senderos de extremadura

Andando por MONTÁNCHEZ

Textos y Fotos: Antonio Galán Berrocal,
Manuel Mª Galán Berrocal y
Dolores Hoyos Meneses


[Establecimientos de Montánchez en ALEX]

Montánchez, también conocido como "Balcón de Extremadura", es un pueblo situado en la Sierra de San Pedro en pleno corazón geográfico de la región extremeña, justo en el centro del triángulo que forman las ciudades de Cáceres, Mérida y Trujillo.

Pueblo con una larga historia que nos ha dejado innumerables huellas indelebles en forma de patrimonio histórico-artístico.

El monumento más representativo de Montánchez es su CASTILLO. Este enclave está situado en la meseta de un escamado cerro desde el que se domina una amplia extensión de terreno. Durante el siglo XII, como ocurriera con otras fortalezas, las incursiones de los monarcas leoneses permitieron en varias ocasiones su efímera recuperación para las armas cristianas; así ocurrió con Alfonso VII en 1142 y Fernando II en 1166. Pero en todos los casos los musulmanes volvieron a señorearse del lugar al poco tiempo. Su reconquista definitiva por los cristianos se produce en el año 1230 de manos de Alfonso IX. Inmediatamente será donado a la Orden de Santiago, junto con un amplio territorio que ocupa toda la zona central y meridional de la actual provincia de Cáceres a la que con el avance de la Reconquista se añadieron importantes posesiones en el área colindante que recorre de norte a sur la provincia de Badajoz. La alternancia de moros y cristianos en su dominio posibilitó la adición de elementos arquitectónicos de tipología cristiana sobre la primitiva obra musulmana, siendo, en consecuencia, escasos los resto musulmanes que hoy podemos contemplar, centrándose éstos en la zona inferior del cuerpo principal del castillo y en los aljibes que se levantan en el mismo, que datan de finales del siglo XII y principios del XIII. Las aportaciones sucesivas incorporadas por la Orden de Santiago se centraron en el recrecido de muros del cuerpo principal y en el levantamiento de varios recintos y cercas envolventes.

Aparte de su castillo Montánchez dispone de diversos rincones típicos dispersos por la localidad; como el barrio musulmán conocido como "el Canchalejo" con angostas calles que reflejan una arquitectura civil propia de la zona y por el que el visitante puede contemplar la caída del sol al finalizar el día, también podemos encontrar perdidos por las callejuelas varios arcos que comunican sus vías peatonales.

Diseminadas por la población se encuentran distintas casas nobles, de aspectos sólido, aveces con portadas decoradas y con escudos nobiliarios o de la Orden de Santiago, con puertas y ventanas sillerías; entre éstas pueden citarse la casa de la Inquisición y varias casas de la Plaza Mayor incluido el Ayuntamiento, porticado

Detrás de la iglesia parroquial, edificio de estilo barroco de finales del siglo XVII, encontramos el "Campanario" que perdura desde la Edad Media siendo uno de los pocos que se encuentra separado de la iglesia parroquial por lo que presenta una identidad propia.

Recorriendo las calles encontramos numerosas cruces talladas en granito, entre las que destacan la cruz ubicada en la plaza de "los Mártires" y la situada en la salida del municipio.

En la plaza del Altozano destaca una atractiva fuente que se organiza a diferentes alturas para salvar el desnivel del terreno sobre el que se asienta; otra notable fuente es la conocida como la fuente de los dos caídos en la que destaca una cruz de cantería y a sus pies tienen salida los dos chorros de agua.

No podemos olvidar, en este somero paseo por Montánchez, sus ermitas, de diferentes estilos artísticos y diseminadas por todos los barrios. Cada una presenta de manera personalizada su propia historia, entre las que cabe destacar las siguientes ermitas:

  • La Ermita de la Virgen del Castillo, construcción barroca con presbiterio de finales del siglo XVII y el resto del edificio del siglo XVIII, que presenta pinturas al fresco de los cuatro evangelistas sobre las pechinas, adoración de los pastores, adoración de los Reyes Magos en los muros laterales y en la cúpula Dios Padre y elementos florales (con firma de Lucenqui 1804).
  • La Ermita de la Soledad es un edificio de mampostería con sillares en las esquinas y que consta de una nave con dos tramos cubiertos con tres paños en forma de artesa, y cabecera con bóveda esquifada, todo sobre arcos de medio punto que arrancan de pilastras adosadas, es una obra de tipo popular, con inscripción en su interior que la fecha entre 1665 y 1668.
  • Más ermitas que se pueden ver son las Ermita de Santo Domingo en las afueras del pueblo construida en el siglo XVIII, la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios que es una obra del siglo XVI, la Ermita de San Blas de finales del siglo XVI y otras.

La naturaleza tampoco quiso pasar desapercibida por esta zona geográfica quedándonos unos paisajes de valor incalculable, así hizo germinar un gran número de árboles legendarios como el castaño, el roble y ¿cómo no? la encina y el alcornoque que junto con otras especies autóctonas del bosque mediterráneo y sus recónditos y abruptos caminos hacen de Montánchez el lugar idóneo para realizar la práctica del senderismo por las rutas que actualmente se están habilitando, permitiendo al aventurero disfrutar de parajes naturales vírgenes como la Rivera de Robledo, donde encontramos numerosos molinos hidráulicos que antaño eran utilizados para convertir el trigo en blanca harina; como la ruta de la Garganta y de la Sierra por los Castañares, sendero este último desde el que se puede contemplar una vasta porción de terreno. Distribuidas por todos los senderos podemos disfrutar de abundantes fuentes y arroyos de donde mana la cristalina y fresca agua de la Sierra.

Para los amantes de los deportes en la naturaleza se dispone, además de maravillosas rutas donde hacer senderismo, de una pista de despegue para parapentes, actividad ésta muy practicada en este municipio.

Una primera visión de lo que nos espera en el entorno natural de Montánchez la podemos percibir a través de los paneles expuestos en el centro de interpretación medioambiental ubicado en la localidad.

El nombre de Montánchez está íntimamente relacionado con el aroma del jamón, plato que puede degustarse en cualquier restaurante o mesón, y, cuya elaboración ancestral es fruto de un voluminoso bagaje cultural que se ha ido heredando de generación en generación manteniéndose en un buen saber hacer de los jamoneros montanchegos. Si bien, es verdad que el clima limpio y fresco de la sierra ayuda a estos artesanos del paladar a deleitar a todo aquel visitante que decida acudir a degustar los sabores de esta tierra.

Las fiestas son parte de la idiosincrasia de Montánchez. Festividades importantes son:
- Las fiestas patronales durante los primeros días de septiembre en las que la Patrona baja de su Santuario en el Castillo hasta la iglesia parroquial.
- Los carnavales con su figura más representativa "el jurramacho", es una festividad que cuenta con un gran renombre y una larga tradición, pues históricamente, ni el absolutismo del siglo XVIII, el Reformismo Liberal del XIX o el franquismo en el XX, consiguieron suprimir una fiesta que ha pervivido sin interrupción hasta la actualidad.
- También existen fiestas de índole más religiosa como la Semana Santa en la que se saca en procesión imágenes como la de Jesús Nazareno (talla del siglo XVIII) y la Virgen de la Soledad (del mismo siglo).
- La fiesta de San Blas comienza la madrugada del día 3 de Febrero con una hoguera delante de la ermita y al día siguiente sale en desfile el habitual "Ramo", en el que las mujeres de la localidad, ataviadas con trajes regionales pasean numerosos platos típicos sobre sus cabezas por las calles del pueblo, acompañadas por la banda de música que entona partituras tradicionales durante el recorrido.

A pesar del esfuerzo vertido por los autores de este artículo, Montánchez no queda reflejado en toda su magnitud, haciéndose necesario que el visitante, aventurero,... pase a descubrir lo que Montánchez aún encierra en su interior.

 

 

                                


© Senderos de Extremadura,1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

Portada Volver al índice
[Volver al sumario] [volver al índice general]