senderos de extremadura
Peñafalcon (zona de buitres). Parque Natural de Monfragüe en Serradilla.

SERRADILLA, Arte y Naturaleza en convivencia

Carlos J. Martín Díaz


[Establecimientos de Serradilla en ALEX]
          

       Serradilla está situada aproximadamente en el centro geográfico de la provincia de Cáceres, y posee un término municipal de 25.812 hectáreas, dentro del cual se sitúa la aldea aneja de Villarreal de San Carlos, más conocida por ser el único núcleo habitado dentro del Parque Natural de Monfragüe y lugar donde se enclava el Centro de Información del mismo.

      Tan amplio término municipal comprende tres agrestes sierras al norte, que es donde se da una mayor riqueza vegetal y faunística; no en vano unas 6.000 hectáreas del término se encuentran formando parte del citado Parque Natural de Monfragüe. Una dilatada extensión de dehesas al sur, pone el contrapunto de tierras llanas por las que además discurre el profundo cauce del río Tajo; y como si de la divisoria de sierra y llanuras se tratase, está ubicado el núcleo urbano de Serradilla. concretamente en la falda de la Sierra de Santa Catalina, cuyas máximas alturas apenas superan los 600 metros, pero en la que se enclavan puntos tan emblemáticos y conocidos por los extremeños como la famosa canchera de Peñafalcón.

NOTAS HISTÓRICAS

Plaza de la Constitución. SerradillaComo en otros muchos casos, tampoco es posible poner fecha al "nacimiento" de Serradilla, si bien existen vestigios del paso de diferentes culturas por estas tierras: numerosas pinturas rupestres situadas en las sierras del norte, el llamado "Tesorillo de Serradilla", hallado también en la sierra, que se atribuyó a los tartesos, y que hoy se encuentra en el Museo Provincial de Cáceres; lápidas funerarias y monedas romanas parecen asegurar la existencia de un asentamiento romano habitado en la zona o sus cercanías, etc...

Hasta llegar a 1557, donde podríamos situar la "mayoría de edad" de Serradilla, al obtener la CARTA REAL, de manos del Rey Felipe II, un documento que la convierte en Villa Realenga al desligarla de la ciudad de Plasencia a la que había pertenecido y convertirla en villa independiente, con derechos propios y capacidad para administrar justicia.

Pero si un hecho histórico ha marcado para siempre y definitivamente el transcurso de la vida en Saradiila, este fue la llegada de la imagen del STMO. CRISTO DE LA VICTORIA, en 1641, hecho que dió pie a la fundación de Convento de Agustinas Recoletas en 1660, y a la construcción, entre 1672 y 1675, con posteriores ampliaciones, del magnífico Santutario que alberga a la imagen.

      TRADICIONES Y FESTEJOS

      Precisamente por la profunda influencia que la sagrada imagen ha tenido en el devenir histórico de esta localidad, muchas de sus tradiciones se basaron y conservan aún una honda raigambre religiosa.

Arroyo Barbaón. Enebros. Parque Natural de Monfragüe. SerradillaComenzando por las propias festividades en honor del Cristo de la Victoria, que se celebran en el mes de Septiembre, siendo el día culminante el 14, Día de la Santa Cruz, a las que acuden numerosos peregrinos no sólo de pueblos comarcanos o de la provincia sino de otros muchos lugares de Extremadura y de España.

Otras notables festividades religiosas son las procesiones de Semana Santa y la posterior romería de Santa Catalina que tiene lugar el Lunes de Pascua, donde los juegos populares y las comidas campestres atraen año tras año a los serradillanos y visitantes.

      Pero si de fiestas populares hablamos, las patronales de San Agustín son las que destacan sobremanera. Estos populares "SANAGUSTINES" se vienen celebrando desde el siglo XVIII, teniendo lugar cada año a lo largo de la última semana de Agosto ya que la festividad propiamente dicha es el día 28 de este mes. A lo largo de estos días se entremezclan competiciones deportivas, concursos y certámenes culturales, actuaciones teatrales, juegos populares, verbenas, actuaciones musicales,.. todo ello para niños y mayores. Pero sin duda el mayor atractivo de las mismas, tanto para los vecinos, como para los numerosísimos visitantes, son las numerosas capeas por las calles y lidias de toros y vaquillas en la plaza del pueblo, al estilo tradicional. En estos días desaparece la tranquilidad y sosiego del resto del año, para convertirse las calles en un ir y venir de gente, de jóvenes y mayores, de serradillanos y foráneos, que solamente se dedican a disfrutar a tope, desde la mañana a la madrugada, de las fiestas, la diversión y la alegría.

      LOS MAS SOBRESALIENTES ATRACTIVOS

      En dos amplias parcelas podríamos enclavar los abundantes y notables atractivos, dignos de conocerse, que posee Serradilla: la ARTÍSTICA y la de NATURALEZA.

      En cuanto a la primera, gira principalmente en torno al arte religioso: tanto la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción como el Santuario del Stmo. Cristo de la Victoria, son dos lugares que no pueden dejarse de visitar.

     La PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN es un hermoso templo de finales del siglo XV. Se trata de un edificio exento, de gran robustez y austera decoración exterior. Su interior está dividido en tres naves separadas por columnas con arco de medio punto. La nave central es más alta, y en su cabecera destaca el Retablo Mayor, del siglo XVIII, todo él dorado, y en cuyo camarín está situada la imagen de la Patrona de Serradilla, La Virgen de la Asunción, talla barroca de gran realismo y valor artístico, realizada por el escultor Luis Salvador Carmona en 1749, por encargo del gremio de labradores.

El SANTUARIO DEL CRISTO DE LA VICTORIA, es el edificio más importante, junto con el Santuario Stmo. Cristo de la Victoria. Estilo Barroco.Convento que tiene adosado, tanto histórica como artísticamente hablando de Serradilla. Son miles las personas que visitan este Santuario a lo largo de cada año, y sus motivos pueden ser desde la más profunda fe religiosa, hasta la simple curiosidad o la casualidad de una visita puntual, pero algo es común a todos tras realizarla: la impresionante visión de la imagen del Cristo por un lado y la riqueza artística que este templo encierra, dejan un extraordinario recuerdo en cuantos llegan hasta aquí.

El templo es de una sola nave, con planta de cruz latina, y en él destacan los retablos (de los siglos XVII y XVIII) por su profusión y recargamiento de adornos, algo propio del barroco: columnas salomónicas, hojarasca, vides,.. todo ello dorado, y complementado con imágenes de santos y ángeles.

Y sobre todos ellos destaca el camarín central, que en el Retablo Mayor, acoge la imagen del Stmo. Cristo de la Victoria. Como ya hemos dicho, una sobrecogedora imagen de tamaño natural, policromada, que representa al Redentor abrazado a la cruz (no crucificado), en pie junto a ella, mostrando en su cuerpo las señales de la pasión. En ella se conjugan elegancia artística y emoción religiosa.

Stmo. Cristo de la VictoriaFue realizada por el escultor madrileño Domingo de Rioja, en 1635, por encargo de una mujer, FRANCISCA DE OVIEDO, que se había desplazado a la capital del Reino en busca de limosnas con que construir un hospital que tenía pensado fundar en el pueblo. Tantas fueron las dificultades que esta mujer hubo de salvar y tantos sus avatares hasta traer la imagen a Serradilla, que su historia está rodeada de hechos calificados en ocasiones de milagrosos.

Pero si importante es la imagen, no pueden dejarse atrás las numerosas obras pictóricas que cuelgan de las paredes del templo. Obras de autores como Francisco Gutiérrez, Alonso Cano, Daniel Seghers, Mateo Cerezo,.. alumnos de Ruhens, de Tiziano, de Escuela Española, italiana y Veneciana (siglo XVII), Escuela Flamenca,.. conforman una colección calificada como una de las más importantes de arte barroco de Extremadura.

     Todo ello llevó a que este Santuario fuese declarado, por Real Decreto, Monumento Histórico Artístico Nacional, en Junio de 1981.

      Aparte de los edificios religiosos es imprescindible realizar una visita al MUSEO ETNOGRÁFICO de la localidad, donde se podrán visitar sus dos salas dedicadas respectivamente a Etnografía y a Medio Ambiente. La primera muestra una amplísima colección de cientos de objetos antiguos, ya en desuso, donados por los vecinos, y agrupados para su exposición por los más diversos temas: la casa rural, las labores el campo, la vieja enseñanza, oficios artesanos, etc... La sala dedicada a Medio Ambiente expone una numerosa colección fotográfica y maquetas sobre el entorno natural y paisajístico de Serradilla, así como otra colección de fotografías y taxidermia de la fauna de este mismo entorno.

Cruz del Siglo.Y pasando a la segunda de las parcelas, la de NATURALEZA, es evidente que el entorno natural en que se encuentra enclavada Serradilla es privilegiado. La cercanía y pertenencia del término municipal al Parque de Monfragüe, así lo aseguran. Como muestra ya hemos citado el que la emblemática Canchera de Peñafalcón con sus anidaderos de buitres, pertenece a este término municipal, pero no deja de ser un simple, aunque importante, botón de muestra de lo que aquí se puede encontrar.

      Existen unos 130 km, de caminos, veredas y senderos, que transitan por los parajes más agrestes y naturales que se puedan encontrar A continuación describiremos algunos que consideramos más representativos y en los que el senderista aficionado podrá disfrutar plenamente de la naturaleza.

Camino de  la barca. Ruta hasta el Río Tajo.CAMINO DE LA BARCA DE ARRIBA: Es un viejo camino que se utilizaba para comunicarse con la vecina localidad de Torrejón el Rubio, haciéndose el tránsito del río Tajo mediante una barcaza, de lo cual le viene el nombre. Transita todo él por Zoila de dehesa, y su punto de llegada es el propio río Tajo, a unos 6 km. de Serradilla.

Parte hacia del sur del pueblo, y a lo largo del mismo, el caminante puede observar todo el ecosistema de la dehesa extremeña. Apenas se han realizado unos cientos de metros ya podemos divisar en la distancia el Castillo de Monfragüe y el Salto del Gitano, imagen que nos acompañará durante todo el recorrido, y lógicamente más cercanos a medida que nos aproximamos al Tajo. Durante el mismo habremos tenido ocasión de observar numerosos pequeños pajarillos (carboneros, herrerillos, rabilargos, abubillas,...) que tienen sus nidos en las encinas de la dehesa así como el frecuente vuelo de milanos, águilas, buitres, y en determinadas épocas, alimoches; aves que tienen su zona de caza y alimentación en la misma dehesa.

Puente de La GargantaA medida que se hacen más cercanos los riberos del Tajo, el terreno se ondula y se hace más pendiente. Es en esta parte del recorrido donde se podrá disfrutar de las mejores vistas panorámicas y consecuentemente una más abundante vegetación: carrascos, jaras, retamas, espinos, cantuesos..., complementan y dan color al bosque de encinas.

Ya a la vista del río, un letrero nos indica "Mirador de las Taheñas", una pequeña loma desde la que nos sorprenderá una magnífica vista panorámica del río Tajo a su salida de Monfragüe, dejando lentamente atrás la mole cuarcítica de Peñafalcón y el Salto del Gitano; el paisaje será difícilmente olvidable. Poco más abajo llegaremos por el carril hasta a orilla del río, donde se impone un descanso, relajado, observando el vuelo de las aves y el sereno discurrir del Tajo.

      CAMINO DE LA GARGANTA DE LOS MOLINOS: La Garganta de los Molinos es un paraje de singular belleza natural, con una cascada de unos 10 metros de caída, que tiene agua todo el año, y que se encuentra rodeada de una exuberante vegetación de ribera (fresnos, alisos, helechos...,) debido al continuo discurrir del arroyo. Se trata de una especie de profundo corte producido en la sierra, bordeado de altas cancheras de cuarcitas, en cuyas crestas anidan numerosas rapaces, principalmente buitres leonados.

Cascada el chorreón en el camino de la BarcaPero si atractivo es el final de esta ruta, no menos lo son sus dos vías de llegada y regreso. Yendo por el sur del pueblo, la salida se realiza hacia el este, primeramente entre cercados de piedra que deslindan fincas particulares, hasta llegar a la Dehesa Boyal. A lo largo de este tramo podemos ver la vegetación propia de dehesa teniendo como fondo el castillo de Monfragüe. Poco más adelante el suelo está dominado por la jara: si este camino se realiza en primavera, el espectáculo de su flor blanca nos rodea por todos lados.

En un determinado punto del camino nos hallamos en lo más alto de la dehesa. Desde este improvisado mirador obtenemos unas espectaculares vistas panorámicas de la Portilla de la Garganta, del discurrir del arroyo, de las sierras de Monfragüe, y de los restos de viejos molinos que dan nombre a la zona. Llegado al borde del arroyo, lo primero que veremos será el letrero de entrada al Parque Natural, y junto a él los restos de uno de estos viejos molinos y un bien conservado y antiguo puente de piedra que daba acceso al mismo.

      Subimos hacia la Garganta en el itinerario que bordea el arroyo, ahora arropados y cubiertos por la vegetación hasta llegar a nuestro punto de destino.

      El regreso a Serradilla se hará por el camino existente en la falda de la sierra, a lo largo del cual la variedad de vegetación nos llevará a observar: cornicabras, labiérnago, madroñeras, madreselvas, durillos, etc., que en muchos de los tramos arropan completamente al caminante, junto a altos alcornoques que lo bordean.

      El recorrido total es de unos 9 km. que no presentan dificultad alguna y que dejarán satisfecho al más exigente de los aficionados al senderismo en la naturaleza.

      CAMINO DE LA CHARCA DE TRASIERRA: Este es uno de los múltiples caminos que se encuentran en las sierras del norte del término municipal, por lo que a diferencia de los anteriores presenta más pronunciadas pendientes en su trayecto.

Garganta del Fraile. Parque Natural de MonfragüeSe puede realizar partiendo y regresando por diversos lugares. Para nuestra descripción saldremos desde el Santuario del Cristo de la Victoria hacia la señalizada Fuente Nueva, para tomar ahí el camino denominado "del Rancho" hacia lo alto de la sierra. En esta subida podremos observar viejos y curiosos empedrados en algunos tramos del camino, que transita entre olivares, grandes alcornoques, y toda la variedad del matorral y bosque mediterráneo de solana (jaras, escobas, cenizos, labiérnago, jaguarzo,...).

Llegados al alto, cruzaremos el carril de vehículos para tomar otro en la umbria de la sierra, en dirección oeste. La señalización nos hará ir ascendiendo suavemente hasta el Mirador de la Sierra, situado en lo más alto de la misma, y desde el que obtendremos unas extraordinarias panorámicas que alcanzan desde las nevadas cumbres de Gredos al norte, hasta las tierras trujillanas (con prismáticos se ve perfectamente el castillo) al sur. Por supuesto toda la extensión de hectáreas y hectáreas de dehesas, buena parte del cercano Parque de Monfragüe, y la vista completa del casco urbano de Serradilla.

      Tras un breve descanso proseguiremos hacia la cercana "Cruz del Siglo", conmemorativa del paso del siglo XIX al XX y situada en las crestas de la misma sierra unos cientos de metros al oeste del mirador. Siguiendo el viejo Cordel de ganado, coincidente en este tramo con el antiguo Camino de Plasencia, descenderemos por la umbría hacia la Charca. Madroñeras, durillos, quejigos, y altos pinos y alcornoques nos acompañarán hasta la misma así como innumerables aves de diversas especies.

Flor de jara          Buitre leonado          Lagarto ocelado

      La Charca es un embalse que antaño surtía de agua a la localidad, pero que actualmente se encuentra dedicado a la pesca deportiva con caña. Allí, entre pinares, el caminante puede realizar una nueva y relajante parada antes de reemprender la marcha de regreso, ya que lo primero que espera es el ascenso a la sierra, que ahora haremos por el carril que sale de la Charca hacia el este.              

      

Dehesa de SerradillaLa vegetación se vuelve de nuevo exuberante, rodeándonos por todos lados, y creando en muchos tramos incluso un "techo verde" que ayuda con su frescor a este ascenso: castaños, alcornoques, quejigos, durillos, madroñeras, labiérnagos, brezos.., inundan el recorrido de verdor y colorido.

 La señalización nos conduce de nuevo a enlazar, cerca de la Cruz del Siglo, con el Camino de Plasencia, que será el que empleemos ahora para descender de la sierra y regresar de nuevo a Serradilla, a la que en cuanto llegamos a lo alto ya tenemos a la vista. En total son unos 12km, los que habremos hecho al completar el recorrido.

      Son estas tres rutas, sólo unos breves ejemplos de lo que espera a cualquier aficionado senderista que desee descubrir y disfrutar de nuevos caminos y paisajes, en terrenos colindantes con el Parque Natural de Monfragüe, al cual también se puede llegar, a pie, desde Serradilla, por cualquiera de los caminos vecinales que la unen con su pedanía, Villarreal de San Carlos, si bien en este caso, por pasar por zonas de reserva integral se hace preciso advertir de nuestra presencia, así como usar de la ayuda de guías, al río estar señalizados los caminos.


© Senderos de Extremadura,1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]