senderos de extremadura
LLANOS ADEHESADOS DE LLERA

SIERRA GRANDE-RÍO MATACHEL.

 

Asociación para el desarrollo de Sierra Grande - Río Matachel


MILENARIO TERRITORIO DE CONTRASTES

TERRITORIO DE CONTRASTES

SIERRA GRANDE DE HORNACHOSEn el centro geográfico de la Baja Extremadura encontramos un territorio definido como un espacio transitorio entre las Vegas Altas del Guadiana al norte, Tierra de Barros al oeste, La Serena al este y al sur la Campiña y Tierras de Zafra, esta es la comarca de Sierra Grande-Río Matachel, formada por los municipios de Hinojosa del Valle, Hornachos, Llera, Palomas, Puebla de la Reina y Ribera del Fresno. Esta ubicación hace que esta comarca sea un marco de diversidad y contrastes.

El hacer de los tiempos y del hombre ha configurado un complejo territorial vertebrado en tres unidades perfectamente diferenciadas: la sierra, el llano o penillanura y la zona de riberas.

 

VALLE DE LOS MOROS

     Las estribaciones de las sierras centrales de Badajoz, con el imponente bastión cuarcítico de la Sierra Grande de Hornachos hacen de esta comarca el punto de referencia más elevado en muchos kilómetros a la redonda. Con su cota máxima de 943 metros la recortada sierra dibuja todo un cuadro donde el bosque y la maquina mediterránea dominan por doquier. Las pedrizas o pedreras de la falda, acentúan la verticalidad y magnificencia de esta sierra.

LLANOS ADEHESADOS DE LLERA

     Tierra calma, espacios abiertos, la conjugación de la actividad secular del hombre con la naturaleza. Una expresión del bosque mediterráneo modelado, claras dehesas y amplios llanos de aprovechamiento pecuario.

RIO MATACHEL

     El río Matachel, subsidiario de la margen izquierda del Guadiana, recoge los aportes de otras cuencas no menos importantes como el Retín, en la fotografía, Valdemedel, San Juan o Palomillas. En estas riberas se localizan los mejores ejemplos de sotobosque ribereño mediterráneo: fresnos, sauces, mimbreras, charnecas y adelfas muestran su esplendor.

FAUNA Y FLORA

SOTOBOSQUES FLUVIAL MEDITERRANEO     La fauna y particularmente las aves tienen una especial presencia en la comarca, refrendada con la existencia de un espacio natural protegido de 12.000 Has. la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) de Sierra Grande de Hornachos. En ella encontramos una muestra de lo más representativo en grandes rapaces, como el águila imperial ibérica, el buitre leonado, el águila real, búho real, gran variedad de córvidos, insectívoras...

     Las riberas del Matachel son lugar extraordinario para el hábitat de las garzas, cigüeñas, somormujos, fochas y toda una extensa gama de aves acuáticas.

Los espacios de estepa son frecuentados por la avutarda y el sisón, conjuntamente con la ortega y la ganga.

     El bosque mediterráneo en sus más diversas formas de adaptación a la mano del hombre se muestra a lo extenso de toda la comarca, diversas seriales de vegetación conviven en un espacio relativamente reducido, dándose esta circunstancia por la transitoriedad y por variables como la exposición o la altura. Desde los enebrales bien consolidados de las umbrías y partes más altas de la sierra, pasando por los alcornocales, madroñales, agrupaciones de diferentes especies de jaras, encinares, pastizales ricos en gramíneas, hasta llegar a la vegetación riparia donde el carrizo y el taray dan sombra al curso de los intermitentes ríos.

                      BANDADAS DE GRULLAS EN INVIERNO                                  ENEBRO EN SIERRA GRANDE

     La presencia de mamíferos como el jabalí, la gineta, el meloncillo, la comadreja, el zorro, el conejo, la liebre cubren todo ese amplio espectro del gran bagaje de la fauna de este territorio que mantiene su riqueza en la cantidad y calidad de los diferentes biotopos existentes.

HISTORIA Y PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO DE LA COMARCA

PINTURAS RUPESTRES DE SIERRA GRANDE DE HORNACHOS    La prehistoria dejó sus señas de identidad en esta comarca, en la sierra Grande de Hornachos y particularmente en los abrigos de la Sillá, el peñón grande o sierra de Pinos, se encuentran interesantes conjuntos de pinturas esquemáticas correspondientes a la Edad del Bronce. Gran parte de la historia de esta comarca de Sierra Grande-Río Matachel se escribe en torno a los caminos. Caminos estos que comunicaban desde el norte al sur, Andalucia occidental y el valle medio del Guadiana. Este corredor natural, utilizado antes de los romanos, y que hoy se define en parte por el trazado de la Cañada Real Leonesa Occidental, aparece desde la prehistoria, jalonado por un bien número de asentamientos prerromanos y romanos. En este contexto encontramos el enclave de Hornachuelos, en término de Ribera del Fresno, de un valor arqueológico importante, puesto que es una ciudadela con un fuerte dipositivo defensivo, entramo de calles y necrópolis.

En torno a este trazado podemos contemplar los impresionantes miliarios romanos en término de Hinojosa del Valle, los cuales definían la ruta desde Córdoba y Sevilla hasta Mérida.

MILIARIO ROMANO CAÑADA REAL LEONESA OCCIDENTAL EN HINOJOSA DEL VALLE     Los pueblos de la comarca se sedimentan durante la presencia árabe y en el medievo, pero un pueblo resalta de manera importante: Hornachos. Este se consolida como uno de los municipios más pujantes desde el punto de vista socio-económico, siendo el último reducto morisco de la península ibérica, y uno de los más poblados de la misma. En el año 1.610 y a través de la pragmática de expulsión de los moriscos emitida por Felipe III son expulsados definitivamente de allí, instalándose en forma de república en Salé (Marruecos), fundando la actual Rabat donde ejercerían la piratería.

     Toda esta época de presencia e influencia islámica dejará importantes elementos patrimoniales en nuestros municipios. Es así como se impulsa la construcción de bellísimos ejemplares de iglesia mudéjar por parte de la Orden de Santiago, en Hinojosa del Valle, Hornachos, Llera, Palomas y puebla de la Reina.

 

CASA BARROCA DEL S.XVIII (RIBERA DEL FRESNO)    El siglo XVII y XVIII marcan el carácter urbano de los municipios de la comarca con la representación arquitectónica de las casas solariegas, demostrando de algún modo la riqueza de las tierras de algunos pueblos como Ribera del Fresno. Las molduras y los retoques de sus portadas y blacones conjuntamente a la blancura de sus fachadas diseñan un panorama realmente sorprendente y evocador.

    En este territorio se conjugan también con las arquitecturas nobles, excelentes ejemplos, no menos valiosos, de arquitectura y patrimonio tradicional. Prueba de ello son los chozos típicos en piedra de la zona de los Pastueros en Llera, de origen pastoril y ganadero.

 

 

IGLESIA DE SANTA OLALLA. PUEBLA DE LA REINA. ARTE MUDEJAR    Los aires de modernismo y funcionalismo de la arquitectura de finales del XIX y principios del XX se hacen eco en la fisonomía variopinta de algunos edificios como la "casa amarilla" de Ribera del Fresno, en esta línea señalar también el monumental cortijo de "Las Poyatas" en Palomas. En estas construcciones se recoge la sobriedad y la elegancia de estos estilos.

     Ya señalamos la importancia de la presencia de los moriscos en estas tierras, fruto de su presencia y como señal de su herencia podemos adentrarnos en sus formas de vida y cultivo de las tierras a través de las huertas moriscas, que ofrecen especial relevancia en Hornachos y Llera. Toda una serie de zonas microclimáticas, dotadas de una interesante infraestructura hidraúlica son el campo de cultivo de variedades con interesante valor culinario.

PANORÁMICA DE PUEBLA DE PRIOR

 

NUESTRAS FERIAS Y FIESTAS

     Las gentes de nuestra comarca son alegres y festivas y con un amplio arraigo de la tradición, por lo que en nuestros pueblos tiene un amplio abanico de fiestas, casi todas de ellas de carácter religioso, aunque en los últimos años toman gran interés las fiestas de carácter profano. En todos los pueblos se celebran las fiestas que tienen carácter nacional como las Navidades, Semana Santa, carnavales, etc., existiendo por otro lado celebraciones específicas de las distintas localidades.

HUERTA MORISCA DE LA COMARCA             MOLINO. RÍO RETÍN. HINOJOSA DEL  VALLE-LLERA

GASTRONOMÍA

     En cuanto a la gastronomía que es amplia en variedades y salpicada de sabores y olores suculentos, encontramos comidas exquisitas en todos los pueblos, pero a veces con algunas variantes. Los gazpachos, las migas y la caldereta extremeña son comunes en todas las localidades. Tenemos algunos platos típicos como los repápalos con perdiz, la macarraca o los escabeches en Llera, la sopa de ajos y los productos de caza de Hornachos, el cojondongo y el zorongollo de Puebla de la Reina y Palomas, las sardinas en escabeches de Hinojosa del Valle y la caldereta de Puebla del Prior. En cuanto a la repostería, esta es común a todas las localidades comarcales, las perrunillas, las flores, gañotes, los repápalos con leche, los melocotones merengados, las roscas blanca, y un sabroso etc. Esta comarca es también rica en vinos que en muchos casos se viene realizando de manera tradicional, aunque la impronta de la sociedad actual comienza a plasmarse cada día más en procesos de elaboración más rápidos y mecanizados, aunque evidentemente no por ello mejores.

          IGLESIA DE Nª SRA. DE GRACIA. PALOMAS                               CALLEJERO DE RIBERA DEL FRESNO

     Una tradición que hoy día continúa es la matanza artesana donde se obtiene una gran variedad de productos como jamones, lomos, salchichones, chorizos, morcones, etc. Utilizando las antiguas artesas para su adobo y posterior llenado, secado en las cocinas con el humo de las chimeneas y el frío de las heladas.

MAPA DE LA COMARCA




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]