labrador. 15 de mayo.
- Santa María. 15 de agosto.
- Feria de La Milagrosa. 11, 12 y 13 de septiembre.


OCIO Y TIEMPO LIBRE
Alange ofrece una interesante oferta de instalaciones para poder realizar multitud de actividades deportivas. Así, dispone de un campo de fútbol de césped y otro de tierra, tres pistas polideportivas y una piscina municipal. Por otra parte, la importancia deportiva de Alange, está también en las grandes posibilidades que ofrece su embalse para la práctica de deportes náuticos, como piragüismo, windsurf o vela. En el año 1.997 tuvo lugar en el embalse, el Trofeo de Piragüismo de la Comunidad Autónoma.
Otras modalidades deportivas a practicar en la localidad son el senderisrno o las excursiones en bicicleta de montaña. Las piedras que salpican todo el casco urbano permiten la práctica del trial, y las del Cerro del Castillo, la escalada libre.

No podemos olvidar mencionar la caza y la pesca, deportes de gran tradición en toda la zona que gestionan los clubes deportivos de Alange.

Por último haremos referencia al "Raid Internacional de Orientación Termas de Alange" que sin tener fecha determinada viene celebrándose en los meses de febrero o marzo y que en el año 1 998 tuvo su primera edición con un gran éxito de participación.




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]