senderos de extremadura

Sierra de Gata,
un rincón de refrescante ilusión

ADISGATA (Asociación para el Desarrollo Integral de Sierra de Gata)

          
 
E
l documento escrito hace más 140 años por el jefe Seattle de la tribu Suwamish (pieles rujas) del territorio del noroeste de los Estados Unidos, en respuesta a la oferta de compra de las tierras por parte del "gran Jefe Blanco" (Franklin Pierce), se iniciaba con estas palabras:

                   "La tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra..."

La contestación de este hombre sabio, se ha convertido en un ejemplo a seguir e inspira la filosofía del grupo de acción local, que ha sabido entender la relación de los vecinos con el espacio serragatino. La Sierra de Gata es un territorio vivido por sus gentes que, a semejanza de aquellos pieles rojas, sienten cada partícula de esta tierra como algo sagrado, expresando un profundo cariño (relación madre-hijo) que se ve correspondido con generosa abundancia. Es este profundo sentimiento de enraizamiento el que hace volver a aquellos que un día se alejaron.

La tierra es mi carne, sus ríos son la sangre de mis venas, la frondosa vegetación son los pulmones de mi cuerpo y cada animal existente, anida en mi corazón.

Soy hijo del fuerte viento, construido de tierra fértil, regado con aguas cristalinas y moldeado con lento fuego ardiente.
 Este soy yo
Yo soy la tierra
 Vívela

 

Pilas de agua para el ganadoENCUADRE TERRITORIAL

La comarca serragatina ocupa el extremo más noroccidental de la región extremeña, constituyendo la rampa meridional del Sistema Central, limítrofe con los vecinos lusos por el Oeste, los Charros por el Norte, Hurdanos al Este y las tierras del Alagón al Sur, pueblos que en algún momento de la historia han ejercido su influencia sobre este territorio, dejando una profunda huella que da lugar a una amplia diversidad cultural.

El hábitat está concentrado en 20 municipios y 2 pedanías que albergan una población algo superior a los 25.000 habitantes y forman una extensa superficie areocórica.

PAISAJE

El paisaje de la comarca de Sierra de Gata es el resultado de la interacción parsimoniosa de elementos bióticos y abióticos, resaltando la lucha constante entre el medio natural y el medio antrópico por la supervivencia y la dominancia del espacio.
Como elementos destacados del atractivo encanto serragatino, en toda sus expresiones, aparecen la piedra, el agua y sus gentes.      

Dehesa de San Pedro en VillamielLa roca madre (pizarra, gneis, granito y cuarcita) sirve de sustento al medio biótico a la vez que ha sido aprovechada, desde tiempos inmemorables, para levantar las sólidas construcciones que han perdurado hasta nuestros días y que guardan un total mimetismo con el entorno natural.

El agua es el principal agente modelador de un relieve abrupto y fuente de vida dentro del sistema natural que en múltiples ocasiones se encuentra intacto, como una expresión relicta.

Las abundantes precipitaciones recogidas a lo largo del año (lámina media de 1000 mm. correspondientes a la España subhúmeda), han dado lugar a la formación de 5 valles (Tralgas, Árrago, Rivera de Gata, Rivera de Acebo y Jálama) originados por la acción tectónica (control estructural) y la escorrentía superficial.

       

Zahurdón, construcción típicaLas cabeceras de estos valles aparecen como grandes formas palmeadas (a modo de torrenteras o gargantas) que en su afán por salvar el fuerte desnivel, describen grandes saltos hidráulicos merecedores de una imborrable instantánea.
La parte media de los cursos fluviales, con sus aguas cristalinas, están caracterizados por los remansos naturales que constituyen el hábitat idóneo de la trucha autóctona y de la escurridiza nutria.

Los tramos inferiores, aprovechados por los usos recreativos y de ocio, son modificados, acorde a las necesidades humanas, con la construcción de una serie de piscinas naturales que hacen las delicias de los veraneantes y donde los niños disfrutan de todo tipo de actividades acuáticas.        

Encajera de AceboEl Embalse de Borbollón consiente una gran diversidad de usos, productos de la adaptación al nuevo biotopo acuático creado por la mano del hombre. La anegación de una amplia superficie por el agua, con la previsión de producción hidroeléctrica y fomento del regadío dentro de los planes de desarrollo iniciados en al década de los 50´s, ha dado lugar a la obtención de gran variedad y calidad hortofructícola.

Pero un islote en mitad del pantano se resiste al poder de las aguas, y se constituye como espacio de invernada y/o nidificación y crianza de una importante comunidad de avifauna. Este espacio ha sido protegido con diversos instrumentos dentro del planeamiento de ordenación territorial.

Es el lugar de concentración de distintos colectivos científicos y aficionados a la ornitología, dedicados al estudio de las aves y que hacen de los prismáticos y cámaras fotográficas herramientas necesarias de trabajo.  

Campanario de Hernán PérezLa Gente serragatina demuestra un gran arraigo a lo tradicional, basado en la convivencia entre vecinos, el mutuo respeto y la cordialidad.

Aún se puede ver a las puertas de las casas, durante las tardes y noches, reu-niones de vecinos comentando los sucesos del día a día, dentro de un ambiente ameno, con la paz y el sosiego que inunda estos pueblos.

La generosidad demostrada, no sólo es con la gente de aquí, sino que también con el visitante amigo al que se le ofrece todo lo está al alcance.

En definitiva, el comportamiento de estos hombres y mujeres es fruto del pasado que se mantiene en el presente.

EL AGUA

El agua, limpia y abundante, es uno de los elementos más importantes y significativos de Sierra de Gata: aporta riqueza, genera vida y compone conjuntos paisajísticos de gran belleza.

Faena diariaLa importancia ecológica cobra magni-tud porque numerosas especies vegetales y animales están asociadas a este medio que podrá contemploar quien nos visite. Para el viajero, descubrir estos paradisíacos entornos le proporcionará una feliz estancia: ríos con agua cristalina, arroyos, gargantas y como no, piscinas naturales. Lugares excepcionales para una estancia veraniega, unos por su acondicionamiento para la acampada y el baño y otros por la posibilidad de practicar actividades lúdicas como la pesca. Hay un total de 14 piscinas naturales, distribuidas dentro de los 5 valles:

Iglesia de Perales del PuertoVALLE DEL ARRAGO: Robledillo de Gata, Descargamaría, Cadalso, Hernán Pérez y Santibáñez el Alto.
VALLE DEL JALAMA: San Martin de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno.
RIVERA DE ACEBO: Perales del Puerto, Hoyos y Acebo.
RIVERA DE GATA: Villasbuenas de Gata, Torre de Don Miguel y Gata.
VALLE DE TRALGAS: Torrecilla de los Ángeles.

 

SENDEROS

El senderismo es una forma de conocer y aprovechar los recursos paisajísticos e históricos de cada pueblo: mostrándonos y descubriéndonos qué riquezas esconde cada uno de ellos.

Otoño en San Martín de TrevejoA lo largo de la historia, el Sistema Central no ha impedido la relación existente entre los habitantes de uno y otro lado de la sierra: tradiciones populares y formas de vida muy paralelas... Hoy en día, abandonando la vida tradicional, las propias montañas se han ido convirtiendo en una barrera (sobre todo territorial y administrativa) para las interrelaciones; ahora abarca 4 provincias diferentes, 3 Comunidades Autónomas y 2 países.

Por eso, lo que se pretende desde los grupos de desarrollo local y mancomunidades es convertir al Sistema Central en un elemento de unión, mediante una red de senderos reutilizando y recuperando, en la medida de lo posible, viejos caminos y antiguas vías de comunicación: así se ha creado el llamado GR-10 (sendero de Gran Recorrido) que se inicia en la población de San Martín de Valdeiglesias (Madrid) y finaliza en Termas de Monfortinho (Portugal) y, de este modo enlazando países, comunidades, provincias, pueblos y valles.

El GR - 10 por Sierra de Gata está formado por las siguientes etapas:

1. Robledillo de Gata - Límite de Comarca por Camino Ovejuela
2. Robledillo de Gata - Descargamaría
3. Descargamaría - Cadalso
4. Cadalso - Torre de Don Miguel
5. Torre de Don Miguel - Gata
6. Gata - Villasbuenas de Gata
7. Villasbuenas de Gata - Perales del Puerto
8. Perales del Puerto - Hoyos
9. Hoyos - Acebo
10. Acebo - San Martín de Trevejo
11. San Martín de Trevejo - Villamiel
12. Villamiel - Trevejo
13. Trevejo - Cilleros
14. Cilleros - Termas de Monfortinho (Portugal)

     Paisaje del Valle del Arrago         Olivar        Iglesia de Vegaviana

Además el GR - 10 enlaza con el resto de localidades de la comarca:

1. Límite de Comarca con Hurdes - Villanueva de la Sierra
2. Villanueva de la Sierra - Torrecilla de los Ángeles
3. Torrecilla de los Ángeles - Hernán Pérez
4. Hernán Pérez - Santibáñez el Alto
5. Santibáñez el Alto - Torre de Don Miguel
6. Gata - Puerto de Castilla
7. San Martín de Trevejo - Puerto de Santa Clara
8. Puerto de Santa Clara - Eljas
9. Eljas - Valverde del Fresno
10. Frontera portuguesa - Valverde del Fresno
11. Villasbuenas de Gata - La Moheda de Gata
12. Perales del Puerto - Vegaviana
13. Vegaviana - Moraleja
15. Moraleja - La Moheda de Gata

 

Calle típica de San Martín de TrevejoEl senderismo en Sierra de Gata nos permite, además, observar especies vegetales como el roble y el castaño. También abundan en la comarca encinas y alcornoques y a causa de las repoblaciones forestales existen pinos resineros, pinos silvestres y eucaliptos.

Otra alternativa es realizar senderismo a través de las vías pecuarias que cruzan Sierra de Gata.

Estas vías forman parte del patrimonio histórico y cultural, social y natural de la comarca y de Extremadura. Durante siglos fue camino obligado en los movimientos de ganado unidos a la trashumancia. Hoy en día este fenómeno ha decrecido, posibilitando un uso alternativo dentro de un marco adecuado para su conservación y mantenimiento.

Atraviesa por Sierra de Gata la "Cañada Real de Gata" y varios cordeles y veredas que el transeúnte podrá encontrar dentro de unos emblemáticos parajes. Como fauna destacar la diversidad de animales de gran belleza e interés como el lobo, (en zonas de transición con Hurdes y Salamanca), el lince, la nutria, el zorro, el jabalí y aves como la cigüeña negra, el águila real, el águila culebrera, águila calzada y el buitre negro. Además existen 3 lugares de interés biológico y paisajístico de gran importancia:

Piscina Natural de HoyosRESERVA ORNITOLÓGICA DE LA ISLA DEL EMBALSE DE BORBOLLÓN

En el término de Santibáñez el Alto, se encuentra este pantano rodeado por una extensa dehesa. Aquí, principalmente, existen aves ligadas al medio acuático: cigüeñas blancas, garzas reales, garcetas comunes y grullas comunes, casi todas provenientes de países del norte de Europa y que invernan aquí.

RESERVA BIOLÓGICA DEL BUITRE NEGRO EN EL VALLE DEL ARRAGO

Entre los términos de Cadalso, Santibáñez el Alto, Descargamaria y Robledillo de Gata se ubica esta reserva, con alrededor de 50 parejas de buitres negros, uno de los núcleos más importantes de la península ibérica.

MONTE JALAMA

Con 1492 metros, destaca por ser uno de los parajes más bellos de la comarca, tanto por su fauna como por su flora.

Piscina natural de GataARQUITECTURA POPULAR Y RELIGIOSA

La arquitectura popular y religiosa serragatina destaca por su variedad constructiva de diferentes épocas:
Caseríos, almazaras, casa blasonadas, palacios, iglesias.. .que se intentan mantener, conservar y recuperar.
Símbolo de Sierra de Gata es el llamado zahurdón, una construcción de origen celta que está repartida por toda la comarca. Hecha de mampostería, de planta circular y abierta en el centro para la salida del humo de la lumbre, utilizada como antiguo refugio de pastores.

Otro edificio típico de la comarca es la casa de 3 alturas, organizada ingeniosamente: en la planta baja se encuentra la cuadra y la bodega, en la principal la vivienda y en la segunda planta, el sobrado o desván.

Piscina natural de AceboEstas casas, decoradas sobriamente, están realizadas en materiales básicos como el granito, pizarra, barro y madera.

Las construcciones religiosas son claro ejemplo de la devoción existente en el pasado (y persistente hasta el presente).

Magníficas iglesias como la de Ntra. Sra. De los Ángeles en Acebo, la del Buen Varón en Hoyos. Esta última aparece como una de las más antiguas estampas religiosas de la comarca de Gata.

Piscina natural de Perales del PuertoEspléndidos retablos en parroquias como la de San Martín de Tours, en la población de San Martin de Trevejo; la Asunción en Robledillo de Gata; la Concepción en Cadalso, con relieves de los evangelistas y esculturas de los apóstoles; Ntra. Sra. De los Apóstoles en Cilleros; de la Asunción en Valverde del Fresno, donde se combinan pinturas y esculturas; San Julián el Hospitalario en Descargamaria, realizado en nogal y pino; el barroco retablo de la iglesia de Sta. María Magdalena, en Villamiel y el retablo mayor de escultura y pintura de la parroquia de San Pedro Apóstol, en Gata.

Tallas como el Crucificado de la parroquia de Ntra. Sra. De la Asunción en Perales del Puerto; la imagen de la Divina Pastora en la ermita que lleva su mismo nombre (en Eljas), la Virgen con el Niño del templo de La Asunción en Torrecilla de los Ángeles, y la imagen del Cristo yaciente, en Villanueva de la Sierra.

Piscina natural de Hernán PérezEl frontal de la sacristía de la iglesia de San Pedro, en Santibáñez el Alto, es digno de señalar por su chapado de azulejos de Talavera de la Reina.

Pinturas como: las del templo de Ntra. Sra. De la Piedad en Moraleja, representando el Descendimiento de Cristo; las tablas pictóricas de Luis de Morales en San Martín de Tours, en la localidad de San Martín de Trevejo.

En cuanto a platería, llama la atención la cruz procesional de la pequeña parroquia de San Juan Bautista en Trevejo, y las importantes piezas en la de Santa María Magdalena, en Villamiel.

Torres, como la de Villasbuenas de Gata en el templo de Ntra. Sra. De la Consolación y la de Villanueva de la Sierra en la ya citada iglesia de la Asunción.

En definitiva, un sinfin de joyas arquitectónicas, escultóricas y pictóricas salpicadas por toda la comarca que merecen ser visitadas.
Como arquitectura militar cabe destacar: El Castillo de Santibáñez el Alto, el Castillo de Eljas, el Castillo de Trevejo y la Torre de la Almenara, en Gata. Claras muestras del pasado bélico y esplendoroso de conquistas y reconquistas.

En Sierra de Gata existen 5 pueblos declarados de Bien de Interés Cultural por la perfecta conservación de los cascos históricos:

Gata, Hoyos, Robledillo de Gata, San Martin de Trevejo y Trevejo.

Río ArragoFIESTAS POPULARES

Las fiestas típicas de la comarca guardan relación con la cultura religiosa y las labores agrícolas que, desde antaño, se realizan en el campo.

Son un legado de tradición y cultura (usos y costumbres populares), marcadas por una excepcional originalidad etnográfica que establece un momento de alboroto (explosión de júbilo y diversión) en la larga etapa anual.

Las celebraciones más amenas son las romerías que se plasman cuando la primavera rompe con los frescos inviernos y marcan la estación de abundancia de color y aromas que dan un agradable sabor a la tierra. Son fiestas que se celebran desde el entorno vecinal y que presentan las puertas abiertas al viajero que se acerque hasta ellas.

La Semana Santa, vivida con gran fervor en todos los municipios de la comarca, cobra especial protagonismo con la estampa del "Descendimiento del Cristo Agonizante" en Robledillo de Gata (Viernes Santo).

El Baile del Capazo, en Torre de Don Miguel, donde se danza en torno al fuego alimentado con los capazos procedentes de los lagares de aceite, se celebra el primer domingo después de Pascua de Resurrección.

Baños de Villasbuenas de GataLos Santitos, en Santibáñez el Alto, son motivo de reunión festiva con la suelta de toros y vaquillas en la particular plaza (coso de planta irregular) delimitada por parte de las murallas del castillo.

La Fiesta del Arbol, primera celebración mundial que reconoce la profunda hermandad entre el hombre y la naturaleza, se organiza en Villanueva de la Sierra donde, desde 1805, se viene desarrollando de manera anual con la plantación de especies arbóreas autóctonas.

Calzada de la Ermita de San BlasLa Enramá de Hernán-Peréz; las Galopadas a lomos de briosos corceles en Eljas y Valverde del Fresno; las celebraciones de San Blas en todo el espacio serrano (romería con el baile típico del "Ramo", en Gata); la procesión del Santo que discurre entre salvas de pólvora, en Cilleros.

Todas ellas son expresiones ancestrales de bailes y danzas populares, exhibición de trajes típicos, bien engalanados, y momento de degustación de platos típicos (ensaladas de naranjas y limones, el gazpacho, el zorongollo, el caldo de patatas, la esparragá de berzas, la caldereta de cabrito, los asados de cordero y dulces típicos ungidos con licores caseros) de la gastronomía elaborados con una extensa variedad de productos locales. También es ocasión para desempolvar las botellas, guardadas celosamente, de los mejores pitarras.

MEDIO FÍSICO

Almenara de GataEl relieve típico apalachense de la Sierra de Gata está claramente diferenciado en tres grandes unidades:

  • La Sierra, con orientación NE-SW corresponde a las alineaciones del Sistema Central y cuya línea de cumbres sirve de divisoria de aguas entre las cuencas del Duero y del Tajo. Surgidos de las rocas precámbricas y realzadas por la orogenia alpina, destacan las cumbres de La Bolla Grande (1523 metros) y el monte Jálama (1492 metros)

  • El Piedemonte o escalón intermedio donde se resaltan dos promontorios, inselberg o montes islas que se convierten hoy en auténticos miradores naturales.
    El primero, la Sierra de Dios Padre (950 metros), es un sinclinal cuarcítico con materiales del ordovícico inferior desde el que se alcanzan a divisar más de 70 pueblos de la geografía extremeña.
    El segundo, el plutón granítico de Santibáñez el Alto, conocido en la antigüedad como San Juan de Mascotas.

  • El escalón inferior se corresponde con la vega baja o cuenca hundida de Moraleja, tapizada con materiales arcosicos del neógeno procedentes de depósitos aluviales.
Embalse de Borbollón con Santibáñez el Alto al fondoLa Vegetación natural de la comarca esta determinada y caracterizada por la distribución altitudinal de los distintos pisos bioclimátieos, las exigencias hídricas y el sustrato rocoso.


De esta forma, en la catena arbórea o vegetación climax estandarizada encontramos la selva ripicola típica de bosques mediterráneos (sauces, alisos, fresnos, chopos temblones, etc.) en las márgenes de los numerosos cursos fluviales que forman bosques galería, las encinas en un piso superior, seguidas del alcornoque que da paso a los robles o rebollos y finaliza en el piso de las pinaceas sobre el que aparece a vegetación cespitosa y la roca desnuda. Pero no siempre se cumplen esta sucesión de los pisos bioclimáticos y los robles suelen descender hasta los valles, debido a las necesidades hídricas de esta, especie, dando lugar a una inversión de los pisos. Cierta importancia, por biomasa y superficie de extensión, adquiere la serie de vegetación disclimax (repoblaciones dc la década de los 60´s con especies de pinos piñoneros, resineros y enormes eucaliptos, estos últimos con alturas que sobrepasan los 30 metros.

Vista de HoyosPerfectamente adaptados al entorno asoman los castaños, especie introducida en la península ibérica por los romanos, que brotan mezclados con la vegetación frondosa y son muy apreciados por su madera y frutos.

Entre la vegetación que compone el nutrido sotobosque y que en ocasiones especiales sucede a la vegetación natural, encontramos las formaciones de maquis con jara, piorno, retama, carquesa, brezo, rosal silvestre, zarzamora, durillos, cantuesos, mejorana, torvisco, labiérnago, etc.

Entre las especies subarbóreas más características cabe destacar la presencia de enebros, acebos, majuelos, servales, madroños y almeces.

Otras especies herbáceas tienen un aprovechamiento tradicional en tratamientos culinarios típicos de la comarca, como: el orégano, muy utilizado en los embutidos y la cocina; el poleo, que llena de fragancia y sabor los refrescantes gazpachos que se sirven en la cálida época estival y el romero que se utiliza en el aderezo de las aceitunas, además de ser la base de los tratamientos curativos populares contra los dolores musculares ("las friegas de alcohol de romero").

Robledillo desde el atrio de la IglesiaLa Fauna de la comarca tiene una gran importancia dentro del sistema natural y, en ella, aparecen inventariados más de doscientas especies de vertebrados entre las que cabe hacer alusión a la presencia esporádica del lobo, la presencia indiscutible del lince, el meloncillo, el tejón y la nutria.

En lo relativo a las especies cinegéticas, entre las más representativas del entorno están: el conejo, la liebre, la perdiz roja, la becada, el zorzal y el jabalí.

Por encima de estas comunidades destaca, sobresaliente, la avifauna que obtiene un importante reconocimiento con la protección de una serie de enclaves únicos (Isla del embalse de Borbollón, la reserva de buitres negros del Árrago y el monte Jálama).

Como especies dominantes del extenso territorio, baste señalar: el buitre negro (el ave rapaz más grande de Europa), buitre leonado, águila real, águila cule-brera, águila calzada, halcón abejero y cigüeña negra.

MEDIO SOCIAL

Iglesia de Villasbuenas de GataLa acción antrópica se ha dejado sentir en este espacio desde que el hombre es hombre, con grupos nómadas de cazadores - recolectores que posteriormente se asientan en determinados enclaves, unidos a los cursos fluviales. Estos incipientes asentamientos hacen surgir las primeras formas de organización social y reconocimiento del estatus personal. Los testimonios arqueológicos encontrados (Hernán Pérez y Robledillo de Gata), se relacionan con ritos funerarios de enterramiento (dólmenes y estelas) y con cultos a la fertilidad (ídolos).

El paso del tiempo y la evolución humana, dio lugar a la construcción de los primeros recintos fortificados ocastros, datados en la Edad del Hierro, que corresponden a pueblos de aparente actividad guerrera (Celtas, Lusitanos y Vetones), reprimidos por la expanston romana, la cual deja una clara y extensa muestra de su imperio en la comarca.

A la sombra bajo los soportales. Plaza de CadalsoLa importante situación estratégica da lugar a una red de fortificaciones de cariz defensivo, estrategias de control territorial sobre los movimientos pendulares de cristianos y musulmanes. Tras la conquista definitiva por Alfonso IX, se trata de repoblar el territorio fijando población, otorgando privilegios y mercedes que quedan representados por los "rollos" (destaca el de Torre de Don Miguel) a la entrada de las villas. En un principio, queda bajo control jurisdiccional y administrativo de la Orden de Alcántara, encargándose de la defensa y que posteriormente asumiría, también, el mando económico, originando una serie de episodios bélicos menores que dieron lugar a cuatro encomiendas: Santibáñez el Alto, Eljas, Moraleja y Villasbuenas de Gata. Con la configuración provincial propuesta por Claudio Coello, se incorporan a Cáceres los municipios del corregimiento del Jálama (Descargamaría. Robledillo de Gata, Villamiel, San Martín de Trevejo y Trevejo), pasando Hoyos a ser cabeza del partido judicial de la comarca.

La mano del hombre ha modelado, a su antojo, un paisaje único en función de los modos de producción, unidos al saber hacer tradicional/artesanal y a las técnicas disponibles en cada momento.

San Blas en Valverde del FresnoSin duda, es este un espacio rural de enorme potencial agrario, sector económico que se encuentra sumido en una crisis coyuntural, situación que se trata de eludir con a diversificación de actividades. El agrosistema dehesa aún se mantiene como pilar económico al tiempo que recobra un importantísimo valor ecológico (unidad paisajística de gran valor natural y cultural), dentro del mareo de las políticas de conservación y reconstrucción de espacios. Son explotaciones estructural y funcionalmente complejas, causas que se confieren cierta estabilidad a la vez que le restan capacidad productiva, centrada principalmente en el aprovechamiento ganadero (ovino, caprino, vacuno y porcino extensivo), agrícola (cultivos anuales y pastos), forestal (madera, corcho, leda y bellotas) y cinegético (caza mayor y menor).

Fiesta de San Blas en CillerosEs un sistema creado por los intereses del hombre y está muy bien adaptado a la explotación humana.

Dentro del espacio cultivado, el olivar (aceituna de manzanilla cacereña y aceite virgen extra con denominación de origen Gata-Hurdes) constituye el punto fuerte del paisaje agrario tradicional y al que se dedica más del 50% del espacio productivo.

Se extiende por terrenos con frerte pendiente, situación que ha sido acondicionada gracias a la construcción de un costoso (unidades de tiempo y trabajo) sistema de bancales que da estabilidad al suelo, frenando la acción erosiva sobre el mismo.

Fachada con escudo nobiliario en TorreLos viñedos, aunque ocupan una superficie más reducida, dan lugar a los afamados caldos de Descargamaría, Cadalso y Robledillo de Gata, mencionados por Cervantes en "El Licenciado Vidriera" .

Hoy encuentran, en el incipiente asociacionismo (cooperativa de vinos de Sierra de Gata), un apoyo necesario para darse a conocer, trascendiendo las fronteras, como excelentes vinos de pitarra.

La agricultura de regadío, desarrollada de manera intensiva en la vega de Moraleja, se ve favorecida por ser el colector natural de los diferentes cauces fluviales y la construcción del embalse de Borbollón, dando lugar a una extensa variedad de productos hortícolas e industriales (maíz y tabaco principalmente).

Iglesia de DescargamaríaEste es un espacio, por nivel de concentración de población, nivel económico, estructuras agrarias, modos de producción y nivel de tecnificación, que constituye la antítesis del paisaje serrano.

La artesanía, rica y diversificada otrora, ha sufrido un declive y merma en los colectivos que formaban les diferentes gremios artesanales, aunque no ha conseguido acabar con el saber hacer que se transmite, a titulo personal, de generación en generación.

Desde distintos organismos e instituciones se está intentando dar un nuevo impulso a esta actividad, tan arraigada en nuestras gentes, y permitir que ciertas actividades recobren todo el esplendor que ostentaban en fechas pasadas.

                  Iglesia de Villanueva de la Sierra                            El Rollo de Moraleja

Las encajeras de bolillos distribuidas por toda la sierra (pero con mayor influencia en Acebo) tejen con simples hilos auténticas filigranas que se destinan a decorar los juegos de cama, mantelería y pañuelos que las hijas heredan en forma de ajuar.

El maestro orive de Gata, con gran paciencia y meticulosidad, elabora magníficas obras de arte en oro y plata (anillos, pendientes, collares, gargantillas, broches, cruces, etc.) que son lucidos, en todo su esplendor, por los vecinos en las fiestas patronales. Los ulladores de madera y piedra, los ebanistas que elaboran cestos y canastos utilizados en las labores de recolección de los productos agricolas, los silleros que construyen piezas de gran resistencia y durabilidad, artesanos del cuero y la producción de instrumentos musicales (flautas, dulzainas, tamboriles y cencerros) son algunas muestras de la tradición manual de la sierra de Gata.


© Senderos de Extremadura,1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]