senderos de extremadura
Sierra Grande de Hornachos

Autor: Agustín Melchor Terrón
Geógrafo


        Situado este espacio en la provincia de Badajoz y con una extensión de 5981 has., presenta un ecosistema de bosque y matorral mediterráneos, destacando la encina (Quercus rotundifolia) como elemento arbóreo más característico. Como avifauna más característica tenemos: buitre leonado (gyps fulvus), alimoche (neophron percnopterus), águila imperial (aguila heliaca), águila real (aguila chrysaetos), águila culebrera (circaetus gallicus), águila perdicera (hieraetus fasciatus), águila calzada (hieraetus pennatus), halcón peregrino (falco peregrinus), búho real (bubo bubo), cigüeña negra (ciconía nigra) que confieren al paisaje dinamismo y diversidad biótica.

      Como aves de menor tamaño podemos destacar: curruca rabilarga (Sylvia undata), roquero solitario (monticola solitarius), collalba negra (oenanthe leucura), alcaudón mal (lanius excubitor), rabilargo (cyanopica cyana), abubilla (upupa epops) etc. que por ello son menos importante; y aunque desprovista del carisma de las anteriores y mayor profusión la constituye el elemento indisociable de este paisaje, con el que el lugareño se siente plenamente identificado.

      Este paraje está constituido por una sierra-isla pertenecientes a las sierras centrales de Badajoz, alcanzando una altitud máxima de 243 m.s.n.m., descrestando en cuarcitas, con las laderas cubiertas por bosque y matorral mediterráneo. El entorno que rodea esta sierra está ocupado por amplias dehesas de encinas (quercus rotundifolia) sobre todo, configurándose como una penillanura bastante amplia donde se yerguen majestuosamente la mole cuarcítica de esta sierra. Este accidente geográfico se encuentra muy destacado en el terreno, pues articula y dinamiza de alguna manera los llanos adehesados tan definitorios de nuestra geografía extremeña.

      En 1.984 ADENEX estableció en estas sierras una RESERVA BIOLOGICA (gracias a un proyecto común entre la comisión de las comunidades europeas y ADENEX), que en la actualidad ocupa 2434 has. Aquí encontramos un centro de rehabilitación de fauna silvestre, un comedero de aves rapaces y una estación biológica. De esta manera, se está contribuyendo a la defensa de la fauna de esta zona; pues el cada vez mayor avance de los espacios agralizados circundantes aísla a los animales que, hoy por hoy, caracterizan este enclave, constituido en un reducto fragoso de innegable valor tanto biológico como paisajístico.




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]